Eurovisión Junior

Reaccionando a Eurovisión Junior 2021: Ucrania

El pasado domingo la televisión nacional ucraniana seleccionó a su representante en Eurovisión Junior 2021. La elección tuvo lugar a través de una final nacional online, que una vez más, estuvo sumergida en la polémica y en las especulaciones.

SOBRE EL PROCESO DE SELECCIÓN

Aunque la idea principal de la cadena ucraniana era organizar una final en directo, finalmente albergó una final nacional de carácter on-line para evitar aglomeraciones debido a la crisis sanitaria del Covid-19.

El proceso contó con la baja de Rrealina, la fan favourite de la audiencia internacional. La baja se argumentó conforme a las discrepancias entre los autores de su canción y la emisora estatal. Esta segunda exigía a los compositores y creadores de la canción una cifra indecente de dinero para la cesión de derechos de autor, así como para la promoción de la candidatura en el caso de victoria. Aunque en algunos países es frecuente el pago de una matricula para el proceso de inscripción en sus respectivas finales nacionales, me parece bochornoso que una emisora exija a los compositores el pago de miles de euros para la participación en un proceso que debería de ser público y a disposición de los habitantes.

En adición, me resulta aún más ratero el factor de que se aprovechen así de un programa de carácter infantil, en el que participan niños y niñas que no tienen culpa de los requisitos de una emisora pública, que repito, está a disposición del ciudadano.

El mecanismo de votación es totalmente inconcluyente, dado que el jurado conformaba cinco de las seis partes de la votación y la audiencia tan solo una sexta parte de esta. Es una auténtica falta de respeto hacia la audiencia, quien genera los ingresos de una cadena televisiva, que su opinión cuente apenas un 17% de la decisión, favoreciendo los posibles favoritismos entre un jurado que a pesar de coincidir en la ganadora, se nota ciertas influencias e intereses por afinidad.

No todo ocasionó incertidumbre. Cabe destacar que el escenario de la preselección, siendo un diseño muy sencillo, ha aportado una de los mayores despliegues visuales y dinámicos de la pretemporada, siendo mejor que muchos de los escenarios de las preselecciones del Senior, que cada vez buscan más la economía a través de estudios pequeños pero cargado de recursos gráficos.

SOBRE LA CANCIÓN

La ganadora de la final nacional resultó ser Olena Usenko, quien representará al país en París con la canción “Vazhil“. No era mi candidatura favorita, pero tampoco me desagrada. Tiene potencia y con una buena adaptación podría hacer una buena representación del país, independientemente de un resultado que no creo que vaya a mejorar mucho las estadísticas del país durante las últimas ediciones del certamen infantil.

Ucrania está cayendo en una espiral de falta de innovación que está demostrando no darles buenos resultados en la tabla de votaciones. Llevan tres ediciones consecutivas enviando baladas oscuras propias de voces adultas que muestran una carencia de inocencia y esencia infantil. A mí personalmente me gustan, pero es cierto que el público del certamen busca ver un festival de niños y no un Talent Show. Sus predecesoras finalizaron su andadura por el certamen en posiciones medias o bajas.

La melodía de la balada posee elementos muy enriquecedores. El instrumental es potente y podría aprovecharse en el desarrollo de una escenografía que imponga fuerza con la aparición de algún elemento escénico. Sin embargo, la delegación ucraniana lleva tres ediciones desarrollando puestas en escena sencillas que irradian la soledad del artista sobre un escenario que a pesar de no ser amplio, deja una sensación de profundidad importante.

Olena, al contrario que sus dos predecesores, tiene un carisma y un porte escénico que supone el 80% de su interpretación. Sus miradas y su efusividad gestual dotan la candidatura de credibilidad y solidez.

LETRA

Šukaû kožen denʹ
Sered sotenʹ vìdobraženʹ
Čužih pìsenʹ
Slìv gìrkih, brehlivih vraženʹ
De â, de â, de â,
de â spravžnâ
De ž to, de mìj, de mìj
tot mìj važìlʹ

Ŝo uvìmkne svìt
Nam dana liše mitʹ
Koli svìt zgoritʹ
Ì slìdu ne stane vìd nas
Vse, ŝo možemo mi
Cejti z pìtʹmi
Ì žiti poki ê čas

 ne znahodžu slìv
Ta znahodžu v sobì sili
Poki vsì voni
U nebes use prosili
Zmusiti zamovknuti ne smìûtʹ
Kril moïh spaliti ne zumìûtʹ
Bo vže ne bolitʹ!

Nam dana liše mitʹ
Koli svìt zgoritʹ
Ì slìdu ne stane vìd nas
Vse, ŝo možemo mi
Cejti z pìtʹmi
Ì žiti poki ê čas

Jšla â jšla zbivaûči kolìna,
Jšla ta jšla skrìzʹ doŝ ta vìter zmìni. De mìj važìlʹ? Vìn u moïh mrìâh.
Tam čekaûtʹ, tam usì volìûtʹ.
Ì nìhto teper vže ne pobačitʹ…
 znevìrûûsâ, či â plaču.
Budu, budu do bìdi nezrâča.
Mrìâ v serdcì značitʹ…

Nam dana liše mitʹ
Koli svìt zgoritʹ
Ì slìdu ne stane vìd nas
Vse, ŝo možemo mi
Cejti z pìtʹmi
Ì žiti poki ê čas
Žiti…žiti…žiti…poki ê čas!

La letra conforma una oda a la fuerza personal que las personas debemos de sacar en los momentos complicados de nuestra vida, ante las adversidades, para poder resurgir y volver a volar. Un mensaje muy importante, dado que además del optimismo del resurgir también se visibiliza la frustración y el sentimiento de encarcelamiento del alma, de angustia y de impedimento a avanzar.

“Estás en la oscuridad y aún hay tiempo para vivir. No encuentro las palabras, pero encuentro fuerza en mí.”

“No podrán quemar mis alas. ¡Porque ya no duele!”

Vazhil

Concluido mi artículo de opinión solo me queda desearle suerte a la delegación ucraniana, y sobre todo a su representante Olena (al igual que lo haré con el resto de participantes). Ojalá su rendimiento en la presente edición coseche buenos resultados.

To Top
X