España

Eurovisión Junior 2019: Un sueño convertido en realidad, ¡Gracias Melani!

El festival de Eurovisión Junior 2019 ha finalizado, pero ha dejado un sin fin de sensaciones y emociones en el público español, y más en particular en mí.

Yo, al igual que muchos de los seguidores del certamen he soñado con el retorno de España en el festival desde el mismo momento que nos retiramos, y más en concreto desde 2014 cuando me hice seguidor oficial del certamen infantil y lo comencé a seguir muy de cerca y con detenimiento.

La pregunta del millón es: ¿Por qué nos retiramos con el gran palmares que teníamos? Esta pregunta creo que sigue sin tener una respuesta veraz y objetiva puesto que el festival desataba gran interés en el público, los resultados eran envidiables, la preselección dejaba canciones muy conocidas y protagonistas de los veranos españoles en las verbenas, y sobre todo, las audiencias de TVE no bajaban del 30% de cuota de pantalla.

Yo propongo dejar el pasado atrás y poder centrarnos en el futuro, un futuro que nuestra representante Melani ha dejado muy esperanzador para la delegación Española. Melani fue seleccionada por TVE de manera interna para abanderar a España en su regreso al festival infantil y fue anunciada de manera ‘sorpresa’ en el programa ‘A Partir de Hoy’ presentado por Maxim Huerta en las mañanas veraniegas de la 1 de Televisión Española. Desde antes de conocer que sería la representante española en el concurso ya afirmaba que su mayor sueño como cantante era representar a España en Eurovisión.

España llegaba la semana pasada a Polonia siendo la gran favorita junto al país anfitrión, y tras sus ensayos fue la gran favorita por la prensa acreditada para ganar el festival, algo que no se vive tan de cerca desde el año 2012 cuando Pastora Soler nos representó en Bakú.

He de decir que nunca he vivido un festival de Eurovisión con tanta intensidad y esperanza de victoria, desde el mismo inicio con el desfile de banderas, hasta el minuto final con el desglose de las votaciones del público.

La actuación de España me ha parecido magnífica y sin duda alguna la mejor propuesta a nivel en conjunto. Puede que como canción no fuese mi favorita o puede que sí lo fuese, pero era una gran balada defendida con la mejor de las voces que podríamos haber deseado. El directo ha sido espectacular y la puesta en escena ha destacado entre las demás con coherencia. He de agradecer el gran trabajo de la delegación española al respecto, ya que considero que lleva un año trabajando con ilusión y con ganas de obtener buenos resultados. Más en concreto he de agradecer a Ana María Bordas, la actual jefa de delegación que en poco más de un año al frente del equipo ha conseguido volver al festival Junior y ha desempeñado el mejor de los rendimientos posibles.

El resultado final ha dado como ganadora a Polonia, por segundo año consecutivo. Considero que como canción ha sido una justa ganadora, pero también opino que hay otras candidaturas que hubiesen sido justas ganadoras también, como Kazajistán o España.

Cabe recordar que España ha conseguido el tercer mejor resultado en la votación del jurado, y el segundo en el público (el cual ya dábamos a Polonia como ganadora del voto online). Ambas votaciones han conseguido sumar más del centenar de votos para España, logrando un total de 212 puntos para la delegación española.

Este dato ha hecho historia en nuestro palmares, dado que a pesar de no ser la mejor posición obtenida, si es la mayor puntuación superando los 171 puntos de Maria Isabel en el año 2004, y también supera los 125 puntos que consiguió Mocedades en Eurovisión adulto en el año 1973.

Además, hemos podido vivir las máximas puntuaciones de Italia y Albania, escuchando esa frase tan bella para nuestros oídos ‘Spain twelve points’, la cual no escuchábamos desde 2016 cuando Italia dio 12 puntos a Barei.

Así queda el palmares histórico de España en Eurovisión Junior:

  • 2003: Sergio – “Desde el cielo” (Segundo puesto)
  • 2004: Marís Isabel – “Antes Muerta Que Sencilla” (Primer puesto)
  • 2005: Antonio José – “Te Traigo Flores” (Segundo puesto)
  • 2006: Dani Fernández – “Te Doy Mi Voz” (Cuarto puesto)
  • 2019: Melani García – “Marte” (Tercer puesto)

Sin duda alguna el mensaje por excelencia de este festival ha sido el cuidado del medio ambiente llevado hacia los océanos (España), hacia la tierra (Rusia, Polonia, Italia) o llevado hacia otros aspectos del cambio climático (Polonia y Serbia). Se podría decir que entre todos ellos a nivel general España es la que mejor ha recreado esa atmósfera de contaminación con el océano de fondo y las redes sobre el escenario llenas de residuos y desechos plásticos y ha sido fiel ha sido al mensaje que quería transmitir, luciendo un vestido hecho con materiales reciclados y diseñado por Alma Aguilar.

No hemos  ganado, pero el sentimiento que ha dejado la candidatura española en los seguidores españoles es de orgullo y victoria. TVE ha demostrado que si quiere puede conseguir buenos resultados basados en el esfuerzo, trabajo y dedicación. Este puede ser el punto de inflexión de España en el festival y espero que este bronce consiga que España levante cabeza en el festival adulto a partir de ahora, siendo una de las grandes potencias musicales de Europa.

¡Gracias Melani!

To Top
X