Alemania

Reaccionando a Eurovisión 2020: Alemania

La temporada de preselecciones y anuncios oficiales para el festival de Eurovisión 2020 continúa y es el momento en el de que cada país participante va publicando sus candidaturas para el certamen musical más seguido de Europa.

Uno de los últimos países en seleccionar su candidatura ha sido Alemania, el cual ha decidido prescindir se su final nacional para escoger a su representante de manera interna. Sin embargo el mecanismo para seleccionarlo ha tenido muchos aspectos en común con la final nacional puesto que ha dotado de los mismos pasos en el campamento de compositores, pero se han centrado en una sola candidatura entre todas las seleccionadas en vez de centrarse en varias. A mi me gusta que se centren en enviar su mejor apuesta.

Alemania ha seleccionado a Ben Dolic para representarles en Eurovisión 2020 con la canción ‘Violent Thing’.

Me ha sorprendido muy gratamente la apuesta alemana puesto que no me esperaba una candidatura de este estilo. La primera sorpresa vino cuando anunciaron a Ben como el representante alemán, puesto que llevábamos semanas escuchando rumores sobre tres artistas muy conocidos y lo único que me esperaba es que fuese uno de ellos, pero me ha gustado mucho que fuese Ben.

La segunda sorpresa es que saliese la canción a media tarde puesto que estaba previsto que se anunciara por la noche en el programa ‘Unser Lied Für Rotterdam’. Alemania este año viene a por todas con una canción radio fórmula con mucha esencia y mucho ritmo. Las estrofas presentan una buena introducción musical y una evolución notable en el tempo y en la melodía hasta llegar al estribillo, el cual es pegadizo y fácil de recordar. Estoy convencido de que va a ser uno de los grandes éxitos musicales de esta edición post festival. El único factor que me pone nervioso es ese pequeño parón marca Barei en el segundo estribillo.

No tengo ninguna duda en que Alemania nos hará disfrutar de una buena actuación, pero espero que se esfuercen en contratar un buen escenógrafo y coreógrafo, puesto que la mayor debilidad de la delegación germana son las puestas en escena, las cuales brillan por su ausencia de trabajo estos últimos años (salvando excepciones puntuales). Además, es una canción que admite una gran variedad de conceptos escénicos desde una potente coreografía de baile hasta un concepto más estático e interactivo con pantallas, LED, hologramas o plataformas 3D. Tengo muchas ganas de ver el resultado final. Lo que está claro es que necesitan gran explosión de color y realización dinámica.

La voz de Ben es muy peculiar y creo que destacará bastante con respecto a otras candidaturas de este mismo estilo. Además es un artista muy carismático aunque parezca más calmado, a mí me transmite seguridad sobre el escenario.

Deseo la mejor de las suertes a la delegación alemana en Eurovisión, la cual ya debe estar celebrando el subidón en casas de apuestas como una muestra de confianza y esperanza por parte de la audiencia.

To Top
X