Eurovisión Junior

Reaccionando a Eurovisión Junior 2021: Georgia

La televisión nacional georgiana seleccionó hace unos días la canción con la que su representante Niko Kajaia representará al país en en Eurovisión Junior 2021.

SOBRE EL PROCESO DE SELECCIÓN

La emisora GPB ha seleccionado una vez más a su representante a través del ‘Ranina’, un Talent Show infantil donde 10 jóvenes interpretan cada semana sus versiones de temas conocidos para intentar convencer a un jurado demasiado benévolo con sus concursantes. Tal es así, que en más de una ocasión, durante las seis primeras galas, este panel de expertos empató a todos o a prácticamente todos sus concursantes con la cantidad máxima de puntos que les podrían conceder. ¿No se cansa la audiencia de ver un show donde todos empatan semana tras semana?

Tras 6 semanas sin eliminaciones y cuatro de recta final, Niko Kajaia se alzó con el triunfo del concurso, convirtiéndose en el abanderado georgiano en París 2021.

Tal es el entusiasmo y dedicación de la televisión caucásica con este formato que no solo ha confirmado su participación en Eurovisión Junior 2022, sino que ha abierto inscripciones para que todos los niños de entre 8 y 13 años del país puedan apuntarse al ‘Ranina 2022’.

SOBRE LA CANCIÓN

Como también es tradicional, la delegación de Georgia ha seleccionado su canción de manera interna, tras haber seleccionado a su representante de forma pública. El tema elegido para Niko se titula “Let’s Count The Smiles”.

Me encuentro ante el país que históricamente ha ocupado las últimas posiciones de mis rankings en mayor número de ocasiones. Me gusta el arriesgo, pero el arriesgo de calidad. Considero que el 80% de las candidaturas de este país rozan la absurdez y sus propuestas carecen de una buena producción instrumental.

Sin embargo, también han demostrado en alguna ocasión apostar por la sonoridad y el trabajo bien hecho, como el año pasado con Sandra Gadelia y su balada “You Are Not Alone”.

Este año Georgia vuelve a ser un país que envía una canción con una musicalidad aleatoria y con falta de competitividad. Las estrofas no se quedan en la cabeza del espectador y el estribillo no destaca lo suficiente. Me transmite ser una canción del siglo pasado en el cuerpo de un niño actual.

A pesar de que la candidatura no me guste, confirmo que Niko me transmite mucha dulzura y simpatía, y que solo por su entusiasmo y sus bailes sobre el escenario espero que coseche algún que otro corazón entre los espectadores del concurso. Dicho de otra manera, me da rabia que un participante con ilusión no cuente con una canción competitiva para el concurso.

El factor de que hayan aprovechado el 40% de la composición que se les permite en cantar en lenguas no oficiales del país para ganarse a la audiencia local mediante los versos en francés es original. Es una táctica muy empleada en el festival adulto (el cuan no cuenta con normas en cuanto al idioma de las canciones), pero quizás menos recurrida en el certamen infantil hasta estas últimas ediciones.

“Si tu m’crois, je te crois.

Allez tu reves et je crois.

Si tu m’crois, je te crois.”

Let’s Count The Smiles

La letra es una oda a la alegría, que intenta sacar optimismo y color a las emociones del espectador, de ahí que el videoclip sea tan colorido y Niko demuestre sus habilidades en cuanto al baile.

Concluido mi artículo de opinión solo me queda desearle suerte a la delegación georgiana, y sobre todo a su representante (al igual que lo haré con el resto de participantes). Ojalá su rendimiento en la presente edición coseche buenos resultados.

To Top
X