Eurovisión

Reaccionando a Eurovisión 2021: Israel

La semana pasada, la televisión israelí celebró una gala para seleccionar la candidatura que les representase en el festival de Eurovisión 2021.

El resultado de dicho evento fue sorpresivo e inesperado, puesto que la victoria de ‘Set Me Free’ supuso un gran giro de los acontecimientos para los seguidores del certamen, dado que era la canción menos valorada entre los fans eurovisivos.

SOBRE EL PROCESO DE SELECCIÓN

Cabe recordar que el pasado mes de diciembre Israel cerró el proceso de votación online donde las 9 canciones seleccionadas se vieron reducidas a tan solo 3 propuestas. Las finalistas fueron las dos grandes favoritas (‘La La Love’ y ‘Ue La La’) junto a ‘Set Me Free, algo que ya resultó novedoso puesto que la tercera gran favorita era la candidatura ‘Shoulders’.

Posteriormente y tras la grabación de las versiones finales de las tres candidaturas, la KAN estreno los videoclips de las finalistas y de nuevo se abrieron especulaciones al respecto, dado que además de subir los videoclips geo-bloqueados para garantizar la influencia nacional en su preselección y alejarse de la influencia externa, estos no fueron publicados en Youtube ni las canciones fueron compartidas en plataformas digitales como Spotify. La falta de promoción y la dejadez con la que la emisora ha tratado la opinión internacional ha sido muy criticada por la prensa europea dedicada al medio. Sinceramente, me parecen decisiones muy poco acertadas y mal enfocadas desde el punto de vista mediático, ya que deberían de haber escuchado la opinión de aquellos que van a votarles (o no) el próximo mes de mayo.

La cúspide de la montaña de los errores tuvo lugar en la gala final, donde 90 minutos de programación se dedicaron a los videoclips, y a pesar de contar con un pequeño escenario e incumplir las medidas de distancia social entre compositores, equipo y artista, ni siquiera se plantearon la posibilidad de realizar actuaciones en directo. De esta manera el país que nos ofreció una de las mejores preselecciones en 2020 nos ha defraudado en 2021 con un show muy por debajo de sus posibilidades.

Cabe recordar que las actuaciones del año previo no fueron emitidas en riguroso directo, sino que fueron grabadas de antemano para preservar el entretenimiento y los cambios de vestuarios propios de un buen show. Por ello, me cuesta entender que este año no hayan apostado por seguir el mismo método de organización con la única diferencia de la ausencia de público, debido a la crisis sanitaria provocada por la Covid-19.

No todo son lanzas en contra, puesto que he de romper una a favor de la delegación israelí. Llevo dos meses escuchando comentarios muy negativos acerca de las canciones respecto a las de la temporada pasada. Es cierto que el nivel de la final nacional de 2020 me parece superior al de 2021, pero este segundo también ha presentado canciones bastante decentes que ya quisiéramos en otros muchos países, independientemente del resultado.

SOBRE EL RESULTADO

Aún sigo sin comprender los resultados obtenidos, dado que tenía en cuenta que ‘Ue La La’ (favorita del fandom español) podría quedar última puesto que era la candidatura más arriesgada y gran parte de la población israelí es bastante conservadora, motivo por el cual asociaba los puntos de este sector de la población a ‘Set Me Free’, una canción actual pero quizás la menos arriesgada de las tres ofrecidas.

No obstante, no me esperaba para nada que ‘Set Me Fee’ fuese capaz de ganar a ‘La La Love’, y menos siendo esta la fiel discípula de ‘Toy’, propuesta que les hizo ganar el festival hace dos ediciones. El videoclip de ‘La La Love’ era visualmente el más llamativo, el que más decorados mostraba y el único que contaba con efectos especiales en post-producción.

Dicho esto, hubiese sido capaz de creerme los resultados reales con un pequeño margen de diferencia en votos, pero me parece de muy dudosa interpretación que una candidatura contase con el 71,3% y la siguiente un 17,2%.

  • Set Me Free – 71,3% (30988 votos)
  • La La Love – 17,2% (7475 votos)
  • Ue La La – 11,5% (5988 votos)

SOBRE LA CANCIÓN

La propuesta arranca con unos sonidos electrónicos marcados por estrofas lentas que muestran una ligera evolución de la armonía, desembocando en un breve y tímido estribillo de apenas 10 segundos de duración. Tras este breve adelanto del muro maestro de la canción, irrumpe un dumb instrumental que acelera la velocidad del tema y capta mayor atención por parte del oyente.

Es en este momento cuando el pre-estribillo rompe dando lugar a un estribillo en mi opinión bastante más flojo que las estrofas, para mí casi indiferente, dado que existen puntos mucho más destacados en la canción que los propios estribillos, los cuales deberían ser protagonistas. Por ello, pienso que esta candidatura puede flopear en el festival y que es uno de los motivos por los que no ha cuajado en el fandom.

El punto más destacado de la melodía viene dado en el comienzo de la tercera estrofa, puesto que la versión final ofrece unos segundos donde el instrumental se enriquece de sonidos influenciados en el reggaetón incitando a movernos las caderas.

El puente final de la propuesta me causa indiferencia, aunque es cierto que sirve un agudo final donde Eden Alene se va a lucir con un directo tan impecable como portentoso.

El videoclip me transmite sensaciones muy frías y oscuras para una letra que pide libertad. Es muy acertada la idea de los cubos y los espejos para las estrofas dado que explica que ha pasado mucho tiempo retenida, intentando sacar a alguien tóxico de su vida y se sentía oprimida. Pero cuando consigue romper la opresión y alcanzar el vuelo debería contar con un surtido de luminosidad más amplio y abierto, en vez de volverla a encerrar en una decoración LED y un fondo negro diferente.

La canción juega con un amplio surtido de las emociones a nivel de redacción y letrista, pero los fondos no consiguen plasmar esta diversidad de sentimientos, impidiendo la transmisión y comprensión de todos ellos por el espectador.

LETRA

Take a look what we’ve become
It’s been so long getting you out of my life
I feel so strong

Set me free
Feel my beating heart in perfect harmony
Don’t let me down

Feeling like in prison
Looking for the reason
I don’t wanna say goodbye
Feels like no tomorrow
Everywhere that I go
Babe I’m gonna lose my mind
Just another story
Tell me not to worry
And everything will be just fine
Used to be your treasure now I’m gone forever
Think I’m going back in time

Set me free
Feel my beating heart in perfect harmony
Don’t let me down
Oh, oh, oh I’ma make it on my own
Oh, oh, oh חלאס עם השיגעון
Oh, oh, oh I’ma make it on my own
Oh, oh, oh חלאס עם השיגעון

Life has been so easy
Used to call us cheesy
It was paradise in my bed so lonely

You’re the one and only
Hello I know I paid the price
Clock is ticking tik-tak
Everything is chik-chak
And I don’t know what to do
People tell me honey
Yalla balaganim
One day dreams will become true

Set me free
Feel my beating heart in perfect harmony
Don’t let me down
Oh, oh, oh I’ma make it on my own
Oh, oh, oh חלאס עם השיגעון
Oh, oh, oh I’ma make it on my own
Oh, oh, oh חלאס עם השיגעון

I’m so awesome, come and get some
What are we living for? (Oh)
I’m your reason, spicy season
Like we did before
Come let me take you high and set the place on fire
Twenty twenty-one degrees
Feel my beating heart and
Set me free

Set me free
Feel my beating heart in perfect harmony
Don’t let me down
Set me free
Feel my beating heart in perfect harmony
Don’t let me down
Just set me free

La letra cuenta con dos puntos a favor. El primero de ellos asociado a la libertad personal de la intérprete, y sobre todo de una mujer, dado que la evolución y la igualdad en los países de Oriente está menos desarrollada o es en muchas ocasiones inexistente. Por ello considero que es de vital importancia la visualización de la independencia y autoridad de las mujeres sobre sus propios actos y reivindicación de sus derechos.

Por otro lado, es destacable la combinación de dos idiomas. Este hecho me retrotrae a ‘Feker Libi’, donde se combinaban tres idiomas diferentes. Sin embargo, lo que caracterizaba su anterior candidatura es que esta esencia idiomática se reflejaba en la sonoridad respetando la tradición de cada pueblo. Esto no sucede en ‘Set Me Free’, puesto que no hay el más mínimo ápice de arraigo cultural en la instrumentación.

No puedo predecir el futuro de la delegación israelí (ni de ninguna otra) a estas alturas del juego, porque apenas conocemos tres canciones y el festival nos ha demostrado que puede llegar a ser muy impredecible. Eden Alene tiene un gran directo vocal y una buena escenografía puede dar un giro radical a una candidatura que a primeras impresiones ha causado poca expectación.

De momento me remito a los hechos, y lo cierto es que desde la victoria de ‘Set Me Free’, Israel cayó del top20 de las casas de apuestas hasta lo más profundo del bottom. Cabe recalcar que las apuestas intentan vaticinar quien puede ganar, pero ahora mismo su pase a la gran final podría pender de un fino hilo. Ahora mismo, Israel está 31 en casas de apuestas, marcando un ligero ascenso de posiciones.

Concluido mi artículo de opinión solo me queda desearle suerte a la delegación israelí (al igual que lo haré con el resto de participantes). Ojalá su rendimiento en la presente edición coseche buenos resultados y consiga clasificarse para la gran final del certamen.

To Top
X