España

Reaccionando a Eurovisión Junior 2020: España

El festival de Eurovisión Junior va cobrando forma y las diferentes delegaciones continúan publicando o escogiendo las canciones que les representarán en el certamen el próximo mes de noviembre.

Hoy el turno ha sido para España, dado que RTVE ha publicado ‘Palante’, canción con la que Soleá nos representará en el festival de Eurovisión Junior 2020. Soleá fue seleccionada de manera interna el pasado mes de Septiembre, algo que a mí personalmente me sorprendió muchísimo porque una vez más, y por segundo año consecutivo, Televisión Española consiguió escaparse de todos los rumores de la prensa conservando el secreto hasta el último momento, algo que no es muy habitual en el festival adulto.

Soleá es una artista sevillana de 9 años procedente de una larga saga de bailarines y artistas flamencos, los Farruco. Me causó una primera impresión muy positiva dado que es una artista que conserva la esencia flamenca llevándola hasta los géneros más actuales como es la música urbana. Además, no se resguarda bajo un solo género musical sino que es capaz de desenvolverse con una rumba, una balada o un estilo urbano y juvenil.

Otro factor muy favorable de Soleá es que tiene una abrumadora esencia escénica y no es primeriza en el mundo del artisteo, dado que se ha criado en una familia de artistas, cantando y colaborando en conciertos familiares con grandes artistas del Flamenco del panorama español.

El avance de la canción ‘Palante’ dejaba ver hace una semana que la canción sería divertida y bailable, satisfaciendo los deseos de Soleá. Además me llena de orgullo ver como RTVE se ha trabajado con César G. Ross, Hajar Sbihi y Bruno Valverde, productores de gran reconocimiento internacional que han trabajado con grandes artistas como Lola Índigo, Danna Paola, Alejandro Sanz, Álvaro Soler, Juan Magan o la propia representante de España en el festival de Eurovisión 2012 Pastora Soler.

La canción sabe captar desde el primer segundo la esencia de la cultura musical española con el sonido fresco y elegante de unas castañuelas, y el videoclip nos sitúa desde el principio en un contexto claro, Sevilla, cuna del flamenco y la cultura artística nacional. Además, supone el lugar de origen de la propia artista presentando su ascendencia y su personalidad.

Los primeros 30 segundos son cruciales y suponen una master class de como saber vender una candidatura, dado que arropada por unos coros casi celestiales y un ambiente cargado de intimidad, Soleá puede lucirse vocalmente captando la atención del espectador, el cual es probable que se mantenga atento y expectante a la primera muestra de evolución de la candidatura, la cual se resuelve en un ritmo muy propio del sur y palmas flamencas que permiten mantener al espectador completamente ubicado sin opción de ambigüedad, claramente se trata de una candidatura española. Sinceramente solo recuerdo una candidatura que consiguiese captar tan bien este hermetismo siendo fieles al folclore de su propio país, el opening de ‘Qele Qele’ de Sirusho en Eurovisión 2008.

La primera estrofa evoluciona en esta misma tesitura hasta explotar en un estribillo completamente comercial, marcado por los sonidos urbanos y un mensaje de esperanza a la sociedad en medio de una crisis sanitaria que no solo ha afectado a todo el mundo, sino que por la parte que nos toca somos una de las poblaciones más afectadas y gracias a esta candidatura podremos evadirnos del problema durante tres minutos, pudiendo llegar a esbozar una amplia sonrisa.

La segunda estrofa se estrena con un mensaje claro, ‘vamos a luchar, por todos y cada uno de nosotros y vamos a conseguirlo’. Un mensaje que estoy seguro de que nos hará emocionarnos el próximo mes de Noviembre y nos hará sentirnos orgullosos de nuestra candidatura, unidos como nación a través de la música.

Tras el segundo estribillo podemos apreciar otro momento clave de la canción, un puente donde el flamenco se ve claramente representado y se abandera la cultura puramente andaluza por medio del baile y de un apoyo palmero que me incita a bailar y dar la versión más alegre y positiva de nosotros mismos, una sociedad dicharachera y vivaz. Considero que se ha escogido una de las mejores ubicaciones que se puede desear para esta escena, la plaza de España de Sevilla, la cual considero una de las más bonitas del mundo junto a la de mi amada Salamanca.

Tras este break instrumental, donde estoy seguro de que la coreografía de la puesta en escena alcanzará su punto más álgido a grito de ‘lere lere’, explota por última vez un estribillo cargado de fuerza con puntos vocales más álgidos que los anteriores.

Siendo sinceros pienso que lo tenemos todo para ganar, y que solo nos hace falta una puesta en escena cargada de baile, color y dinamismo en realización. Estoy muy orgulloso de la delegación española, la cual desde la entrada de Ana María Bordas está mostrando un trabajo muy digno y prácticamente impecable desde el retorno de España en el festival infantil, ojalá podamos ver esta misma fórmula en Eurovisión 2021 con Blás Cantó.

José María Sánchez-Chiquito será el escenógrafo de España en el certamen, cabe destacar que fue galardonado al premio Iris 2019 a la mejor realización y ha cubierto grandes acontecimientos nacionales como los premios Goya o el concierto de OT 2017 en el Santiago Bernabéu. Además, la bailarina salmantina Vicky Gómez (coreógrafa de Fama y Operación Triunfo) diseñará la coreografía de Soleá y su cuerpo de baile. Espero mucho de este equipazo de profesionales.

Recordad, ¡Palante con Soleá! Ojalá el próximo mes de noviembre podamos vivir juntos la segunda victoria de España en el certamen infantil 16 años después. No hay nada más bonito que los sueños, y creo que podemos soñar juntos apoyando a Soleá y creyendo en una candidatura tan sólida como característica de nuestra cultura nacional. ¡Bravo!

To Top
X