Eurovisión Macedonia del Norte

Macedonia del Norte tomará medidas para mejorar su imagen y resultados en Eurovisión

El país balcánico, que previsiblemente seguirá participando en el festival, prepara pautas de trabajo para preparar candidaturas más competentes en el futuro

La MRT macedonia se encuentra estas semanas haciendo balance y replanteando sus estrategias de participación en el Festival de Eurovisión. El certamen se encuentra lastrado por una notable crisis de imagen en el país, debido a las diversas polémicas nacionalistas que han empañado sus participaciones más recientes y a su mala racha de resultados, exceptuada únicamente por la séptima posición de Tamara Todevska en 2019.

La corporación normacedonia tratará consecuentemente de recuperar la confianza perdida de sus ciudadanos en el certamen, estableciendo unas medidas de actuación para próximas participaciones, que se encuentran siendo consensuadas. Entre las pautas de actuación del ente, se sigue estudiando la opción de sancionar a la delegación por los polémicos sucesos producidos este mayo en la alfombra turquesa de Turín, en las que su representante, Andrea, arrojaba una bandera nacional al suelo.

MAYOR PRESUPUESTO, NÚMERO DE RECURSOS Y TIEMPO DE PREPARACIÓN PARA FUTURAS CANDIDATURAS

De acuerdo con una solicitud llevada a cabo hace semanas por parte del Consejo de Programación de la MRT, obtenemos un informe elaborado por la jefa de delegación normacedonia, Meri Popova, en el que se analizan los puntos de mejora que deberá subsanar el país de cara a futuras participaciones en el certamen:

  • Estrategia a largo plazo: Es necesario establecer unas líneas de trabajo claras de cara a la preparación de la candidatura desde el mes de septiembre en el que se envía a la UER la solicitud de participación en el festival. Se ha de definir el método de selección de la candidatura con el tiempo suficiente como para poder llevarla a término de forma satisfactoria. Además, el grupo de trabajo encargado de preparar la participación también debe estar definido desde el principio del proyecto. Mediante estas pautas se pretende contar con una hoja de ruta clara y más tiempo para trabajar los distintos aspectos que entraña una candidatura en Eurovisión.

  • Ampliar la delegación: La inestabilidad de la composición de la delegación eurovisiva ha sido siempre un quebradero de cabeza en la MRT. El grupo de trabajo dedicado al festival ha sido siempre cambiante y con un número insuficiente de profesionales en el mismo, muchas veces obligados además a dividir sus esfuerzos en otros proyectos o programas del ente. Con esta nueva estrategia se busca ampliar el número de integrantes de la delegación y dotarla de estabilidad.

  • Aumentar el presupuesto destinado al festival: Estabilizar la dotación económica otorgada al festival, informar de la misma a más tardar el mes de septiembre y aumentarla dentro de las posibilidades del ente. El pobre plan presupuestario y su inestabilidad continuada ha sido recientemente un gran lastre para las candidaturas del país.

  • Optimizar el rendimiento económico de la participación: Establecer un plan adecuado de marketing del festival, promocionando la candidatura de forma digna y optimizando las posibilidades económicas de la retransmisión de las galas mediante la venta de emplazamientos publicitarios durante las mismas a un precio justo. De esta manera se explorarían nuevas vías para conseguir beneficios económicos de la participación que ayuden a su correcta financiación, explotando todo el potencial de la marca.

  • Comité de relaciones públicas: Mediante la implantación de un comité de relaciones públicas, la MRT encauzaría los preparativos entre las distintas partes interesadas de una manera más diplomática, coordinada y resguardando la imagen pública del festival y del ente, dañada durante las últimas participaciones.

Tras la presentación del informe por parte de Popova al resto de miembros que conforman el Consejo de Programación se originaron reacciones diversas. Un sector del organismo consideró insuficiente dicho análisis, citando carencia de autocrítica y la falta de reflexión sobre las debilidades que presenta per se el actual funcionamiento de la delegación, que no están incluidas en el informe. Sin embargo; una gran mayoría del consejo se muestra receptiva a las propuestas realizadas por la jefa de delegación y las toman como válidas para futuras candidaturas.

LA DIRECCIÓN DE LA MRT, PENDIENTE DE CONSENSUAR EL INFORME

El Consejo considera que la autoevaluación de las participaciones eurovisivas emitida por parte de su máxima responsable, en este caso Meri Popova, carece de una plena objetividad. Por ello, se ha solicitado formalmente otro segundo informe elaborado por parte del equipo directivo de la cadena en el que se analice el funcionamiento de la delegación y opine sobre la misma desde una postura externa. De igual manera, el Consejo ha solicitado al director general de la MRT una deicisión final sobre si finalmente se tomarán medidas disciplinarias contra los miembros de la delegación de Eurovisión, en relación con el escándalo ocurrido este pasado mayo en Turín.

Andrea, representante del país en Eurovisión 2022, interpretando su tema Circles sobre el escenario del festival

Adicionalmente, la dirección del organismo estudiará las propuestas de mejora aportados por Meri Popova y velará por su pronta implementación tomando en cuenta la importancia que conlleva el Festival de Eurovisión para el ente, uno de sus programas más importantes del año. El tiempo dirá si esta declaración de intenciones por parte de Macedonia del Norte se materializará en candidaturas más sólidas y competitivas, o si por el contrario persistirán las polémicas y malos resultados en el certamen europeo.

LOS ÚLTIMOS ESCÁNDALOS NACIONALISTAS NORMACEDONIOS EN EUROVISIÓN

Macedonia del Norte acumula durante sus últimas participaciones una preocupante carga de polémicas nacionalistas que han empañado el estricto componente musical y artístico del festival. Debido a estos últimos escándalos, los representantes del país se han llegado a ver envueltos en bochornosas situaciones de difamación pública, incluyendo comentarios hirientes en redes sociales por parte del sector más nacionalista del país balcánico. Por el camino, la imagen de la televisión pública nacional y del festival se han visto gravemente dañadas, siendo este un motivo por el que el ente llegó a considerar una retirada tras su participación este año.

Tras la publicación de Here I Stand, el tema que representó a la nación en 2021, muchas voces clamaron que un retablo presente en el videoclip de la candidatura, representaba la bandera de Bulgaria. Casi inmediatamente, multitud de ciudadanos del país relacionaron este hecho con la procedencia búlgara de Vasil, intérprete de la canción. La polémica fue tal que la MRT llegó a plantearse la retirada del país durante el festival de ese año para preservar su reputación pública. Finalmente, el video se editó y Vasil pudo actuar sobre el escenario eurovisivo.

Durante la pasada edición, la joven representante Andrea se vio envuelta en multitud de desagradables mensajes, insultos y difamaciones tras un polémico gesto realizado por la misma en la alfombra turquesa del festival. La cantante arrojó al suelo la bandera normacedonia que portaba entre las manos tras la petición de un periodista presente en el recinto. Este hecho fue visto con malos ojos por muchos ciudadanos del país, que consideraron una afrenta y deslealtad maltratar de esa forma un símbolo nacional. La MRT rápidamente condenó los hechos y obligó a la artista a disculparse en el telediario nocturno de la cadena, bajo amenaza de castigarla retirando su candidatura y dejándola sin actuar en el festival.

https://youtu.be/zvOihqB4eKk

Fuente:  MRT
Eurovisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X