Eurovisión

Reaccionando a Eurovisión 2021: Ucrania

La televisión ucraniana anunció ayer que ‘Shum’ había sido seleccionada para representar a Ucrania en el festival de Eurovisión 2021.

SOBRE EL PROCESO DE SELECCIÓN

El 29 de enero la emisora publica ucraniana anunció que un jurado de expertos musicales sería el encargado de escoger la canción con la que Go_A representaría al país en Eurovisión 2021.

El jurado estaba conformado por nombres de bastante peso musical en el país, entre los que se encontraba la ganadora del festival de 2016, Jamala.

  • Jamala, cantante y ganadora de Eurovisión 2016.
  • Yevhen Filatov, cantante principal de The Maneken y productor
  • Ruslan Quinta, productor musical y compositor.
  • Yaroslav Ledygin, miembro de la Junta de Radiodifusión Pública y responsable del apartado de televisión.
  • Dmytro Khorkin, miembro de la Junta de Radiodifusión Pública y responsable del apartado de radio.

La banda folk había presentado tres canciones, de las cuales dos de ellas solo han sido presentadas al público mediante escasos 30 segundos. El jurado las valoraría y tomaría una decisión a través de una reunión telemática, algo que considero bastante coherente debido a la crisis sanitaria provocada por la covid-19.

SOBRE EL RESULTADO

A pesar de que se rumoreaba que el jurado había seleccionado el tema ‘Rano‘, yo siempre confié en que la candidatura seleccionada fuese ‘Shum‘ por diversas razones.

En primer lugar, la banda ucraniana había publicado la canción y el videoclip de ‘Shum‘ días antes de esta reunión, por lo tanto ya dejaban entrever su tendencia hacia una propuesta en la que confiaban y se sentían orgullosos de ella, tanto como para usarla como single promocional.

En segundo lugar, ya tenían grabado el videoclip, reduciendo los costes en caso de seleccionar otra canción. Para concluir, la canción ha funcionado muy bien dado que en una semana y media ha alcanzado casi 700.000 visualizaciones en Youtube.

No obstante, a pesar de haber publicado el videoclip tendremos que esperar hasta marzo para escuchar la versión final de la candidatura, puesto que excede en casi minuto y medio el tiempo reglamentario permitido por el festival de Eurovisión. Lo considero demasiado tiempo de espera teniendo en cuenta que está todo grabado, pero no me sorprende dado que habitualmente países como Italia tardan el mismo tiempo en recortar sus candidaturas sin hacer siquiera retoques a nivel de producción.

SOBRE LA CANCIÓN

Es una propuesta totalmente vanguardista y posiblemente diferente a todo lo que vayamos a escuchar en la edición, o al menos de lo escuchado hasta el momento.

La canción comienza con unos sonidos similares a los de una alarma, transformados a un lenguaje musical, que a mí me parecen muy innovadores y atractivos que son acordes al videoclip que recrea una situación de pre-apocalipsis pandémico.

Las estrofas representan de manera fiel la esencia de la banda, con una producción que se caracteriza por la perfecta fusión entre la electrónica y el folk.

Además cuenta con gran variedad de instrumentos característicos de la musicalidad ucraniana como el tarogato o la sopilka, que son modelos de instrumentos de viendo de la familia de la flauta, cuya finalidad es introducir los estribillos aportando el sentimiento regional de Polissya.

Los puentes que suceden a los estribillos también dotan de gran instrumentalidad, en este caso de elementos de cuerda percutida propio de los países del este. Estos compactan muy bien con otros instrumentos de la misma categoría como la guitarra eléctrica.

El desenlace es una auténtica locura de emociones y sentimientos, donde los artistas entran en un desenfreno de danzas aleatorias y bailes que tienen pequeñas pinceladas autóctonas y una gran variedad de saltos totalmente descontrolados.

Me ha sorprendido ver tanta movilidad en el videoclip dado que el año pasado apenas había movimiento corporal en su canción ‘Solovey‘, ajeno a los ligeros movimientos de cadera. Si consiguen recrear una puesta en escena dinámica con la coreografía del videoclip, podrían desempeñar un buen papel en Róterdam.

Desde la publicación de la candidatura, Ucrania no ha alterado mucho sus posiciones en las casas de apuestas, las cuales se posicionan cerca del top30 y por debajo de España. Yo creo que podemos estar hablando de un posible ‘Dark Horse’, dado que no es la primera vez que candidaturas arriesgadas que a priori no tienen mucho impacto en las apuestas, acaban consiguiendo un resultado muy superior en el propio festival el mes de mayo.

Concluido mi artículo de opinión solo me queda desearle suerte a la delegación israelí (al igual que lo haré con el resto de participantes). Ojalá su rendimiento en la presente edición coseche buenos resultados y consiga clasificarse para la gran final del certamen.

To Top
X