Eurovisión

Reaccionando a Eurovisión 2020: República Checa

La temporada de preselecciones y anuncios oficiales para el festival de Eurovisión 2020 ha comenzado y es el momento en el de que cada país participante va publicando sus candidaturas para el certamen musical más seguido de Europa.

El último país en hacer publica su candidatura ha sido República Checa, el cual a pesar de contar con un gran proyecto de final nacional,el cual creo que podría haber cambiado muchas cosas, ha sufrido un cambio de jefe de delegación y finalmente han optado por el mismo tipo de gala que en otras ediciones.

Considero que tomando como comparación otras ediciones del Eurovisión Song CZ, este ha tenido un nivel superior en cuanto a las canciones, su producción y los videoclips de presentación. No ha ganado mi candidatura favorita y había propuestas más arriesgadas o destacadas, pero no voy a hacer leña del árbol caído porque entre otras cosas la canción ganadora en su estilo está bastante bien producida y puede sorprender.

El ganador resultó ser Benny Cristo con la canción ‘Kemama‘. No me sorprendió su victoria puesto que era el que mayor popularidad tenía en centro Europa y a nivel nacional checo.

‘Kemama’ tiene un rasgo muy positivo, y es que aunque me parece que no termina de explotar y que se queda a medio gas, tiene un instrumental que al final me hace levantarme del asiento y bailar. La canción a niveles generales no me sorprende pero tampoco me disgusta, es muy agradable de escuchar y quizás un revamp la potenciaría para lograr un estribillo rompedor.

Tiene una evolución instrumental lenta pero eficaz, poco a poco va integrando nuevos sonidos y pinceladas que van remarcando la base.

Es una canción que no requiere un amplio rendimiento vocal, por lo tanto espero y confío en que la delegación checa sea capaz de hacer una puesta en escena original y extrovertida, tal y como ha hecho en las dos anteriores ediciones. Si la escenografía no capta la atención del público quedará desapercibida, pero si consigue recrear un entorno fiestero y optimista podría calar en la audiencia y hacerse con un paso en la final de Eurovisión.

Yo tomaría dos caminos en cuanto al concepto escénico. Si la televisión checa opta por algo más tradicional llevaría instrumentos al escenario y haría una coreografía sencilla y fácil de recordar. Si por el contrario quieren seguir innovando y hacer un despliegue de la realización, intentaría buscar la atención mediante los cambios de plano y figuras en un panel LED que consiga envolvernos en un nuevo escenario.

Benny es un artista capaz de transmitir emociones muy profundas en canciones muy alegres, y eso deberían de utilizarlo para matizar planos y escenas que puedan hacer llegar el mensaje al espectador de manera directa, porque vive cada una de sus actuaciones sobre el escenario.

Deseo buena suerte a la delegación checa de cara a Róterdam y a esa segunda semifinal donde votará España.

To Top
X