Eurovisión Eurovisión 2024 Suecia

Malmö hace balance tras un complicado festival: “Nos tomaremos un descanso de Eurovisión por un tiempo”

Los responsables de la ciudad afirman que ha sido una edición “costosa” en términos de seguridad. Por su parte, los comerciantes locales se muestran bastante decepcionados ante un festival en el que pusieron muchas expectativas

Han pasado varios días desde el cierre del Festival de Eurovisión 2024. La 68º edición del certamen europeo pasará a la historia como una de las más complejas, tensas y oscuras de su historia. Se trató de una edición polémica y convulsa que al menos finalizó con una buena noticia: el gran triunfo de Nemo, le representante de Suiza, con su exitoso «The Code».

La ciudad de Malmö tenía unas altas expectativas. En su tercera ocasión como capital europea de la música eurovisiva, la localidad sueca buscaba que el festival fuera una gran celebración. Sin embargo, el difícil contexto internacional sumado a las erróneas decisiones tomadas y a las nefasta organización por parte de la Unión Europea de Radiodifusión (EBU en sus siglas en inglés) han complicado el festival.

A la hora de hacer balance, esta edición ha supuesto un alto coste económico y de imagen para la ciudad sueca. Sin embargo, los responsables de Malmö, en palabras de la directora del proyecto, Karin Karlsson, sostienen que desde la EBU y la emisora anfitriona SVT, las reacciones han sido positivas, aunque sin entrar en más detalles. En cambio, estas declaraciones contrastan con las de las delegaciones y visitantes que asistieron al festival.

En un principio, el Ayuntamiento anunció que destinarían un presupuesto de 30 millones de coronas suecas (2,5 millones de euros). “En las próximas semanas repasaremos las cifras”, afirma Karin Karlsson. La responsable reconoce que el coste de seguridad se incrementará. Para ello, recuerda la cantidad que se destinó en 2013, cuando la ciudad dedicó 5 millones de coronas suecas (unos 427.465 euros)

Por su parte, Karlsson sostiene que pasará algún tiempo hasta que Malmö vuelva a organizar la competición. Afirmaciones en la línea de lo que relata la presidenta de la junta municipal, Katrin Stjernfeldt Jammeh.

“Creo que Malmö se tomará un descanso de Eurovisión por un tiempo. Está claro que queremos volver a hacerlo, pero si ganáramos en 2025, supongo que no estaríamos en el grupo que solicita Eurovisión. Pero la política puede querer algo más”

Karin Karlsson, directora del proyecto Malmö 2024

Desde la SVT suscriben estas declaraciones. “Entre 2013 y 2024 han pasado casi diez años, así que parece una distancia razonable, afirman. Por tanto, sostienen que no volverán a postularse para albergar el Festival de Eurovisión en un futuro cercano después de un año “tenso”.

“No se puede decir que hayamos tenido un año muy bueno, pero tampoco malo. Fue un año tenso y muy costoso en términos de seguridad. Si Suecia gana el año que viene y recibimos una oferta, la rechazaremos

Karin Karlsson, directora del proyecto Malmö 2024

Decepción entre los hosteleros de Malmö: “volumen de negocio como una semana normal”

Los restaurantes de Malmö también han analizado su nivel de negocio durante la semana eurovisiva. Los locales de la ciudad sueca se han mostrado decepcionados ante la que esperaban que sería una gran oportunidad para recibir clientes locales e internacionales.

El nivel de visitantes ha sido discreto. Algunos de ellos hablan de que ha sido su peor semana desde la pandemia de Coronavirus. Lo cierto es que las expectativas sobre el turismo durante el Festival de Eurovisión en Malmö eran altas, y los resultados han echado por tierra las esperanzas de los negocios de la ciudad.

Ante esta situación de inseguridad, cierres de calles y ambiente pesimista entre los visitantes, algunos negocios decidieron cerrar porque el número de clientes era muy bajo.

La sensación de inseguridad, falta de libertad y tensión en Malmö junto a unos altísimos precios en la ciudad sueca, favoreció que muchos visitantes se trasladaran a Copenhague (Dinamarca), a escasos minutos de la sede del festival. No solo a nivel de comercios y restaurantes, sino también para hospedarse en hoteles de la capital danesa.

“He hablado con otros restaurantes que han tenido su peor semana desde la pandemia. Ha costado demasiado mantener los restaurantes en funcionamiento. Estaba bastante desierto, se echaba de menos a los turistas y el bullicio. No salió como esperaba

Alexander Pidiakis, restaurante Drottningtorget

Los hosteleros de Malmö coinciden a la hora de hablar de las causas. Todo ellos afirman que la situación de inseguridad del Malmö junto a la publicidad negativa de esta edición ha hecho que el flujo de turistas no haya sido el esperado.

La que tenía que haber sido una celebración de la música, la diversidad y la alegría, se tornó en una de las ediciones más compleja, tensas e inseguras de las últimas décadas.

Por su parte, los negocios de Malmö afirman que las delegaciones extranjeras fueron la salvación gracias a sus reservas y consumiciones diarias. Sin embargo, solo han conseguido mantener un nivel de negocios similar al de una semana normal del año.

Malmö Live Congress And Concert Hall / malmolive.se

Malmö: una ciudad blindada con gran despliegue de seguridad

La competición de este año se ha visto afectada por las críticas y protestas debido a la participación de Israel. Las concentraciones han sido numerosas y las más tensas las sucedidas el día de la gran final donde varios manifestantes fueron detenidos frente al Malmö Arena. Entre los activistas arrestados estuvo la líder ecologista Greta Thunberg.

En los meses previos, los sabotajes a carteles e infraestructuras del festival fueron habituales. Por ello, la ciudad se blindó con un despliegue de seguridad que contó con apoyos de Noruega y Dinamarca con el objetivo de mantener el orden público.

En el aspecto de seguridad, Karin Karlsson destaca que la ciudad acertó en lo que pretendía: “que los visitantes de todos los países se sintieran bienvenidos, incluidos y escuchados de una manera agradable.

Por su parte, de los eventos planteados paralelamente a la celebración del festival, la tradicional Eurovision Village que tuvo lugar en Folkets Park (Parque del Pueblo) no ha recibido los visitantes esperados. De los artistas presentados en el programa previo, muchos de ellos fueron anunciando su negativa a participar debido a la presencia de Israel. Entre ellos, destacaron las ausencias de Medina, Dotter, Titiyo, Magnus Carlsson, Crying Day Care Choir y Nevergreens.

Friisgatan / malmo.se

A todo ello, se sumó una deslucida alfombra turquesa y la cancelación de la Eurovision Street entre Triangeln Square y Folkets Park.

El balance en todos los términos de este Festival de Eurovisión 2024 ha sido negativo y muy decepcionante. Tras su celebración, artistas y delegaciones han relatado los momentos complejos que vivieron durante su participación, a los que ahora se suman los propios comerciantes y hosteleros.

Por tanto, el sueño eurovisivo de Malmö donde celebrar la unidad de todos los países alrededor de la música se tornó en pesadilla.

Festival de Eurovisión 2024: “United By Music”

El Festival de Eurovisión 2024 se celebró en Malmö (Suecia) el 7, 9 y 11 de mayo. En la 68º edición se mantuvo el nivel de participación en la edición previa de Liverpool 2023 con un total de 37 países. Entre ellos, destacó el regreso de Luxemburgo tras más de 30 años de ausencia y la retirada de Rumanía.

Nemo fue le ganadore de Eurovisión 2024 con un total de 591 puntos, tras arrasar en las votaciones del jurado nacional y quedar en 5ª lugar del televoto. Su victoria le convierte además en le primer representante no binario en llevarse el micrófono de cristal de Eurovisión.

El festival ha sido una celebración de la música sueca, con un homenaje especial al grupo ABBA, que marcó un hito en la historia de Eurovisión y de la música pop.

Suecia es uno de los países más exitosos en Eurovisión, cuenta con un total de siete victorias al igual que Irlanda, siendo ambos los países que más veces han ganado el certamen. Además de ABBA y Loreen en dos ocasiones, también han ganado Herreys, Carola, Charlotte Nilsson o Måns Zelmerlöw.

Bajo el lema de “United By Music”, el certamen europeo en su 68º edición contó con un theme art colorido y luminoso que se aparta del clásico logotipo. Apostaron por la sencillez, la originalidad y el minimalismo que siempre ha caracterizado el diseño sueco.

“The Eurovision Lights” (“Las luces de Eurovisión”) guiró en torno a la aurora boreal y el ritmo armónico de los ecualizadores de sonido. Destacaron los amarillosnaranjasrosas violetas que combinados inundan de color y luz la pantalla, dotando de dinamismo al concepto.


Fuentes:GP, SVT
Eurovisión