Eurovisión Junior

Recordando Eurovisión Junior: Minsk 2018 ¡Se hizo la luz! Un festival de récord

Cada semana, en ESCplus vamos a repasar lo más destacado de todas las ediciones del popular concurso infantil. En este decimosexto capítulo: Minsk 2018

El Festival de Eurovisión Junior está de aniversario. Este 2022, el certamen infantil más popular y de más éxito alcanza su 20º edición. Y como es una ocasión especial, vamos a iniciar un repaso por las diferentes etapas del concurso. Un bonito e interesante recorrido por los artistas, las canciones y algunas curiosidades del festival.

En este nuevo capítulo, continuamos con el repaso a la historia de Eurovisión Junior con su decimosexta edición: Minsk 2018.

MINSK 2018: VUELTA A TIERRAS BIELORRUSAS

En octubre de 2017, inmersos en los preparativos para la celebración del certamen de Tiflis 2017, la Unión Europea de Radiodifusión (UER) decidió cambiar por sorpresa su estrategia de elección de sede del concurso infantil. Hasta ahora, la organización invitaba al país vencedor en la edición previa convirtiéndose en la opción prioritaria. En el caso de declinar el ofrecimiento, las cadenas interesadas presentaban sus propuestas detalladas a la UER y era el Grupo Directivo de Eurovisión Junior quien elegía, tal y como ocurrió con Italia en 2015, cuando la RAI decidió no acoger la competición, trasladándose finalmente a Bulgaria.

Así, en las últimas ediciones, el concurso ha sido albergado en los países vencedores, siendo el caso de Italia el único en el que se tuvo que acudir a un concurso público para elegir sede.

Para escoger el destino de Eurovisión Junior 2018, la UER se puso rápidamente manos a la obra y no esperó a conocer el país ganador en Tiflis (Georgia). Jon Ola Sand, Supervisor Ejecutivo de Eurovisión Junior, destacó que el principal objetivo de este importante cambio en el mecanismo de elección era “garantizar la longevidad del concurso y dar más tiempo para preparar el evento”. Así, el Grupo Directivo de Eurovisión Junior aprobó por unanimidad eliminar la cláusula en las reglas de la competición que le otorgaba a la emisora ganadora el derecho prioritario a ser el anfitrión de la siguiente edición. De esta manera, los miembros de la UER tuvieron la oportunidad de postularse para albergar Eurovisión Junior 2018. Esta sería la primera vez desde 2012 en que el país ganador no fue el primero en tener el derecho a albergar la siguiente edición del festival.

“El cambio de regla permite que el anfitrión del próximo año sea elegido antes. Esto no solo le da más tiempo a la cadena anfitriona para preparar una producción enorme, sino que también protege el futuro de Eurovisión Junior

Jon Ola Sand, Supervisor Ejecutivo de Eurovisión Junior

Así, el 15 de octubre de 2017, se anunció que la emisora nacional bielorrusa BTRC organizaría la 16º edición del concurso, como ya hizo en 2010. Se apostó por Bielorrusia, un país que había participado en todas las ediciones de Eurovisión Junior desde que comenzó el evento en 2003. No trascendió qué otras cadenas públicas habían pujado por los derechos de organización.

“Estamos encantados de anunciar, antes de reunirnos en Tiflis (Georgia) para la competición de 2017, que BTRC será la cadena organizadora de Eurovisión Junior 2018. La solicitud de presentación de BTRC fue extremadamente fuerte y tenemos plena confianza en que pondrán el mismo entusiasmo en los preparativos del evento del próximo año”

Jon Ola Sand, Supervisor Ejecutivo de Eurovisión Junior

BTRC decidió que el festival volvería a Minsk, la capital del país, como ya ocurrió en 2010. La UER destacó que la solicitud de Bielorrusia fue considerada la mejor detallada y preparada. Así, decidieron apostar por una ciudad y una cadena pública de probada capacidad organizativa.

El 21 de noviembre de 2017, el Gobierno de Bielorrusia y la cadena pública BTRC confirmaron la creación de un comité “con el fin de organizar el concurso al más alto nivel de conformidad con los requisitos y estándares europeos. El viceprimer ministro de Bielorrusia, Vasily Zharko, encabezó el grupo encargado de la organización de Eurovisión Junior 2018. Zharko anunció, de manera no oficial, que el Minsk Arena tenía todas las opciones para ser elegido como recinto que albergaría la competición en 2018, aún sin fecha oficial. Sin embargo, el 26 de noviembre de 2017, la emisora anfitriona confirmó aún estaban estudiando la ubicación exacta de la competición, con varios espacios entre las posibles opciones.

“En 2010, subimos el listón competitivo y nos convertimos en un ejemplo en la organización del principal programa de televisión de Europa”

Olga Salamakha, subdirectora de BTRC

Olga Salamakha, subdirectora del canal público, confirmó que la cadena bielorrusa presentó una propuesta junto a otros solicitantes. Finalmente, el Grupo Directivo de Eurovisión Junior aprobó por unanimidad la candidatura de BTRC. “Considerando nuestra buena reputación, buena experiencia, empresa estable, país seguro y, por supuesto, nuestro interés en esta competición, añadió Salamakha. Además, explicó que Bielorrusia fue seleccionada debido a su compromiso a largo plazo con el concurso.

Desde BTRC, destacaron que toda la ciudad de Minsk se involucraría en la preparación del concurso, desde los complejos hoteleros hasta el transporte público. Con el objetivo de “acoger a los visitantes” de la mejor manera posible.

“En 2010, el equipo bielorruso mostró un nivel muy alto. Fue un evento bien organizado, sobre todo, en términos técnicos. Espero con ansias comenzar con los preparativos del espectáculo de Minsk 2018 juntos”

Jon Ola Sand, Supervisor Ejecutivo de Eurovisión Junior

Durante los primeros meses de 2018, la UER y BTRC mantuvieron varias reuniones con el fin de perfilar los aspectos fundamentales de la organización, con el suficiente tiempo para que los preparativos se llevaran a cabo en los plazos pactados. En febrero, representantes de la UER y los miembros del Grupo Directivo se reunieron en Bielorrusia, donde visitaron el Centro Nacional de Exhibiciones BelExpo, como posible emplazamiento para la Ceremonia de Apertura, así como el President-Hotel que sería alojamiento para las delegaciones, los cantantes y sus familias. En las reuniones celebradas en la capital bielorrusa, también se discutieron otros asuntos, como posibles cambios en el sistema de votación tras los numerosos problemas surgidos con la caída y colapso de la plataforma online en la pasada edición.

Finalmente, BTRC desveló los principales detalles sobre la 16º edición de Eurovisión Junior durante el magazine informativo “Glavniy Efir”, el domingo 18 de marzo desde las 19:00 CET. Así, se desveló oficialmente que el Minsk Arena acogería de nuevo el concurso, el domingo 25 de noviembre.

Los organizadores del concurso volvieron a confiar en el mismo recinto que albergó Eurovisión Junior 2010, cuando estaba recién inaugurado. Se trata del espacio multiusos para eventos culturales y deportivos más grande de Bielorrusia, con capacidad para 15.000 espectadores. Era la primera vez en la historia de la competición en la que un mismo recinto acogía el festival infantil en dos ocasiones. Además de ser la 4º vez en la que un mismo país acogía Eurovisión Junior.

Minsk, con casi dos millones de habitantes, estaba lista para celebrar la 16º edición de Eurovisión Junior. El festival volvería a celebrase en un recinto grande, amplio y versátil, que contaba con todas las comodidades y la última tecnología a disposición de la competición.

El Minsk Arena, sede del Festival de Eurovisión Junior 2018, en Minsk (Bielorrusia) se convirtió en el primer recinto en acoger en dos ocasiones el concurso infantil. Imagen: Wikipedia.org

Se baten todos los récords: 20 participantes sobre el escenario del Minsk Arena

La UER marcó el 29 de junio como fecha límite provisional para que los países se inscribieran para participar en Eurovisión Junior 2018. Muchos de los tradicionales participantes en el concurso fueron desvelando durante toda la primera mitad del 2018 sus planes, como fue el caso de Malta, Países Bajos o Rusia.

Durante este tiempo, hubo rumores sobre una posible retirada de Armenia (ARMTV) debido a que no estaban satisfechos con el cambio en el sistema de votación. Así lo declaró Gohar Gasparyan, jefa de delegación en Eurovisión, en una entrevista en el diario armenio News.am. Para Gohar Gasparyan, los 300.000 votos contabilizados por la UER en 2017 era “una cifra demasiado pequeña y no representa las opiniones del público”. Además, confirmó que la televisión armenia ARMTV evaluaría si continuar o no participando en Eurovisión Junior. Finalmente, Armenia siguió formando parte del concurso y, el 24 de julio, la cadena pública desveló los detalles de su preselección Depi Mankakan Evratesil 2018.

Por su parte, la cadena pública de Macedonia del Norte continuaba acumulando grandes deudas con la UER. Pese a la sanción de la organización, el 4 de julio, se confirmó que participarían.

Llegada esa fecha, muchas de las cadenas públicas aún no habían tomado una decisión firme sobre su presencia o no en la competición. No obstante, la UER anunció que la lista de participación todavía no estaba cerrada. Así, hasta finales de septiembre, más países pudieron solicitar a la organización formar parte en el concurso durante un período de inscripción extraordinario. Se conoció que al menos otros dos miembros activos de la UER estaban negociando en ese momento, por lo que la lista podría aumentar.

De esta manera, el 25 de julio, la UER hizo pública la lista oficial de participantes con 19 países, una cifra que suponía un récord de participación. Sin embargo, resultó llamativa la ausencia de Ucrania. El 2 de julio, la cadena pública ucraniana anunció que no participarían en Eurovisión Junior, por lo no estarían presentes en el concurso, por primera vez, desde su debut en 2006.

La cadena UA:PBC decidió retirarse por falta de recursos financieros, aunque avanzaron que, si la situación presupuestaria mejoraba, no descartaban formar parte de la competición en Minsk. “Es una lástima que Ucrania no participe en Eurovisión Junior 2018. En caso de que la situación financiera cambie, por supuesto, trataremos de revisar nuestra participación en Eurovisión Junior 2018”, comentaron desde la oficina de prensa de UA:PBC.

La presencia de Ucrania fue una sorpresa inesperada. El 2 de agosto, la UER y la cadena ucraniana anunciaron que el país no se ausentaría y participaría en Minsk.

Así, finalmente la lista de concursantes ascendió a 20, el mayor número de países participantes de la historia de Eurovisión Junior: Albania (RTSH), Armenia (ARMTV), Australia (ABC), Azerbaiyán (Ictimai), Bielorrusia (BTRC), Francia (France Télévisions), Gales (S4C), Georgia (GPB), Irlanda (TG4), Israel (KAN), Italia (RAI), Kazajistán (Agencia Khabar), Macedonia del Norte (MKRTV), Malta (PBS), Polonia (TVP), Portugal (RTP), Rusia (RTR), Serbia (RTS), Países Bajos (AVROTROS) y Ucrania (UA:PBC).

Respecto a Tiflis 2017, la cifra aumentó en 4 países, donde Chipre (CyBC) fue el único país que decidió apartarse del concurso en 2018. Aunque no se dio ninguna razón específica, en su retirada influyó mucho el último puesto conseguido en 2017. El Director General de CyBC (RIK), Michael Maratheftis, se encargó de confirmar la noticia el 11 de junio.

Recordemos que las reglas de Eurovisión Junior, determinaban un número máximo de 18 participantes. Sin embargo, en esta edición se permitió superar esa cifra debido a que muchos países estaban dispuestos a concursar. Jon Ola Sand reconoció que habría que revisar ese límite porque “el interés estaba aumentando considerablemente”.

Los debuts de Gales y Kazajistán, junto a los retornos de varios países, devolvieron la ilusión por el concurso:

  • El 9 de mayo, desde Gales (S4C) se confirmó que participarían en Eurovisión Junior. Fue la primera vez que una nación del Reino Unido concursaba de forma independiente en el certamen infantil. La decisión de permitir su presencia en el Eurovision Choir 2017 abrió las puestas del certamen infantil a los galeses. El debut de Gales fue posible debido a que ningún canal de Reino Unido quiso formar parte de la competición, dejando a la televisión galesa vía libre para concursar. La cadena anunció su intención de elegir a su representante mediante el programa Chwilio Am Seen.
  • Kazajistán (Agencia Khabar) por fin lo consiguió. Desde su entrada en la UER como miembro asociado en 2016, el país centroasiático ha intentado en varias ocasiones unirse al festival. En Kiev 2013, enviaron una delegación de observadores con el apoyo del Ministerio de Cultura y Deportes. Misma estrategia siguieron en Tiflis 2017, cuando de nuevo acudieron al evento, donde algunos de los niños más talentosos del país, como Daneliya Tuleshova y Muhammedali Zhugunusov pudieron participar en las fiestas del Euroclub. Además, la Agencia Khabar llegó a un acuerdo con la UER para retransmitir Eurovisión Junior 2017. Los responsables del ente kazajo hablaron en ese momento de la posibilidad de debutar en 2018. Finalmente, consiguieron formar parte de la competición tras recibir una invitación formal de la UER. El entonces presidente de Agencia Khabar, Alan Azibahiyev, explicó que, en el poco tiempo que disponían para preparar la candidatura, trataría de llevar a cabo una final nacional para “todos los niños con talento que viven en nuestro país”, con el objetivo de que la audiencia determinara quién viajaría hasta Minsk.

Dentro de la lista de confirmados, tres países ex concursantes volvieron a formar parte de Eurovisión Junior:

  • Azerbaiyán (Ictimai) puso fin a cuatro años de ausencia y regresó a la competición.
  • El 13 de mayo, Francia (France TV) anunció que volverían concursar en Eurovisión Junior, 14 años después de su primera y única participación en Lillehammer 2004. El anuncio lo hizo público la entonces presidenta de France Télévisions, Delphine Ernotte, a través de su perfil oficial en Twitter, días después de que la prensa se hicieran eco de su negativa a formar parte del concurso. La actual presidenta de la UER aprovechó su viaje a Lisboa (Portugal), donde asistió al Festival de Eurovisión 2018, para formalizar el esperado retorno galo a la competición. Delphine confirmó también la intención del ente francés de emitir el concurso a través de su canal principal France 2. Por su parte, decidieron que la selección del representante de Francia se llevaría a cabo mediante elección interna tras una convocatoria previa por Internet. El retorno de Francia fue un hecho muy significativo y positivo. Con Italia y Francia, ahora eran dos los países del Big5 que participaban en Eurovisión Junior. Tras años de ausencia, los grandes países volvían poco a poco a recuperar su peso dentro de la competición, frente a ediciones donde el concurso se hizo por y para los países del Este de Europa.
  • En Israel, la nueva cadena pública KAN culminó su proceso de constitución y pudo formalizar su entrada en la UER cuando cumplió las exigencias de la organización. Así, en 2018, pudo participar en el Festival de Eurovisión 2018, donde obtuvo la cuarta victoria del país. El 22 de mayo, el ente público confirmó que estudiarían su presencia en Minsk en el momento en el que recibieran la invitación formal de la UER. Es muy pronto para decidir todavía, no hemos recibido la invitación formal de la UER para participar en el concurso”, añadieron desde el Comité de Prensa de KAN. Una vez recibida la invitación, los directivos de la cadena israelí debatieron sobre la posibilidad de participar. Desde el primero momento, la intención de la cadena fue la de concursar en la competición, a la espera de la decisión de la dirección de KAN, quienes trataban de encontrar una vía de participación en el certamen. Finalmente, Israel formó parte de la lista de oficial. Esta fue la tercera participación de Israel en Eurovisión Junior, la primera vez con la nueva corporación KAN.

Jon Ola Sand, Supervisor Ejecutivo de la UER, destacó el gran aumento en el interés por el concurso. De hecho, la inclusión de semifinales en el formato fue uno de los temas por los que fue preguntado durante la rueda de prensa celebrada el 22 de noviembre. Si crece el número de países participantes, podríamos incluir semifinales en Eurovisión Junior en los próximos años”, reconoció Jon Ola Sand. Esta decisión repercutiría en la duración de la competición infantil, que se igualaría a la del Festival de Eurovisión, una semana completa.

Por su parte, también estudiarían la duración del show, intentando que no superara demasiado las dos horas. En 2018, el espectáculo fue más largo de lo habitual debido al mayor número de países en competición. En este sentido, desde la UER mostraron su preocupación debido a que alargar demasiado el concurso no sería admitido por muchas cadenas participantes, “por la imposibilidad de situar el festival adecuadamente en sus parrillas de programación”, añadió Jon Ola Sand.

Por su parte, la UER mantuvo intensas y numerosas conversaciones con varias televisiones para participar en el certamen.

El 22 de mayo, Alemania (KiKa) anunció que Eurovisión Junior 2018 se encontraba “fuera de sus planes provisionalmente”. La cadena alemana, pese a que mostró gran interés en anteriores ediciones donde incluso llegaron a enviar observadores a la competición, volvió a justificar su ausencia debido al bajo seguimiento mostrado entre los espectadores alemanes y los altos costos de participación.

Desde Andorra, el Director General de RTVA, Xavier Mujal, confirmo que no participarían en ningún evento de la UER debido a “los costes de participación y a la propia logística de cada uno de los certámenes, que son muy grandes para el pequeño tamaño de la compañía”.

La participación de Bosnia-Herzegovina (BHRT) era imposible debido a que el ente público estaba bajo las sanciones de la UER debido a los altos niveles de deuda, tal y como confirmó Leila Babović, jefa de la delegación en Eurovisión. A BHRT se les negaba el acceso a todos los servicios de UER hasta que hiciera frente a los más de 20 millones de euros de deuda.

Estonia (ETV) se mantuvo fuera de Eurovisión Junior debido a las escasas “capacidades financieras” de la cadena. “No vemos que esta posibilidad surja en el futuro cercano”, añadió la editora jefe de ETV, Marje Jurtšenko.

Con la participación de Gales, se abrió un nuevo precedente para las televisiones de los territorios británicos con el fin de que pudieran concursar en los eventos de la UER por separado. Sin embargo, el 11 de mayo, Escocia (STV) desveló que no tenían ningún plan de participación en el certamen infantil. Recordemos que, en el Reino Unido, BBC, ITV, S4C (Gales) y STV (Escocia) son miembros de pleno derecho dentro de la UER, con el beneplácito de la emisora pública británica BBC. En esta edición, tanto la BBC como ITV declinaron participar lo que permitió la entrada de Gales.

Por su parte, las cadenas públicas de Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Eslovenia, Finlandia, Hungría, Islandia, Letonia, Lituania, Moldavia, Montenegro, Noruega, República Checa, Rumanía, San Marino, Suecia y Suiza desvelaron sus intenciones de no formar parte de Eurovisión Junior. Muchas de estas emisoras de televisión justificaron su decisión debido a problemas económicos o presupuestarios. Otras, en cambio, no dieron razones de su ausencia.

Algunos de estos canales, justificaban su decisión al no estar de acuerdo con los cambios que la UER había introducido en el reglamento, pero sin especificar cuáles eran las modificaciones con las que estaban disconformes. Ese fue el caso de Dinamarca, Eslovenia, Finlandia, Noruega o Rumanía.

En Finlandia (YLE), los responsables de la cadena pública afirmaron que ya contaban con un formato infantil de características similares, el MGP Finland. Defendieron que no veían la necesidad de llevar a sus cantantes a un escenario europeo de mayores dimensiones.

Desde Noruega (NRK), Eva Rutgerson, responsable de contenidos infantiles y miembro del Departamento de Entretenimiento de NRK, anunció que la cadena nórdica no tenía planes de participar en Eurovisión Junior. Para justificar su decisión, declaró que su formato infantil Melodi Grand Prix Junior mantenía su gran éxito y no necesitaban concursar en su “versión internacional”, como seguían describiendo Eurovisión Junior desde todo el bloque nórdico. Así, confirmaron que el presupuesto para concursos musicales infantiles se dedicaba exclusivamente para su espectáculo nacional. Además, criticaron las nuevas reglas impuestas en Eurovisión Junior y haciendo hincapié en que sus concursantes son “compositores y cantan en su lengua materna, noruego o sami”.

En febrero, llegaron noticias desde Dinamarca. La prensa se hizo eco de que Jon Ola Sand había pedido a la televisión danesa DR su regreso a la competición tras 13 años de ausencia. “Con el MGP Junior, su exitosa final nacional, realmente quiero que Dinamarca vuelva a la competición, añadió el Supervisor Ejecutivo de Eurovisión Junior. Por su parte, Olga Salamakha, productora de la televisión anfitriona BTRC, también suscribió y apoyó estas declaraciones de Jon Ola Sand. “Tenemos muchas ganas de ver a Dinamarca de nuevo en la competición, y esperamos verlos más adelante en Minsk”, añadió la responsable bielorrusa.

Sin embargo, el jefe de entretenimiento de la cadena danesa, Jan Lagermand Lundme, minimizó la probabilidad de que Dinamarca regresara al festival y declaró: “Nunca digas nunca, pero mientras el show sea como lo es ahora, definitivamente no vamos a competir de nuevo, Los valores que intentamos transmitir en Dinamarca en los programas infantiles no coinciden con los valores de Eurovisión Junior. Los niños que participan juegan a ser adultos en lugar de actuar como niños, los niños deben ser niños, no deben tratar de imitar algo que no son”. Un año más, por enésima vez, los directivos de DR intentaron desprestigiar de nuevo al festival infantil, volviendo a hacer hincapié en que Eurovisión Junior “se estaba desarrollando en la dirección equivocada.

Jan Lagermand Lundme también se mostró molesto debido a que el ente danés ya no formaba parte de un festival que comenzó en Dinamarca. Sin embargo, sostenía que la responsabilidad era de la UER por no haber llevado a cabo los cambios exigidos por sus predecesores en el cargo, quienes intentaron “llevar el espectáculo en la dirección que queremos.

“Es muy malo para nosotros, porque realmente queríamos ser parte del espectáculo. Participar en Eurovisión Junior sería un paso natural para nosotros después del MGP Junior, pero no funciona cuando sentimos que el programa no se ajusta a los valores daneses”

Jan Lagermand Lundme, director de entretenimiento de DR

Jon Ola Sand respondió a las críticas danesas afirmando que Eurovisión Junior había cambiado mucho desde la última vez que Dinamarca asistió. “Si DR tiene alguna opinión sobre cómo debería ser Eurovisión Junior en el futuro, desde la UER nos gustaría entablar un diálogo al respecto, concluyó Jon Ola Sand.

“Creo que es una pena que DR mire cómo se veía el programa hace 10 años, porque han pasado muchas cosas desde entonces. Me gustaría invitar a DR a que venga y vea la competición de este año, para que puedan comprobar cómo es Eurovisión Junior hoy”

Jon Ola Sand, Supervisor Ejecutivo de Eurovisión Junior

Ante el desdén de muchas de estas cadenas, el 23 de noviembre el Supervisor Ejecutivo del concurso, Jon Ola Sand, celebró una completa rueda de prensa donde dio respuesta a muchas de las preguntas de la prensa acreditada en Eurovisión Junior. Allí, reconoció que era complicado atraerlos a Eurovisión Junior debido a que muchos de ellos contaban con formatos similares en sus parrillas, como Alemania, Bélgica o el bloque nórdico.

Confirmó su intención de seguir trabajando y negociando con todas las cadenas de la organización para conseguir el mayor número de participantes. Sin embargo, reconoció que, al haber alcanzado una cifra récord de concursantes, si el interés sigue en aumento, el formato actual no sería viable y tendría que cambiar hacia un modelo de semifinales.

Roksana Węgiel interpretando su canción «Anyone I Want To Bes» sobre el escenario del Festival de Eurovisión Junior 2018. Imagen: Junioreurovision.tv

Jon Ola Sand: “Hay un gran interés en que España vuelva a Eurovisión Junior y TVE lo sabe”

En 2017, desde RTVE hablaron de la “poca repercusión” de Eurovisión Junior entre los países. En 2018, el concurso superó todos los récords, con 20 concursantes. Y ahora, ¿de qué manera y con qué argumentos el ente público iba a justificar su incomprensible ausencia en Eurovisión Junior?

En 2018, España se mantuvo fuera de la lista de participantes del certamen, tras valorar la decisión de concursar o no durante semanas y los problemas y cambios en el ente derivados de la moción de censura que se produjo en nuestro país entre mayo y junio de ese año, lo que dinamitó la estabilidad del ente público y su capacidad de tomar decisiones de calado como era la vuelta al certamen de Eurovisión Junior. De este período se destaca el nombramiento como administradora única de Rosa María Mateo, que tuvo lugar el 27 de julio de 2018, justo dos días después de que la UER publicase la lista de participantes del certamen.

Con llegada de Ana María Bordas a la delegación española en Eurovisión, en RTVE se dio un giro importante, cambiando la argumentación que hasta ahora daba la corporación sobre los diferentes concursos de la UER. Desde entonces, comenzaron a valorar y estudiar la posibilidad de participar en el resto de eventos de la red Eurovisión.

“Trabajamos muy duro con RTVE, espero que España vuelva a participar en Eurovisión Junior en los próximos años”. Estas declaraciones de Jon Ola Sand ponían respuesta a la recurrente pregunta sobre la participación de España en la competición. En una rueda de prensa celebrada el 23 de noviembre, reconoció que la UER era consciente del gran interés por el certamen que había en España. Es una de nuestras prioridades, amamos a España y esperamos que estén de nuevo con nosotros”, añadió el Supervisor Ejecutivo de Eurovisión Junior. En 2018, Jon Ola Sand, Supervisor Ejecutivo del concurso, intentó “por todos los medios” convencer a la televisión pública española para volver a la competición. El Supervisor Ejecutivo de Eurovisión Junior confirmó que en RTVE eran conscientes del gran interés en entre el público español.

Ver como televisiones importantes como RAI y France TV se involucraban en la competición podría llevar a la cadena pública a volver al concurso. La progresiva participación de Portugal, Francia e Italia hizo que el festival volviera a equilibrar la balanza entre países del Este y los de Occidente.

La UER no era ajena al gran interés y seguimiento que despertaba Eurovisión Junior en nuestro país, a pesar de no participar desde 2006. En su proceso de cambio, Eurovisión Junior se había convertido en un evento social que se vivía activamente en Internet y redes sociales. Y los seguidores españoles supieron subirse rápidamente a ese tren.

Concretamente, en 2018, España fue el país donde más se comentó el concurso en Twitter. Los espectadores y seguidores en Internet de España volvieron a apostar por Eurovisión Junior, consiguiendo que la edición de 2018 fuera tendencia en nuestro país. El hashtag oficial #JESC2018 arrasó en España y volvió a ser Trending Topic durante toda la retransmisión. Esto hizo que España fuera el país que más comentarios registró sobre Eurovisión Junior durante las dos horas y media de competición. Se alcanzaron los 3.906 tweets que consiguieron duplicar los emitidos por Reino Unido, el segundo país que más comentó y que tenía a uno de sus territorios concursando, Gales. Además, según Trendinalia España (@trendinaliaES), el hashtag oficial podría haber tenido un alcance de 973.295 personas. Por su parte, con el nuevo sistema de votación online, los españoles fuimos más participes del concurso, involucrándonos para apoyar a nuestras propuestas favoritas.

Recordemos que la corporación RTVE se encontraba entonces inmersa en un proceso de cambio en la dirección que repercutió también en las decisiones sobre los diferentes eventos y coproducciones de la red Eurovisión.

En 2018, RTVE estuvo presente en dos festivales de la UER, el Festival de Eurovisión y el Festival de Eurovisión de Jóvenes Músicos. Para ello, se apoyó en dos formatos de éxito: “Operación Triunfo” en La 1 y “Clásicos y Reverentes” en La 2. Gracias a ambos festivales, RTVE pudo dar visibilidad y llevar a Europa el talento musical de los jóvenes de nuestro país. La corporación no desaprovechó el gran escaparate que supone la marca Eurovisión en sus diferentes concursos y coproducciones.

A pesar de producirse el esperadísimo regreso de nuestro país al Festival de Eurovisión de Jóvenes Músicos, no ocurrió lo mismo con Eurovisión Junior. También es cierto que la participación en este festival de música clásica requería de menor organización e infraestructura que el certamen infantil. Por tanto, la falta de tiempo habría llevado a RTVE a mantenerse un año más al margen de la competición. El retorno en Eurovisión Junior suponía una serie de preparativos y logística más compleja, al ser un proyecto más grande y que necesitaba de un presupuesto concreto que debía ser aprobado. En todo caso, la nueva directiva veía con buenos ojos la posibilidad de formar parte de Eurovisión Junior en futuras ediciones.

El certamen infantil supondría una gran oportunidad para promocionar el talento infantil español en Europa, miles de niños y niñas de nuestro país podrían descubrir su pasión por Eurovisión, gracias a la versión junior. Muchos jóvenes artistas podrían cumplir sus sueños, como era el caso de la ganadora de la edición de 2018 de La Voz Kids, Melani García, quien hizo una petición para que España regresara a Eurovisión Junior.

A pesar de mantenerse fuera de la competición, el 2 de septiembre, se hizo público que la nueva dirección de RTVE y los nuevos responsables de Eurovisión en el ente público mostraron el compromiso de valorar el retorno de España en próximas ediciones de Eurovisión Junior, cuando la competición se encontraba más viva y resplandeciente que nunca. ¿Se produciría el esperado retorno en 2019?

La ganadora de 2017, Polina Bogusevich, hizo entrega del trofeo a Roksana Węgiel en el escenario de Eurovisión Junior 2018. Imagen: Junioreurovision.tv

31 canales retransmiten el festival en 22 países

La emisión de Eurovisión Junior 2018 a través de Youtube y la web oficial www.junioreurovision.tv continuó alcanzando grandes datos de seguimiento, lo que ayudó también a que la votación online arrasara con casi 1,3 millones de votos.

Si hacemos un recorrido por las diferentes cadenas que programaron el concurso por televisión o radio, hasta 31 canales emitieron Eurovisión Junior 2018, en un total de 22 países.

Extraña decisión de Polonia que decidió emitir el concurso en varios canales temáticos: la emisora infantil TVP ABC, el canal internacional TVP Polonia y el canal de alta definición TVP HD. Sin embargo, ante una inminente victoria, la cadena polaca contraprogramó y trasladó los últimos minutos del concurso a su canal principal TVP 1.

Por su parte, en Ucrania, el ente público UA:PBC dio a Eurovisión Junior su cobertura más amplia hasta la fecha con retransmisiones en directo a través de 3 canales: el principal UA:First, la delegación del ente ucraniano en el disputado territorio de Crimea y en la emisora de temática cultural UA:Kultura. Como parte de la cobertura, todos los canales emitieron los videoclips de los 20 países participantes. Además, del 21 al 25 de noviembre, UA:First programó reportajes diarios del concurso siguiendo a Darina en su viaje a Eurovisión Junior.

En cuanto a las dos cadenas debutantes, Kazajistán retransmitió el evento a través del canal Khabar 24, mientras que, en la cadena galesa S4C, Eurovisión Junior se convirtió en un buque insignia con gran protagonismo en su parrilla de programación. En Gales, el festival contó con comentarios en gaélico de Ellis-Morris y en inglés de Stifyn Parri.

Por su parte, el festival continuó en los canales infantiles de Australia (ABC ME), Israel (KAN Hinuchit), Italia (RAI Gulp), Países Bajos (NPO Zapp) y Rusia (Karousel).

Entre los rostros más conocidos que se encargaron de comentar el festival para sus espectadores, destacan Andri Xhahu (Albania), Stéphane Bern (Francia), Helen Kalandadze (Georgia), Mario Acampa (Italia), Jan Smit (Países Bajos) o Timur Miroshnychenko (Ucrania). Muchas cadenas apostaron por ex representantes de Eurovisión Junior como los armenios Dalita (2011) y Mika (2015). También, participaron concursantes del Festival de Eurovisión como los franceses Madame Monsieur (2018) o el georgiano George Abashidze (2018).

En todos los países, el concurso se emitió en directo, salvo en Australia (ABC), que lo transmitió al día siguiente a las 18:00 (hora local).

La competición de 2018 se retransmitió en los canales internacionales de TVP Polonia (Polonia), RTP Internacional y RTP África (Portugal) y RTS Satelit (Serbia).

La emisora de radio World FM 88.2 de Nueva Zelanda y las cadenas británicas Fun Kids y Radio Six International (Glasgow) transmitieron el espectáculo con los comentarios de Ewan Spence, Sharleen Wright y Ben Robertson.

El Festival de Eurovisión Junior 2018 tuvo lugar el domingo 25 de noviembre desde las 16:00 CET, en directo desde el Minsk Arena de la capital bielorrusa. Evgeny Perlin, Zinaida Kupriyanovich y Helena Meraai fueron los presentadores de la 16º edición del certamen.

PARTICIPANTES

01. Ucrania

Darina Krasnovetska

«Say Love»

Música: Mykhailo Klymenko

Letra: Mykhailo Klymenko, Volodymyr Sharykov & Darina Krasnovetska

02. Portugal

Rita Laranjeira

«Gosto De Tudo (Já Não Gosto De Nada)»

Música y letra: João Só

03. Kazajistán

Daneliya Tuleshova

«Өзіңе Сен (Òzińe Sen)»

Música: Ivan Lopukhov

Letra: Kamila Dairova, Daneliya Tuleshova & Artyom Kuz’menkov

04. Armenia

Efi Gjika

«Barbie»

Música: Efthimia Gjika

Letra: Hristina Gjika

05. Rusia

Anna Filipchuk

«Unbreakable»

Música y letra: Taras Demchuk

06. Países Bajos

Max & Anne

«Samen»

Música: Babette Labeij, Dimitri Veltkamp & Robin van Veen

Letra: Babette Labeij

07. Azerbaiyán

Fidan Huseynova

«I Wanna Be Like You»

Música: Isa Melikov & Fidan Huseynova

Letra: Ayten Ismikhanova & Elvira Michieva

08. Bielorrusia

Daniel Yastremski

«Time»

Música: Kirill Good

Letra: Roman Kolodko

09. Irlanda

Taylor Hynes

«IOU»

Música: Niall Mooney & Jonas Gladnikoff

Letra: Taylor Hynes & Niall Mooney

10. Serbia

Bojana Radovanović

«Svet»

Música: Marija Marić Marković

Letra: Marija Marić Marković & Bojana Radovanović

11. Italia

Melissa & Marco

«What Is Love»

Música: Franco Fasano & Marco Iardella

Letra: Mario Gardini, Fabrizio Palaferri, Marco Boni & Melissa Di Pasca

12. Australia

Jael

«Champion»

Music & Lyrics: MSquared

13. Georgia

Tamar Edilashvili

«Your Voice»

Música: Sopho Toroshelidze

Letra: Aleksandre Lordkipanidze

14. Israel

Noam Dadon

«Children Like These (Yelaad’im Kaeele)»

Música y letra: Eden Hason

15. Francia

Angélina

«Jamais Sans Toi»

Música y letra: Fico, Comblat, Stawski & Age Ali

16. Macedonia del Norte

Marija Spasovska

«Doma (Home)»

Música: Darko Dimitrov

Letra: Darko Dimitrov & Elena Risteska

17. Armenia

https://www.youtube.com/watch?v=L4L3M3hwxI0

L.E.V.O.N

«L.E.V.O.N»

Música y letra: Artem Valter

18. Gales

Manw

«Perta»

Música: Ywain Gwynedd, Ifan Siôn Davies & Richard James Hooson Roberts

Letra: Ywain Gwynedd

19. Malta

Ela

«Marchin’ On»

Música: Cyprian Cassar

Letra: Emil Calleja Bayliss

20. Polonia

Roksana Węgiel

«Anyone I Want To Be»

Música: Maegan Cottone, Nathan Duvall, Cutfather, Peter Wallevik & Daniel Davidsen

Letra: Maegan Cottone, Nathan Duvall, Cutfather, Peter Wallevik, Daniel Davidsen, Małgorzata Uściłowska & Patryk Kumór

CLASIFICACIÓN Y RESULTADOS DE LA VOTACIÓN

¡Polonia alcanzó el éxito! La joven polaca de 13 años Roksana Wegiel se alzó con el micrófono de cristal gracias a su canción «Anyone I Want To Be». Un tema que muchos consideraron maduro para el festival, pero que con su puesta en escena enérgica y vitalista supo encandilar a los espectadores. Supuso un gran éxito en Polonia, país que nunca había pasado del octavo puesto en el certamen. Esta victoria será un antes y un después para la televisión polaca, convirtiendo Eurovisión Junior en un auténtico fenómeno en el país.

Polonia fue la gran triunfadora a pesar de ser la 7º más votada de los jurados, con 79 puntos. Sin embargo, Roksana arrasó en la votación online, con 136 puntos. Recordemos que el país centroeuropeo reunía a la mayor cantidad de espectadores lo que incluyó mucho de cara a movilizar el voto de los seguidores polacos. La canción consiguió un total de 150.529 votos en la web (11,72%). Esta fue la primera victoria de Polonia en Eurovisión Junior y la cuarta en un evento de la red Eurovisión, ya que el país había obtenido tres triunfos en el Festival de Eurovisión de Jóvenes Bailarines.

Francia volvió y lo hizo por todo lo alto. Tras catorce años de ausencia, nuestros vecinos volvieron a la competición con la joven Angélina y su «Jamais Sans Toi». Su simpática actuación se quedó a las puertas del triunfo, a solo 12 puntos del primer puesto. Francia fue la segunda más votada del voto online, consiguiendo 129.499 votos (10,08%). Con su sexto puesto entre los jurados nacionales, alcanzó finalmente los 203 puntos.

La gran sorpresa de la edición fue la de Australia. El país oceánico fue el más votado de los jurados, emocionados por la impresionante voz de Jael. Con su canción «Champion» consiguió 148 puntos de los expertos nacionales. Sin embargo, el resultado en la votación online fue bastante discreto, consiguiendo solo 53 puntos, el 9º país más votado por los seguidores en la web. Finalmente, cerró el podio final igualando el 3º puesto alcanzado en 2017, pero con mejor puntuación, 201 puntos.

Ucrania y Malta cerraron el Top 5. Kazajistán hizo un excelente papel en su debut en la competición. Consiguió un 6º lugar tras haber sido el tercer país más votado en la web con 114.003 votos (8,88%).

En la votación de los jurados, Australia fue el país que más 12 puntos recibió (6 en total). Georgia le siguió con 3 máximas puntaciones.

La UER decidió continuar con el sistema de votación implantado en Tiflis 2017, prestando especial atención en subsanar los errores de la plataforma web. Así, los resultados fueron determinados por los jurados nacionales y el voto online al 50%.

Tres profesionales de la industria musical y dos niños o niñas de entre 10 y 15 años formaron los jurados de cada país, y su votación se llevó a cabo en el jury show del día previo.

Gert Kark, jefe de proyectos de la UER, volvió a ser el encargado de velar por el correcto proceso de votación. Al conectar con los presentadores se mostró entusiasmado y más tranquilo que el pasado año. Respondió algunas cuestiones que le plantearon los anfitriones y confirmó que los resultados habían sido recibidos correctamente.

Los portavoces en el escenario siguieron anunciando los resultados, aunque esta edición, contó con una novedad. BTRC y la UER brindaron la oportunidad a escolares bielorrusos de anunciar los resultados de la votación de los jurados. Los niños y niñas elegidos aprendieron los idiomas de las naciones que representaron con el fin de poder saludar en las diferentes lenguas europeas. Este cambio se introdujo con el objetivo de que pudieran vivir el festival de cerca y ganar experiencia al aparecer en un evento de estas características. Algunos de ellos habían participado en preselecciones bielorrusas para Eurovisión Junior e incluso se inscribieron al casting de presentadores. En Tiflis 2017, algunos países solicitaron a la UER la posibilidad de no enviar portavoz propio, debido a que no podían asumir el gasto extra que suponía un miembro más en la delegación. Por ello, desde la organización se ofreció a estos países portavoces locales. Así, se decidió que se convirtieran en los portavoces de Albania, Australia, Bielorrusia, Francia, Italia, Macedonia del Norte, Malta, Países Bajos y Portugal.

Por su parte, la votación online volvió consistir en dos fases. La primera se inició el viernes 23 de noviembre y finalizó a las 15:59 CET del domingo 25 de noviembre. Los espectadores de todo el mundo pudieron votar por un mínimo de tres países y un máximo de cinco, incluido su propio país si participaba, tras visualizar un recopilatorio de las propuestas durante los ensayos. Finalmente, la segunda fase se puso en marcha tras las actuaciones y los seguidores solo tuvieron 15 minutos para emitir su voto.

En 2018, se repartieron un total de 1.160 puntos en la votación online (misma cantidad que en la votación de los jurados). Cada país recibió el cómputo general en función del porcentaje de voto obtenido. En esta edición, la UER desveló la cantidad total de votos que cada país recibió. El presentador Evgeny Perlin se encargó de ir desvelando cuántos puntos había obtenido cada país, de menor a mayor puntuación recibida en la votación online.

La organización anunció también que se habían recibido un total de 1.283.921 votos válidos, un gran récord que supuso la consolidación del nuevo sistema de votación, donde la audiencia social estaba totalmente involucrada con Eurovisión Junior. Concretamente, en esta edición, un punto suponía el equivalente a 1.106,83 votos. Además, en 2018, se superaron todos los problemas técnicos con la plataforma web.

Eurovisión Junior 2018 supuso la consolidación de la nueva etapa del formato, en una edición en la que consiguió recuperar su dinamismo y su esencia. Volver a Minsk fue un revulsivo para la competición, gracias a una gran organización de la cadena bielorrusa.

PosiciónPaísArtistaCanciónPuntos
1PoloniaRoksana WęgielAnyone I Want To Be215
2FranciaAngélinaJamais Sans Toi203
3AustraliaJaelChampion201
4UcraniaDarina KrasnovetskaSay Love182
5MaltaElaMarchin’on181
6KazajistánDaneliya TuleshovaӨзіңе Сен (Òzińe Sen)171
7ItaliaMelissa & MarcoWhat Is Love151
8GeorgiaTamar EdilashviliYour Voice144
9ArmeniaLevonL.E.V.O.N.125
10RusiaAnna FilipchukUnbreakable122
11BielorrusiaDaniel YastremskiTime114
12Macedonia del NorteMarija SpasovskaDoma (Home)99
13Países BajosMax & AnneSamen91
14IsraelNoam DadonChildren Like These (Yelaad’im Kaeele)81
15IrlandaTaylor HynesIOU48
16AzerbaiyánFidan HüseynovaI Wanna Be Like You47
17AlbaniaEfi GjikaBarbie44
18PortugalRita LaranjeiraGosto De Tudo (Ja Não Gosto De Nada)42
19SerbiaBojana RadovanovićSvet30
20GalesManwPerta29

OTRAS CURIOSIDADES SOBRE LA EDICIÓN

Zinaida Kupriyanovich, Evgeny Perlin y Helena Meraai, presentadores de Eurovisión Junior 2018

En julio, la televisión anfitriona de Eurovisión Junior 2018, BTRC, anunció que casi 100 candidatos habían presentado su solicitud para ser presentadores del certamen infantil. En la convocatoria abierta, se exigía a los candidatos dominio del inglés, buena presencia escénica, capacidad de improvisación y experiencia delante de las cámaras.

La emisora bielorrusa confirmó algunos rostros conocidos de Eurovisión Junior como la ganadora de 2005, Kseniya Sitnik, y los ex representantes Nadezhda Misyakova (2014), Ruslan Aslanov (2015) y Helena Meraai (2017). Además, también presentaron su solicitud la conductora de Eurovisión Junior 2010, Leila Ismailova, y los anfitriones de preselecciones bielorrusas, Angelica Pushnova y Alen Hit.

Gordon Bonello, que volvió a asumir la dirección de la competición, fue el encargado de seleccionar a los presentadores de Eurovisión Junior 2018, tras varios castings que se celebraron en agosto. Durante las pruebas a cámara, los aspirantes tuvieron que aprenderse un monólogo de bienvenida y un diálogo. Además, se formaron posibles parejas potenciales de presentadores de forma aleatoria.

Finalmente, el 26 de octubre, la cadena BTRC anunció que Eugene Perlin y Zinaida Kupriyanovich serían los anfitriones principales del concurso, junto con Helena Meraai en la green room.

Eugene Perlin (1990) era un presentador muy popular en la televisión pública BTRC. Desde su entrada en el ente, ha conducido multitud de espacios informativos. Entre 2013 y 2020, fue el comentarista habitual del Festival de Eurovisión para los espectadores bielorrusos. En 2014, se convirtió en el conductor del programa matinal “Good Morning, Belarus” en el canal principal. Lo compaginó con el espacio nocturno de los sábados “Makayonka 9”, del que fue director y creador. También fue el corresponsal especial de televisión bielorrusa para los Juegos Olímpicos y otros eventos deportivos. Sin embargo, tras ser la cara visible de la cadena BTRC, el 12 de agosto de 2020, anunció su renuncia, debido a las protestas por la falta de independencia del canal.

Zinaida Kupriyanovich (2002), más conocida como Zena, es una popular cantante bielorrusa. La joven artista se hizo muy popular tras su paso por el festival New Wave Junior 2013, celebrado en Jūrmala (Letonia). Un año después, participó en el Festival Internacional de Artes “Slavianski Bazaar in Vitebsk”. Zena concursó en la preselección bielorrusa para Eurovisión Junior 2015, con la canción «Mir», con la que alcanzó la 4º posición. Al año siguiente, volvió a intentarlo con el tema «Kosmos», con el que quedó en tercera posición. En 2017, fue la voz de Vaiana en la versión rusa de la película de Disney y también en la película Ralph rompe Internet.

Un año después de ser la presentadora de Eurovisión Junior 2018, fue elegida como abanderada bielorrusa con la canción «Like It», tras su paso por el Nacional’nogo Otbora 2019. Finalmente, en Tel Aviv, alcanzó la final donde consiguió el puesto 24 con 31 puntos. Hasta la fecha, Zena ha sido la última representante bielorrusa que se ha subido al escenario del Festival de Eurovisión. Recordemos que, en 2020, el festival se canceló por la pandemia de Coronavirus y, en 2021, la propuesta bielorrusa fue descalificada por contenido político. Tiempo después, la UER hizo efectiva la suspensión de la membresía de la cadena BTRC en la organización.

Helena Meraai (2003) se dio a conocer en 2016, cuando la joven cantante participó en la versión rusa de “La Voz Kids”, formando parte del equipo del ganador de Eurovisión 2008, Dima Bilan. Ese mismo año, participó en el festival New Wave Junior representando a Rusia dentro del trío EV’YA, donde terminaron como ganadoras en la categoría de grupos. En 2017, viajó hasta Tiflis (Georgia) para representar a Bielorrusia en Eurovisión Junior. Con su canción «I Am The One», alcanzó el quinto lugar.

La joven artista contaba con experiencia previa como anfitriona, ya que, en la final nacional bielorrusa para Eurovisión Junior 2018, acompañó a Ruslan Aslanov desde la green room. Meraai se convirtió en la cuarta persona menor de edad que asumía las labores de presentación del concurso, tras la rumana Ioana Ivan en 2006, el bielorruso Dmytro Borodin en 2009 y la georgiana Lizi Japaridze en 2017. Además, es la segunda ex participante de Eurovisión Junior en volver al concurso como anfitriona de la competición.

Zinaida Kupriyanovich, Evgeny Perlin y Helena Meraai, presentadores del Festival de Eurovisión Junior 2018. Imagen: Junioreurovision.tv

Eurovisión Junior 2018: #LightUp

El 18 de marzo, la UER y BTRC desvelaron el eslogan de Eurovisión Junior 2018 a través de su página web oficial. De nuevo, apostaron por incluir el lema dentro de un hashtag, #LightUp (#Ilumina, en español).

Se trató de un potente mensaje para un festival que se iluminó y brilló más que nunca con el objetivo de que los artistas concursantes se convirtieran en grandes estrellas. Se trató de un lema dedicado a todos los espectadores y seguidores del concurso que durante estos años habían conseguido que el festival infantil siguiera adelante.

También se reveló el theme art creativo de la competición que acompañó al eslogan. Consistió en una recreación de una estrella de la mañana hecha de ondas de sonido invertidas verticalmente.

El logotipo se implementó en colores neutros, donde predominó el blanco. En ciertos momentos, adquiría tonos azules y destellos dorados en los rayos que formaban la estrella. Por su parte, se apostó por fondos azules en degradado que simulaban los cielos estrellados y las galaxias.

Olga Salamakha, productora de Eurovisión Junior 2018, reconoció que el theme art pretendía celebrar el potencial artístico y el impulso creativo de los jóvenes participantes de Eurovisión Junior que “convertirán el escenario en algo mágico, como un cielo lleno de estrellas.

Por otro lado, el logotipo genérico de Eurovisión Junior se incluyó debajo del theme art, manteniendo su color blanco. El lema oficial contó con la tipografía oficial Gotham. Sin embargo, en el texto de la ciudad sede y el año, se empleó un tipo de letra distinto al oficial.

Siguiendo el modelo de la pasada edición, el theme art se dispuso de manera vertical en la animación por televisión y en otros elementos gráficos, como el álbum oficial. Sin embargo, también se llevaron a cabo adaptaciones con los elementos en horizontal.

La simpática Angélina con su canción «Jamais Sans Toi» llevó de nuevo a Francia a Eurovisión Junior y lo hizo por todo lo alto, con un 2º puesto. Imagen: Junioreurovision.tv

Eurovisión Junior 2018 comenzó con las presentadoras Helena Meraai y Zinaida Kupriyanovich recorriendo la ciudad de Minsk (Bielorrusia). Ambas llegaron a un bosque donde gracias a unas gafas de realidad virtual se transportaron hasta el interior del Minsk Arena.

Con una estética muy futurista, ambas presentadoras estuvieron acompañadas de un grupo numeroso de bailarines. Comenzaron la actuación de inicio desde el escenario pequeño, para posteriormente desplazarse al principal, mientras interpretaban una versión de la canción oficial «Light Up».

Los 200 bailarines estuvieron acompañados de piezas reflectantes con formas onduladas y circulares. Los bailarines se repartieron por todo el escenario, las pasarelas y en el espacio donde se situaba el público de pie.

A continuación, una voz en off dio la bienvenida a Eurovisión Junior 2018. Se trató de un arranque muy potente con una vistosa realización e iluminación. Durante este espectáculo, se incluyeron por primera vez elementos de realidad virtual en pantalla, como rayos y estelas luminosas en tonos azules y dorados que finalmente dieron forma al logotipo oficial de la edición en la pantalla LED del gran escenario.

Durante su coreografía, tuvo lugar el tradicional desfile de banderas con los 20 participantes, en orden alfabético. La voz en off nombró a cada uno de los países. Los artistas hicieron su entrada en un escenario que se inundaba con los colores de cada bandera. En la gran estructura circular del techo, aparecía el nombre de cada país y, en el resto de las numerosas pantallas del plató, las banderas y las fotografías de los concursantes.

Finalmente, la voz en off dio la bienvenida a los presentadores. Helena Meraai, Zinaida Kupriyanovich y Evgeny Perlin hicieron su entrada en el escenario para presentarse y dar la bienvenida a Bielorrusia con saludos en bielorruso y en inglés. Ante la energética audiencia en el Minsk Arena. agradecieron a Tiflis (Georgia) la gran organización de la competición en 2017.  

Se mostraron muy entusiasmados por presentar la edición con mayor participación de la historia. “Eurovision Junior is getting bigger, and bigger and bigger, like you”. Helena Meraai y Zinaida Kupriyanovich bromearon con Evgeny Perlin.

Además, dieron indicaciones del sistema votación en el que parte del resultado final estaba en manos de los espectadores.

Durante esta primera intervención de los presentadores, el escenario se convirtió en una auténtica galaxia, con una iluminación que simulaba un impresionante cielo estrellado y numerosos rayos luminosos. En pantalla, la escenografía era muy atractiva.

Las diferentes actuaciones contaron con las tradicionales postales previas. Las piezas comenzaban con la animación del theme art. Numerosos rayos daban forma a la estrella del logotipo con los colores de cada bandera.

A continuación, aparecían los concursantes en una futurista habitación. Gracias a unas gafas de realidad virtual, el elemento conductor de todas ellas, parecía que los artistas viajaban virtualmente. En cada una de las postales, los artistas se transportaban a diferentes lugares de Minsk.

Finalmente se quitaban las gafas y los rayos del logotipo conformaron el nombre de cada país con los colores de su bandera. El fondo estrellado desaparecía para llevarnos al interior del recinto. El nombre del país quedó solo iluminado en su contorno. Este texto, situado en el centro de la pantalla, fue reduciéndose hasta la esquina inferior izquierda. En ese momento, vuelve a colorearse su interior.

Seguidamente, aparecía el logotipo oficial tras una imagen en movimiento de cada artista, no una fotografía como en 2017. El texto del artista, canción y autores se incluyó dentro de un óvalo horizontal formando por dos conjuntos de estelas con los colores de la bandera. La letra se mantuvo en un tamaño reducido, pero mejoró la legibilidad respecto a Tiflis 2017. Se empleó por primera vez la tipografía oficial Gotham en el nombre de la canción y el artista. Sin embargo, para los autores se utilizó la fuente Arial.

El rótulo de las canciones desapareció con los rayos que lo conformaban apagándose, donde lo último en ocultarse fue el nombre del país. En esta edición, el indicativo del país pasó al lado derecho de la pantalla, y de nuevo, sin el número de actuación.

En toda esta animación, el escenario estaba sutilmente iluminado solo en sus perfiles, mediante tonos azules y focos que simulaban estrellas brillantes. A continuación, aparecía el logotipo oficial en la pantalla principal y el escenario comenzó a alumbrarse progresivamente con destellos en tonos dorados, que explosionaron junto a la música de la animación “stage ready”. Finalmente, el escenario quedaba a oscuras para dar paso a las actuaciones.

El Minsk Arena de la capital de Bielorrusia volvía a acoger el escenario de Eurovisión Junior. Sin embargo, la competición había cambiado mucho desde que lo hiciera también en 2010. La escenografía implantada en el gran recinto fue mucho más impresionante que entonces.  

Ivan Eismont, presidente de BTRC, destacó que el concurso ha ido cambiado en estos años. Sobre todo, a nivel técnico, donde la escenografía ha dejado de emplear elementos físicos para inundar el escenario de pantallas LED de gran tamaño junto con numerosas cámaras de video en movimiento. Además, BRTC se encontraba inmersa en el cambio a las retrasmisiones en HD a nivel nacional, lo que supuso la compra de equipos modernos.

Olga Shlyager, jefa del proyecto de Eurovisión Junior en Bielorrusia y productora general de BTRC, destacó que los equipos de imagen, sonido e iluminación serían de empresas nacionales, lo que “simplificaría los plazos de ejecución y, por supuesto, reduce el costo del proceso de preparación para el espectáculo”.

El escenario de esta edición pretendía acercarnos al espacio exterior. Se diseñó de tal forma que simulaba un Sistema Solar. La iluminación y el uso de pantallas LED querían recrear “un cielo en el que brillarán las jóvenes estrellas de los 20 países participantes, como relucen las estrellas del firmamento”.

El escenario fue una gran estructura moderna y grandiosa. Las pantallas LED de diferentes tamaños y formas inundaron el plató, lo que permitió crear grandes composiciones visuales en las diferentes propuestas.

El diseño del escenario incluyó un gran escenario principal en forma de círculo de 14 metros. Además, se incluyó un escenario circular más pequeño de 7 metros que se conectaba con el plató principal por una pasarela de 7 metros de largo. En el suelo de ambos escenarios que incluyeron pantallas LED de gran definición, que adquirieron mucha importancia en algunos planos picados y cenitales.

En el techo del recinto, se instaló una gran estructura con pantallas LED, al estilo de una mediacube circular. Además, en el espacio destinado al público, se incluyeron una serie de pasarelas rectas cuyo suelo contó con iluminación LED.

La green room para los participantes se instaló en un lateral del recinto de tal manera que parecía que estaba flotando sobre el cielo nocturno. La mesa de los responsables de supervisar el escrutinio se situó en una de las gradas del Minsk Arena, decorada con los elementos de la imagen gráfica de la edición.

El escenario de Eurovisión Junior 2018 fue diseñado por Galina Gomonova, quien se inspiró en sus trabajos anteriores en las preselecciones bielorrusas para Eurovisión y Eurovisión Junior. Galina estudió en la Academia de Arquitectura de Bielorrusia y formaba parte de la Unión de Diseñadores de Bielorrusia. Había sido responsable de la escenografía de varios programas de televisión en Bielorrusia.

El 5 de noviembre, comenzó la construcción del escenario en el Minsk Arena. Al igual que en ediciones anteriores, los trabajos fueron supervisados ​​por Ola Melzig, responsable de producción.

En esta edición, se estrenó el nuevo sistema de realización automatizada CuePilot, que ya se usaba en el Festival de Eurovisión desde 2014. Gracias a este programa, se permitió introducir una nueva perspectiva a la hora de mostrar las actuaciones y las propuestas de cada país.

Este nuevo sistema permitía la automatización y sincronización del cambio de cámaras en la emisión por televisión. Además, se podría programar el movimiento de algunas cámaras. El hecho de programar cada cambio de cámara en el segundo exacto permitía coordinar la imagen en televisión con otros elementos de las puestas en escena como la música, la iluminación o la pirotecnia.

A pesar de este nuevo sistema, al ser un evento en directo, el equipo de realización debería estar atento a que todas las cámaras estén activas y en su posición exacta. Ante cualquier problema, los realizadores tendrían que improvisar para que no afectara a la actuación.

Tras las actuaciones de los 20 países, con una pausa en mitad de las propuestas, los presentadores Evgeny Perlin, Zinaida Kupriyanovich y Helena Meraai volvieron al escenario para abrir la segunda fase del proceso de votación online, donde los espectadores disfrutaron de un pequeño video recopilatorio con las 20 canciones. De nuevo, los seguidores pudieron emitir su voto través de la web www.jesc.tv.

Durante los 15 minutos disponibles para votar, Zena se dio una vuelta por la green room para disfrutar del ambiente festivo entre los concursantes. A continuación, la ganadora de la pasada edición, la joven rusa Polina Bogusevich, interpretó «Wings», la canción con la que alcanzó el triunfo en Tiflis 2017. En esta ocasión, contó con una nueva e impactante escenografía gracias a las enormes posibilidades que ofrecía el espectacular escenario.

Justo antes de cerrar la votación online, los 20 participantes volvieron al escenario para interpretar la canción grupal «Light Up».

La rusa Polina Bogusevich se encargó de entregar el trofeo a la ganadora. Se mantuvo el diseño estrenado el pasado año en Tiflis (Georgia) y que ya se había convertido en un icono. El micrófono de cristal ansiado por todos los concursantes fue una creación de Kjell Engman de la empresa sueca Kosta Boda, quienes se encargaron también del trofeo del Festival de Eurovisión. Recordemos que, hasta 2016, cada año el trofeo tenía un diseño completamente diferente, siguiendo el diseño del logotipo de la edición. En esta ocasión, el único cambio en el premio fue la inclusión del logotipo de Minsk 2018 en la base del micrófono.

La dirección del festival corrió a cargo de Marek Miil, mientras que Gleb Shulman, Olga Shlyager y Olga Salamakha actuaron como productores ejecutivos.

El trofeo oficial de Eurovisión Junior 2018 en el escenario del concurso. Imagen: Junioreurovision.tv

La ceremonia de apertura de Eurovisión Junior 2018 tuvo lugar el lunes 19 de noviembre, desde las 15:00 CET. Se celebró en el Centro Nacional de Exhibiciones BelExpo de Minsk (Bielorrusia). Denis Dudinsky y Anna Kviloria fueron los anfitriones y se encargaron de dar la bienvenida a todos los artistas.

Yevgenia Pushko fue la directora artística del acto. El recinto se decoró con grandes plataformas multimedia “para mostrar la sensación de calidez y apertura del pueblo bielorruso, que está preparado para unir a todo el mundo en esta gran fiesta”.

Los concursantes desfilaron por la alfombra roja, donde pudieron sentir el apoyo del público, seguidores y prensa acreditada. Los artistas tuvieron la oportunidad de llevarse una fotografía con los presentadores gracias a la mágica cámara especial de Hello Kitty. A continuación, cada participante fue pasando por el escenario donde se presentaron y pidieron un deseo.

Al acto acudieron el Supervisor Ejecutivo del concurso, Jon Ola Sand, y el presidente de la televisión anfitriona BTRC, Ivan Eismont. También asistieron los presentadores del festival Eugene Perlin, Helena Meraai y Zinaida Kupriyanovich

La ceremonia contó con la actuación de Maria Zhilina, segunda clasificada de la preselección de Bielorrusia para Eurovisión Junior 2018, cantando «Welcome To My Belarus». Polina Bogusevich con su canción «Wings» también participó en el acto. Zinaida Kupriyanovich, Helena Meraai y el representante bielorruso de este año, Daniel Yastremskiy, interpretaron por primera vez la canción grupal «Light Up».

Una edición más, durante el acto, se llevó a cabo el sorteo del orden de actuación, para conocer qué país abriría y cerraría la competición, junto con la posición de Bielorrusia como anfitriones. Así, se decidió que Ucrania pisara en primer lugar el escenario mientras que Polonia cerraría el espectáculo. El azar decidió que Bielorrusia actuara en el puesto 8.  

Tras esto, los productores de Eurovisión Junior 2018 junto al Grupo Directivo de la UER, elaboraron la lista definitiva, siempre con el objetivo de hacer un espectáculo ameno, variado y atractivo. Al día siguiente, el martes 20 de noviembre, comenzaron los ensayos sobre el escenario del Minsk Arena.

El 16 de noviembre, salió a la venta el CD oficial en formato digital de Eurovisión Junior 2018 con las 20 canciones participantes. Se pudo adquirir en las diferentes plataformas digitales.

Una vez conocidas todas las canciones, se supo que el tema de Israel «Children Like These (Yelaad’im Kaeele)» fue publicado en mayo cantado por el compositor Eden Hason. Esto no vulneraba el reglamento del concurso, el cual exigía que las canciones no debían ser publicadas antes del 1 de mayo, pero era la primera vez que ocurría.

Por otro lado, la propuesta de Irlanda «IOU» se filtró antes de tiempo por culpa de un reportaje emitido en el informativo de la televisión bielorrusa BTRC 1.

Audiencias: Eurovisión Junior 2018 arrasa en Polonia y Bielorrusia

3,4 millones de espectadores siguieron la retransmisión de Eurovisión Junior 2018, en una edición en la que aumentó el número de emisoras que programaron el concurso. El festival mejoró su audiencia respecto a Tiflis 2017 y se situó al mismo nivel que la edición celebrada en La Valeta en 2016. En la mayoría de cadenas, la audiencia se mantuvo o bajó ligeramente, donde Polonia y Bielorrusia fueron los países con mayor seguimiento. Estos son algunos de los datos ofrecidos por las emisoras participantes:

País participanteEmisoraEspectadoresShare
BielorrusiaBTRC 11.385.00015,20%
FranciaFrance 21.160.0008,40%
IsraelKAN Hinuchit21.000
ItaliaRAI Gulp34.3000,21%
Países BajosNPO Zapp226.0001,40%
PoloniaTVP ABC, TVP HD, TVP Polonia, TVP 12.200.000
PortugalRTP 1227.0000,80%

En Bielorrusia, los anfitriones de la edición, 1.385.000 espectadores vieron Eurovisión Junior 2018. Este dato supuso un 15,20% de share y fue el programa más visto de la emisora ​​bielorrusa el domingo. El sistema de medición de audiencia en Bielorrusia es algo particular, ya que solo contabiliza espectadores mayores de 4 años en áreas urbanas de un país donde el 22% de la población vive en zonas rurales. Si extrapolamos los datos de las ciudades a los pueblos, daría como resultado 305.000 espectadores adicionales.

Francia volvió al concurso y su triunfal regreso fue seguido por 1,16 millones de espectadores (8,40% de share).

El nuevo ente israelí decidió trasladar la emisión de Eurovisión Junior 2018 al canal infantil KAN Hinuchit. Así, un total de 21.000 espectadores siguieron el concurso, lo que supuso una disminución de 12.000 espectadores desde la última participación de Israel en Eurovisión Junior 2016.

En Italia, la competición registró un nuevo descenso respecto a ediciones anteriores. RAI Gulp consiguió una media de 34.300 espectadores (0,21% de share). La retransmisión alcanzó un minuto de oro de 78.900 seguidores durante la votación.

La emisión de la competición en Países Bajos, a través de su canal infantil NPO Zapp, registró la cifra de audiencia más baja hasta el momento. Perdió seguimiento respecto a 2017 hasta alcanzar un total de 226.000 espectadores (1,40% de share). Los datos de seguimiento entre los neerlandeses han ido cayendo progresivamente, respecto a las cifras cercanas al millón de espectadores que obtenía en sus primeras ediciones.

Los polacos arroparon a Roksana Węgiel en su victoria en Minsk. Recordemos que el concurso se emitió inicialmente en tres canales temáticos del ente polaco:

  • La emisora infantil TVP ABC, que contó con 269.610 espectadores (1,91% de share).
  • La versión en HD de TVP, donde fue seguido por 85.140 espectadores (0,69% de share).
  • Y el canal internacional TVP Polonia, con 63.855 espectadores (0,44% de share).

Sin embargo, la audiencia se disparó cuando el canal principal TVP 1 conectó con la emisión del concurso en el instante en el que se anunciaba la victoria de la joven cantante, momento en el que alcanzó el minuto de oro con un total de 2,2 millones de espectadores.

En Portugal, la retransmisión de RTP 1 mejoró los datos de 2017 hasta alcanzar los 227.000 espectadores (0,80% de share). Se convirtió en el octavo programa más visto del canal principal portugués.


Vuelve a disfrutar del Festival de Eurovisión Junior 2018 a continuación


¿Cuál fue tu propuesta favorita de Eurovisión Junior 2018? ¿Qué te pareció la primera victoria de Polonia? No te puedes perder el siguiente capítulo de nuestro “Recordando Eurovisión Junior” en el que viajaremos Gliwice-Silesia 2019 donde reviviremos el regreso de España.

FESTIVAL DE EUROVISIÓN JUNIOR

El Festival de Eurovisión Junior es un concurso infantil anual que se celebra ininterrumpidamente desde 2003 y que suele tener lugar en los meses de noviembre-diciembre.

Este certamen nace a imagen y semejanza de Eurovisión, pero destinado a niños y niñas, con canciones que, al menos en parte, deben ser interpretadas en su lengua oficial. A lo largo de estos años, el show ha sufrido cambios para adaptarse al público consiguiendo consolidarse como referencia en los concursos infantiles en televisión, y adquiriendo año a año mayor popularidad y relevancia.

Su sistema de votación ha variado a lo largo de estos años para adaptarse a la audiencia. En sus primeras ediciones, mediante el televoto únicamente. A partir de 2008, se incluyeron jurados nacionales, y en algunas ediciones, han introducido paneles de expertos y jurados de niños y niñas con experiencia musical. Finalmente, el sistema actual se compone de la votación de jurados nacionales y voto online desde la web oficial.

Georgia es el país que cuenta con más victorias, 3 en total. Armenia, Polonia,  Rusia, Malta y Bielorrusia le siguen con 2 victorias.

Al contrario que en Eurovisión, el país ganador no tiene la obligación de acoger el festival al año siguiente. Por ello, a lo largo de sus 20 ediciones, un total de 14 países han albergado el certamen infantil. Armenia (sede en 2022), Bielorrusia, Malta, Países Bajos, Polonia y Ucrania han tenido el placer de ser sede del concurso en dos ocasiones.

Tras la victoria de Maléna y su canción «Qami Qami» en París (Francia) el pasado año, la edición de 2022 tendrá lugar en Ereván (Armenia) el próximo 11 de diciembre en el Complejo Karen Demirchyan. La capital armenia ya se prepara para acoger la celebración del 20º aniversario del Festival de Eurovisión Junior con el objetivo de seguir consolidando su éxito y popularidad entre el público más joven.


Fuentes:Junior Eurovision Web, EBU, Eurovoix, Eurofestivales, DR
Eurovisión Junior