Eurovisión

Reaccionando a Eurovisión 2020: Suiza

La temporada de preselecciones y anuncios oficiales para el festival de Eurovisión 2020 ha finalizado y cada país participante ha publicado sus candidaturas para el certamen musical más seguido de Europa.

Uno de los últimos países en presentar su candidatura ha sido Suiza, la cual ha empleado la elección interna por segundo año consecutivo. En mi opinión desde que abandonaron su final nacional envían candidaturas más sólidas, consistentes y mejor producidas que antes, además de tener una esencia muy personal y un trabajo notablemente bien ejecutado.

Este año el artista seleccionado ha sido Gjon’s Tears, el cual representará al país en Eurovisión con la balada ‘Répondez-moi‘.

Me encuentro muy sorprendido con la amplia versatilidad que está demostrando tener la delegación suiza para seleccionar sus candidaturas en Eurovisión, pasando de un up-tempo que me puso en pie para bailar a una de las baladas más profundas y personales de la presente edición.

La canción representa toda aquella esencia que llevo pidiendo a Francia durante años y que no se han arriesgado a enviar a Eurovisión. Mientras unos tienen anclado el introducir el inglés en sus canciones, otros defienden va variedad linguística apostando por un idioma en el que el artista se siente cómodo y es capaz de defender de manera natural. Aplaudo la iniciativa de ver a Suiza cantando en francés en el festival después de tantos años, puesto que es una de las lenguas más empleadas en el país, junto con el alemán y el italiano.

La canción es una de esas propuestas que pueden llegar tanto a enamorar como a aborrecer, dado que posee una estructura muy marcada y una evolución lenta pero notable y no todo el mundo está mimetizado con este tipo de melodías. La producción está muy cuidada y el instrumental encaja perfectamente con la tesitura vocal del cantante dejando a su voz como la gran protagonista de la canción.

Gjon’s posee una de las voces más personales de esta edición y creo que representa de manera clara y concisa la verdadera esencia de ‘La Voz’, programa en el cual comenzó a adquirir popularidad. El artista tiene la capacidad de hacer giros y falsetes desorbitados de la manera más limpia posible aparentando normalidad y siempre se ha caracterizado por sus impecables directos vocales, motivo por el cual estoy muy tranquilo y expectante de verle interpretar la canción para poder disfrutar de su voz.

El videoclip está trabajado con gran profesionalidad y está cargado de simbolismos y planos muy elaborados que dan sensación de perfección artística, la cual espero que sepan conservar de cara al festival de Eurovisión, siendo capaces de desarrollar un concepto escénico definido al detalle, con planos cercanos y cargados de efusividad lumínica en tonalidades elegantes y lisas. No descarto que pueda ser una de las candidaturas más votadas entre el jurado e incluso por el tele-voto del festival, aunque eso es algo que hasta la semana de ensayos no podremos predecir con firmeza.

Deseo la mejor de las suertes a la delegación Suiza y me alegro de estar viviendo el renacer del país en el festival del siglo XXI, adaptándose a la actualidad y arriesgando con vanguardismo.

To Top
X