Estonia

Reaccionando a Eurovisión 2020: Estonia

La temporada de preselecciones y anuncios oficiales para el festival de Eurovisión 2020 continúa y es el momento en el de que cada país participante va publicando sus candidaturas para el certamen musical más seguido de Europa.

Uno de los últimos países en seleccionar su candidatura ha sido Estonia, el cual ha decidido volver a optar por el formato del Eesti Laul, el cual cuenta con dos semifinales y una gran final. Me gusta mucho el proyecto puesto que tanto en las semifinales como en la primera votación de la gran final el jurado y el tele-voto se disputan el 50% de la decisión hasta seleccionar los tres primeros clasificados, sin embargo en la votación decisiva es el público el que tiene el 100% de la decisión poniendo en manos del ciudadano su candidatura en Eurovisión.

El ganador contra pronóstico resultó ser Uku Suviste, el cual con la balada ‘What Love Is‘ logró imponerse a Jaagup con su ‘Beautiful Lie’ con un margen muy amplio de votos.

He de comenzar diciendo que pese a encantarme el formato estonio y parecerme la final nacional báltica y una de las preselecciones europeas mejor definidas, este año ha bajado mucho el nivel de sus candidaturas y se creo que le podrá pasar factura de cara a Eurovisión y de cara al interés de la población en futuras ediciones.

Considero que Estonia ha escogido una candidatura correcta, pero no destacable. Una de las mejores que tenía, pero no la mejor. Es una balada genérica muy agradable y bonita de escuchar, pero a mí personalmente no me sorprende puesto que hemos visto muchas similares por Eurovisión, tanto en la final como en semifinales y creo que el público puede tener esto en cuenta y jugar en su contra. El estribillo explota con fuerza debido a la linealidad de las estrofas, y cuando acaba vuelta a empezar.

La escenografía me ha parecido un batiburrillo mezclando todas las ideas sin pararse a pensar si realmente tienen conexión entre ellas o si simplemente hacen falta para destacar la canción. Las letras gigantes podrían suprimirse por la palabra amor en una pantalla LED, o hacer letras enormes con LED que fuesen el concepto escénico principal, pero tienen una función nula. Las bombillas del techo podrían hacer un efecto bonito si tuviesen formas más elegantes y una luz más proyectada, pero en muchos planos cortan la visión sobre el artista. Por último, las velas crean un efecto precioso, pero tienen que tener en cuenta que en Eurovisión es 100% en directo y no pueden manipular las imágenes para hacer media actuación con el suelo vacío y otra media con el suelo lleno de velas, a no ser que usen otros efectos como hologramas o velas eléctricas que se apaguen y se enciendan. Mi consejo es que escojan uno de esos elementos como principal y el resto o los eliminen o los reubiquen dándoles una finalidad útil y visual.

Por otra parte me ha gustado mucho el juego de planos de la escenografía de ‘What Love Is’, puesto que había planos cercanos en los momentos de intimidad de las estrofas y planos muy dinámicos en los momentos de explosión del estribillo. También he visto muy trabajados los juegos de luces los cuales seguían la melodía de la canción en todo momento. Espero que ese sea el resultado del trabajo adaptado al festival de Eurovisión.

Sé que Uku Suviste tiene buen directo vocal, aunque en esta canción se le ha resistido alguna nota que estoy seguro de que practicará un poquito más y llegará a Róterdam con un directo impecable.

Deseo a la delegación de Estonia la mejor de las suertes posible y espero que trabajen en perfeccionar la puesta en escena para intentar conseguir una plaza en la final.

To Top
X