Eurovisión Junior Dinamarca

Sophia gana el Melodi Grand Prix Junior 2023 danés

Dinamarca se ha emocionado con su canción «Det’ Bare Tanker» en la 23° edición del concurso infantil nacional precursor de Eurovisión Junior

Dinamarca ha celebrado este sábado 18 de febrero la 23° edición del Melodi Grand Prix Junior 2023. La gran cita musical para jóvenes artistas daneses ha tenido lugar desde el Arena Næstved de la ciudad con el mismo nombre con Jonas Madsen y Stephania Potalivo como maestros de ceremonias.

Un total de 8 actuaciones, que niñas y niños entre 8 a 15 años se han encargado de hacer realidad, han sido las que han conformado el evento de este año en busca de convertirse en la mejor del año. La propuesta ganadora ha sido la joven Sophia y su “Det´ Bare Tanker”.

RESULTADOS SUPERFINAL MELODI GRAND PRIX JUNIOR 2023

La gran tarde del Melodi Grand Prix Junior 2023 se ha desarrollado como es habitual en dos fases. En la primera parte de la celebración, los artistas participantes de este año se han subido al escenario para impresionarnos con sus sensacionales 8 actuaciones y tras concluir la primera ronda de votación, los espectadores han elegido a las 3 mejores interpretaciones que han vuelto a actuar por segunda vez en una Superfinal a tres, de la que ha terminado saliendo el ganador con los siguientes resultados:

La canción ganadora fue elegida por el público a través de un sistema de televoto mediante SMS. El coste de cada voto ha sido de 1 corona danesa (aproximadamente unos 0,13€). Los espectadores sólo podían votar una vez a cada propuesta por cada teléfono móvil, pero sí podían votar a más de un artista diferente.

DETALLES DEL MELODI GRAND PRIX JUNIOR 2023

La preparación de la 23º edición del Melodi Grand Prix Junior comenzó junto al finalizar el festival de 2022, el 26 de febrero. En ese momento, DR abrió la convocatoria de recepción de propuestas a través de su web.

El plazo estuvo abierto hasta finales de agosto. Tras finalizar el proceso de selección, los responsables de DR eligieron las solicitudes que pasaron a las siguientes fases.

Los finalistas fueron desvelados en enero, a través de su web. Además, sus canciones se pusieron a la venta en todas las plataformas digitales. El álbum oficial el MGP Junior 2023 ha sido uno de los más escuchados en Dinamarca.

Una edición más, DR ha mantenido el reglamento del MGP Junior sin modificaciones significativas. Estas son algunas de las normas más destacadas:  

  • DR confirma que los derechos de las canciones son de los artistas concursantes, que también actúan como compositores y letristas. De hecho, la televisión pública ayuda a los jóvenes artistas a inscribir sus temas en KODA, la asociación de derechos de autor de músicos que garantiza que reciban un pago cuando su música se reproduzca en público.
  • La televisión danesa pone la obligación de que las canciones deben ser cantadas en danés y por jóvenes artistas que residan habitualmente en Dinamarca. Además, todos los que pisen el escenario en calidad cantantes deberán haber formado parte de la creación musical de la canción.
  • Se establece una duración de entre 2:30 y 3:00 minutos y no pueden ser publicadas antes de que lo haga la televisión danesa.
  • Los concursantes deben ser artistas noveles sin experiencia y no pueden tener contrato con compañías discográficas. Además, no permiten que hayan formado parte de otros programas o con experiencia en redes sociales porque estas situaciones producen “ventajas competitivas” frente a sus compañeros de edición.
  • El estilismo y la ropa utilizada en el espectáculo siempre es revisado y aprobado por los responsables de DR.

Por su parte, la venta de entradas para el MGP Junior 2023 comenzó el viernes 25 de noviembre a las 10.00, a través de la plataforma de compra online de DR Koncerthuset. Pudieron adquirirse boletos para la final del sábado y para el ensayo general del día previo.

Para un espectáculo tan popular entre el público danés, la web oficial del MGP Junior 2023 ofrece a los niños y niñas gran cantidad de material imprimible para disfrutar del concurso desde casa. Gorrospajaritasbanderitas para la comida y la bebida, invitacionesbanderinessombreros y hasta un micrófono. Todo ello junto a la tradicional scorecard en la que los espectadores daneses podrán valorar a sus artistas favoritos.

MGP Y EUROVISIÓN JUNIOR, DOS CAMINOS MUY SEPARADOS QUE UN DÍA LLEGARON A IR DE LA MANO

Muy probablemente te habrás percatado de que la gran gala final del MGP que Dinamarca ha preparado esta noche posee muchos puntos en común con otro festival musical juvenil que conocemos muy de cerca, Eurovisión Junior. Esta coincidencia de elementos no es fruto de la casualidad, ya que como te contaremos, ambos eventos de gran formato llegaron a estar muy unidos durante unos cortos pero intensos años, que cada vez quedan más atrás. Sendos festivales continuan su andadura paralelamente con un espíritu muy distinto, con grandes diferencias en su filosofía, pero en definitiva, con un mismo y gran propósito, dar a las nuevas generaciones de artistas un gran escenario y micrófono para que su música llegue lo más lejos posible, haciéndola llegar lo más lejos posible. Te contamos toda la historia a continuación.

A las puertas de la década de los 2000s, el equipo directivo de la televisión pública danesa DR se enfrentaba a una paulatina pero incesante fuga de las nuevas generaciones respecto a su programación, que se sentía cada vez más desapegada de los contenidos y migraba a canales temáticos incipientes que eran capaces de cubrir sus nuevas tecnologías. Ante esta crítica situación, se comenzaron a buscar nuevos contenidos atractivos para los jóvenes del país, concluyendo que un festival musical juvenil semblante al Dansk Melodi Grand Prix podría ser la clave para revertir esa tendencia a la baja. Según los estudios de audiencias, uno de los eventos más seguidos por el público joven danés era la que hasta hoy día sigue siendo la preselección del país para el Festival de Eurovisión. Así nacía el MGP (Børne1erens Melodi Grand Prix en su primera edición), un concurso infantil que buscaba encontrar a la mejor canción juvenil de Dinamarca en un show lleno de color, diversión y acción. Se trataba de un concepto nunca visto que acabó resultando en un aplastante éxito en audiencias y conversación social.

Tras una primera edición donde FemininuM se hacía con la victoria de la mano de su tema Sort sort snak, todas las miradas se pusieron en como magnificar el gran fenómeno despertado con el nuevo proyecto de la factoría danesa. Rápidamente, comenzaría una incesante fiebre de los festivales infantiles que se acabaría extendiéndose a toda Europa, a imagen y semejanza de este show danés. Primero serían Noruega y Suecia, que de la mano de la propia Dinamarca acabarían creando el MGP Nordic en 2002, una gran competición entre cantantes nóveles de los países escandinavos. Los cantantes que tomaban parte de esta multitudinaria iniciativa eran seleccionados a través de preselecciones a cargo de cada país participante. Suecia creaba así su Lilla Melodifestivalen, mientras que Noruega iniciaba la andadura de su MGP Jr., que sobrevive hasta la actualidad. Dinamarca, por su parte, siguió organizando su MGP, germen de todos los movimientos posteriores.

Un año después de este primer MGP Nordic, donde vencía Rapp y su Kickflipper, la Unión Europea de Radiodifusión en colaboración con la propia DR, decidían dar un paso más allá y crear un nuevo festival paneuropeo a imagen y semajanza de Eurovisión senior, con la diferencia que que sus participantes serían niños. Así nacía Eurovisión Junior, cuya primera edición se desarrollaría en la capital danesa de Copenhague. Así, la experienciada DR ponía todos sus conocimientos organizando y produciendo festivales infantiles al servicio de esta nueva iniciativa a nivel europeo. El certamen, que contó con 16 participantes en su primera edición, resultó ser todo un éxito entre las radiodifusoras que tomaron parte, garantizando así su continuidad. Esta primera edición la acabaría ganando Croacia, gracias a su gran estrella Dino Jelusic y el tema ti si moja prva ljubav. Dinamarca quedaba en una honorable cuarta posición.

Solo dos años después nos despertábamos con una terrible noticia, Dinamarca abandonaba el festival solo 3 años después de su puesta en marcha. No lo hacía sola, además, sino que por el camino perdíamos también a dos queridos países nórdicos, Noruega y Suecia. Este último volvería a la competición en la próxima edición, pero de la mano de la inestable y efímera televisión privada TV3. Todo el bloque de países nórdicos retomaba así la producción de su MGP Nordic, que buscaba sustituir el hueco dejado en sus parrillas por la ausencia de Eurovisión Junior en los años venideros.

DINAMARCA, CADA VEZ MÁS ALEJADA DE EUROVISIÓN JUNIOR

Las diferencias de estos países nórdicos con la deriva que fue tomando el Festival de Eurovisión Junior fue el detonante para que se marcharan por la puerta de atrás. Según estas naciones, el show inicialmente concebido como una plataforma divertida e inocente se estaba profesionalizando demasiado, asemejándose más a su homónimo adulto antes que a una producción familiar y para las audiencias más jóvenes. Las acusaciones no se quedaron ahí, sino que llegaron a insinuar que el certamen sobreexponía a los menores o que permitía el uso de vestuarios y maquillajes inapropiados y adultos, tachándolo como un hecho inadmisible. Incluso la televisión noruega llegó a tildar la actuación de nuestra María Isabel como provocativa debido a su vestuario.

Ciñéndonos al espectáculo vivido esta noche, cabe destacar que a primera vista no se ve una distancia tan grande en contraposición con Eurovisión Junior como cabría esperar. Aunque una de las críticas más repetidas hacia la versión europea del formato es la profesionalización del mismo, lo cierto es que hemos podido presenciar un gran despliegue técnico de luces, puestas en escena y cámaras sobre un enorme escenario que poco tiene que envidiar a los de Eurovisión Junior, poniendo a los menores en una tesitura muy similar a la que se encontrarían si finalmente viajaran a Francia este diciembre. Asimismo, todas las canciones han sido interpretadas en el idioma nacional del país, tal y como ocurre en la versión paneuropea del formato. En el otro lado de la balanza estarían otros aspectos menores, que difieren razonablemente entre ambas producciones. La autoría de las canciones participantes por parte de los jóvenes artistas sería una de las principales bazas.

Presentadores del MGP 2023 frente al escenario (Imagen: DR)

La postura del ente danés sigue siendo bastante similar en la actualidad, 18 años después de su catastrófica retirada en 2005. Remitiéndonos a las declaraciones recogidas en este mismo medio pocas horas de la retransmisión de Eurovisión Junior 2022, la DR declaraba no tener planes a corto ni medio plazo de volver al certamen, al menos por ahora. La televisión danesa declara estar centrada en la producción infantil doméstica, en la que prefieren invertir esfuerzos antes que embarcarse en una nueva participación en Eurovisión Junior. ¿Volveremos a ver algún día al país nórdico sobre el escenario del eurofestival infantil?

DINAMARCA EN EUROVISIÓN JUNIOR

La relación entre Dinamarca y el Festival de Eurovisión Junior se podría resumir en corta pero intensa, como ya comentábamos anteriormente, siendo un país clave para la puesta en marcha del certamen durante sus primeros años de existencia pero que repentinamente pasó del amor al odio.

Todo comenzó en el año 2000 con la creación de un pionero y novedoso festival musical infantil por parte de la DR danesa, el MGP Junior, en el que distintos artistas nóveles de la nación buscaban impresionar al público con canciones originales e inéditas, a imagen y semejanza de su homólogo adulto el Dansk Melodi Grand Prix. La primera edición en la que el dúo FemininuM y su canción Sort sort snak se hacían con la victoria, se zanjaba con un éxito aplastante de interés y audiencias, llamando la atención de otras radiodifusoras nórdicas como la NRK noruega o la SVT sueca en las ediciones venideras. De esta manera se abrió una nueva senda por explorar de festivales musicales infantiles comenzando por el MGP Nordic en 2002, que enfrentó a cantantes infantiles provenientes de DinamarcaSuecia y Noruega en sus primeras ediciones hasta la incorporación de Finlandia en 2007.

Logo de Eurovisión Junior 2003, celebrado en la capital danesa de Copenhague

La Unión Europea de Radiodifusión también vio un gran potencial en este evento, adaptándolo al gran público europeo y realizando la primera edición de un festival bautizado como Eurovisión Junior en 2003, organizado precisamente por Dinamarca desde el Forum Copenhagen de la capital homóloga. Esta primera edición contó con 16 países participantes y supuso un primer cimiento para un festival que pese a sus épocas sombrías y crisis todavía perdura hasta nuestros días. El primer intento del país nórdico vendría de la mano de una jovencísima y anfitriona Anne Gadegaard, que escalaría hasta una más que honorable cuarta posición con su tema Arabiens Drøm, un enérgico uptempo con instrumentalización oriental.

El país se retiró tras la edición de 2005 junto con su vecino nórdico Noruega, dejando como legado únicamente 3 participaciones situadas siempre entre los 5 primeros puestos de la clasificación, destacando el cuarto puesto obtenido por Nicolai Kielstrup en Hasselt, coincidiendo con la última vez en la que veríamos a Dinamarca actuar sobre el escenario del festival.


Fuente:  DR
Eurovisión Junior