Eurovisión

Reaccionando a Eurovisión 2020: Finlandia

El festival de Eurovisión 2020 se ha cancelado, pero mi columna seguirá comentando y analizando cada una de las candidaturas propuestas por las diferentes delegaciones, puesto que sería injusto dejar a medias un trayecto tan bonito y con tanto valor como la pre-temporada de un festival que volverá con más fuerza que nunca en 2021.

Uno de los últimos países en escoger su candidatura fue Finlandia, la cual volvió a optar por el UMK. Este año el Uuden Musiikin Kilpailu volvió a su esencia original, haciendo una final nacional abierta a todo tipo de compositores, géneros y artistas dado que en las dos pasadas ediciones escogieron de manera interna al artista coartando la libertad de elección (en cierta medida) a los espectadores.

Aksel Kankaanranta fue el ganador del UMK con la canción “Looking Bak”, siendo el favorito del jurado y la segunda propuesta del tele-voto.

Siendo sinceros no estaba muy contento con la candidatura finesa puesto que entre todas las candidatas considero que era de las más básicas y normativas de la edición y no me generaba ninguna sensación más allá de ‘lo correcto’.

La balada me parecía plana y lineal desde su inicio hasta el final. Tenía una progresión muy poco marcada en la que los estribillos se diferenciaban pero no destacaban. Quizás una balada compuesta para brillar a través de la emoción de una escenografía, la cual tampoco me llegó a transmitir nada en especial.

El concepto escénico me gustaba, tenía una esencia muy intimista y delicada que me recordaba a la de ‘When We’re Old’. Sin embargo, el artista me transmitía tanta frialdad que me impedía emocionarme. Posiblemente mi desconexión en esta candidatura se deba a la falta de vínculo con la interpretación y el intérprete, porque en aspectos generales me parece una canción correcta pero bastante bonita.

No auguraba un buen puesto a Finlandia en el festival con esta candidatura, no parecía terminar de encajar en el público y posiblemente se quedaría en semifinales, pero nunca se sabe lo que puede acontecer en Eurovisión ni tampoco sería la primera vez que una candidatura consigue crear expectación en las diferentes pre-partys y llegar a los ensayos con mejores expectativas de las esperadas.

La televisión YLE abrió un proceso de recepción de candidaturas hace dos semanas asegurando que el UMK 2021 sería de nuevo una competición abierta a todos los artistas interesados, pero desconozco si esta decisión podrá sufrir algún cambio debido a la cancelación del festival. Creo que lo más justo sería que hiciesen una final nacional como la de Saara Aalto y Darude, de manera excepcional e independiente porque Aksel merece acudir al festival al igual que los 41 participantes seleccionados de la presente edición. Debemos de utilizar la misma vara de medir para todos, nos gustasen más o menos sus canciones.

Estoy seguro de que sí se desarrolla una final dedicada a él, podrá mostrar diferentes facetas y convencer a un mayor sector que el que tiene hasta ahora a nivel internacional. Por el caso contrario, si la YLE decidiese apostar por una ventana abierta, deberían de invitar a Aksel a participar en 2021 de manera directa.

To Top
X