España

La aventura de Manel Navarro en Eurovisión: superviviente del bullying extremo

“Manel es el elegido para representar a nuestro país en el Festival de Eurovisión de este año 2017”

Y nuestro representante de Eurovisión se proclamaba ganador en el desempate, con el favor del jurado, entre gritos de “tongo” de unos, cortes de manga del otro y un espectáculo dantesco, mucho peor que el vivido por Jhon Cobra. ¿Su pecado? Ganar a la favorita eurofán y eterna candidata al Festival: Mirela. ¿Justamente o con tongo? Hagan sus apuestas.

Pero merece la pena irnos unos meses atrás, RTVE presentaba la enésima forma de elegir a su abanderado en Kiev en 2017, RTVE elegiría de manera interna a cinco candidatos, y el sexto candidato saldría del “Eurocasting” una preselección, dentro de la misma preselección, con candidaturas abiertas, presentando un nivel muy alto, con gran variedad y grandes apuestas, un trabajazo de la parte digital de RTVE con una gala de selección muy por encima de galas de selección más principales emitidas en La1.

Dentro de la “elección interna” de RTVE se prometió artistas de primer nivel, conocidos y con un abal detrás. Y luego presentó lo que presentó. Realmente ¿Cuántos de los cinco candidatos cumplían esas premisas prometidas por el ente público? En todo caso Paula Rojo es la que más éxito cosechaba en ese año (algo a la baja) y podía ser reconocida por el público en general en ese año. Sacaba su tercer disco al mercado, tenía una gira de conciertos y un single con 14 millones de visitas ¿El resto? Maika logró algo de fama con La Voz, donde alcanzó un tercer puesto. Mario Jefferson participó en XFactor y Operación triunfo, además tiene un disco en el mercado con un discreto éxito comercial, Mirela muy conocida en el mundo Eurofán debido a sus intentos eurovisivos en 2004 (Eurovisión Junior), 2007,2008,2009 y 2017, pero fuera de la esfera festivalera, participó en La Voz donde cayó eliminada en las batallas. Y Manel, un recién llegado a la música, tenía el abal de ganar el festival catalán “Teen star”, estar sonando en las radios unos seis meses antes de la final de Destino Eurovisión y entrar en la lista de Los40 con la versión inicial en inglés de “DFYL”.

Todo mi respeto a ellos, porque dedicarse a la música está por encima de ser número uno, y vender chorrecientos millones de discos, cada uno a su manera vive de lo que más ama, con un éxito que es medible y discutible, pero lejos de los artistas de primer nivel que nos vendía RTVE. Sin ir más lejos, Javi Solei, integrante del grupo D’Nash, se presentó al Eurocasting online y casi me parecería una elección interna más acorde y lógica. Por tanto, ya empezamos mal, porque realmente como digo, méritos propios de estar en la final, para mí, solo Paula Rojo.

Pero claro, saltó la bomba que avivaba la polémica aún más, la hija de Toñi Prieto trabajaba en la discográfica de Manel (Universal), estaba ligada a la candidatura y para más inri, estaba en el plató el día de la elección. Hecho que se sumaba a que Xavi Martinez, miembro del jurado y por entonces locutor de Los40, conocía personalmente a Manel, y donde nuevamente RTVE se cubría de gloria al anunciar un jurado “sin ninguna vinculación con los artistas”.

Pero realmente, lo que me pregunté en su momento y me sigo preguntando hoy en día ¿Cuánta culpa tiene Manel en esto?

“Claro es que el jurado decidía en caso de empate”

Mis cielas, venimos de mil procesos de selección diferentes de RTVE, elección internas, preselecciones donde se cuela un señor diciendo “comerme los huev*s”, donde cambiaban las pistas de la música sin avisar a autores y cantantes, caídas del escenario que casi causan una desgracia, galas finales que se solapan con semifinales o de duración interminable. Es más, cuando Soraya o Ruth Lorenzo ganaron el desempate por el voto del público ¿No hubo quejas? ¿No hubo voces que defendían a Melody o a Brequette? ¿Acaso aquí el tongo no estaba también sobre la mesa? Es más, recuerdo a mucha gente celebrando en 2017 que el jurado tuviera ese voto de calidad, porque “los eurofans españoles no sabemos votar”. Pero aquí hay una y única culpable clara: RTVE. No puedes hacer cada año una cosa, un proceso y una dinámica diferente, porque a lo que das pie, es a esto mismo. A buscar escusas en los múltiples procesos de selección, que favorezcan tu teoría del juego sucio.

“Es que Mirela ganó el televoto por el doble que Manel”

Por supuesto, le dobló en votos. ¿Pero analizamos esos votos? Mirela consiguió 4.479votos (2.523 llamadas, 1.731 SMS y 225 votos app) y Manel sumó 2.109 votos (890 llamadas, 1.095 SMS y 124 votos app). Sinceramente vergüenza me daría, si fuera RTVE, que en la gala de selección de mi representante, en un país de 43 millones de personas el TOTAL de votos recibidos sea 12.587. ¿Realmente esto es representativo? ¿Doce mil votos son lo que “España quiere”? yo tengo una clara respuesta: NO. Por poneros en contexto, el ganador del Melodifestivalen de ese año Robin Bengtsson se llevó 2.964.269 votos y en Suecia son 10 millones de habitantes.

“Manel no era favorito de nadie”

Si volvemos a 2017, esa noche la cosa estaba entre dos personas o Manel o Mirela, eran los dos grandes favoritos. Lo que pasa que en la gala de RTVE el equipo de Mirela rugía que parecía que no había nadie apoyando a otro candidato y el comportamiento fue realmente bochornoso en numerosas ocasiones. En todas las encuestas previas ellos dos eran los candidatos que lideraban. Además, que no quedó último en el televoto, que fue tercero, el mismo puesto que Mirela en el jurado. Partimos de la base, de que Xavi estaba comprado. ¿Pero Javier Cárdenas? Le dio un 10 a Manel. Y Virginia Diaz ¿También estaba comprada? Por favor escuchemos Radio 3 durante una hora y decirme cuantas canciones se parecen a “Contigo”.

“Cantó fatal y vaya gallo soltó”

¿Empezamos con la lista de cantantes que desafinan en Eurovisión? Porque creo que acabaríamos pasado mañana. ¿Qué desafinó en el peor momento posible? Claramente. La nota alta de la canción, la cámara centrada en ti y ¡Boom!. Pero la tumba de España estaba ya preparada muchísimo antes. Hans Pannecoucke el año anterior nos brindó una puesta en escena brillante con “Calm after the storm” pero con Manel cortocircuitó, ¿Estaban en Marte? ¿los fondos repetidos de las tablas de surf? Muy, muy cutres ¿Y el momento surfeando por el mar? Todo un despropósito que terminó de rematar su gallo estelar en el peor momento. Merece la pena poner la actuación que se marcó en la preselección de Ucrania, un concepto mucho más acorde y menos esperpéntico, sin un rollo surfero metido con calzador y potenciando ese Manel cantautor e intimista.

Pero ahora paremos un momento de leer y escuchemos a Manel hablar sobre todo lo sucedido:

Compro que todo lo que llevo defendido se tire por tierra, que todo sea un trapicheo y Manel ganó injustamente, pero de verdad ¿Podemos justificar esto?

“Recibí amenazas de muerte”

“Por la calle me escupieron”

“Me tiraban hielos”

¿En que momento nos abandono la humanidad y la empatía? ¿En que momento nos pareció una buena opción faltarle el respeto a una persona? ¿En que momento mutamos a ser acosadores? ¿En que momento decidimos destruir la vida de un chico de 21 años que amaba la música?

Puedes estar en desacuerdo, enfadado, reventado o hasta el mismísimo moño, pero eso no justifica nada, NADA. Se debate desde el respeto, con argumentos y con pruebas. Algún participante de Destino Eurovisión aprovechó a decir que si había visto las votaciones preparadas antes de la gala, que todo estaba amañado ¿Por qué no se denuncia? ¿Por qué no te retiras y expones tus argumentos? ¿Por un momento de gloria? ¿Por contribuir a un linchamiento?

Eurovisión en España esta visto como algo cutre, friki, y un sin fin de estereotipos malos, un Festival que nadie habla bien de él y socialmente está bien visto criticarlo y vamos nosotros, los propios amantes del certamen, los eurofans, los que lo mantenemos vivo a pesar de los palos de RTVE, con un par y damos pie a bajar un escalón más a la marca Eurovisión (sí, es posible aún hundir más). Dando pie a que se hable de tongo, de apoyar el reírnos de un representante español, de linchar a una persona y quedarnos tan ricamente.

Y este bulling no solo nos recae a los eurofans, nuevamente RTVE avivó ese fuego ya de por si descontrolado, al día siguiente de ser elegido Manel se enfrento SOLO a la rueda de prensa, una rueda de prensa sedienta de sangre y ¿Toñi Prieto? Siendo fresca en la vida supongo. Y en medio de tanta pregunta dañina ahí salió Manel a decir “Quería pedir disculpas por un gesto inapropiado fruto de la tensión. Recibí insultos de parte del público. El gesto no iba para España ni para los eurofans. Parte del público me hizo sentir muy mal y no se lo deseo a nadie” y las disculpas de todos aquellos que han dicho barbaridades de él ¿Dónde están? Porque han pasado cuatro años y sigo leyendo comentarios que realmente me dan miedo.

Manel se pegó un currazo pre eurovisivo muy grande, se presentó a la preselección de Ucrania (Jamala lo dio todo con él), estuvo en la preparty de Londres, en el Eurovision in concert de Países Bajos y aún sabiendo a lo que se exponía se presentó a la de Madrid, donde Santa Ruth Lorenzo le dedicó unas palabras preciosas “Todos los candidatos van con la misma ilusión y todo el mundo debe tener una oportunidad. Yo la tuve y Manel se merece vuestro apoyo. Igual que me hicisteis a mí disfrutar, os pido que respetéis a nuestro representante. La música está para unirnos, no para odiarnos” pero aún así los abucheos siguieron, incluso hasta en la misma final de Eurovisión en Kiev, donde se puede escuchar al final y al principio de su actuación abucheos entre los aplausos, además de las lindezas que le regalaron después del rosco del jurado “jódete Manel” y con la celebración de los escasos cinco puntos del televoto.

Y después de recibir tanto, y tanto malo, kilos y kilos de mierda, ¿Que piensa él de Eurovisión? Podemos ver varias entrevistas y podemos rescatar algunas declaraciones “fue la mejor experiencia personal y profesional de mi vida” “no me arrepiento de haber ido al festival porque aprendí un montón” ”creo que no volveré a vivir algo parecido y yo nunca reniego, es más, siempre digo que estoy muy orgulloso de haber formado parte del festival y siempre guardaré un recuerdo muy feliz.” “fue el mejor año de mi vida” “Quise hacerlo lo mejor posible, viví por y para Eurovisión durante todo un año de mi vida”

Y si después de todo, has llegado hasta aquí, si sigues pensando que Manel es el culpable, el enemigo público, ¿Sigues queriendo atacar al artista? ¿Hundir a la persona que hay detrás? ¿Seguirás siendo cruel y defendiendo las agresiones verbales y físicas hacia su persona? O quizás ¿Podamos tener empatía, corazón y sentido común y pasar página? O al menos expresarnos como personas y no como animales.

Yo, personalmente, Manel formará parte de mi memoria eurovisiva como un buen recuerdo, un representante que trató y trata el Festival con cariño y respeto, que ya queremos que suceda con otros ex-representantes, que se curró una temporada pre eurovisiva, que fue impecable y sobre todo, que “Do ir for your lover” me sigue pareciendo un temazo, la mejor de esa preselección y justo ganador.

Coge mi mano, no cierres esa puerta
Deja que el dolor y la tristeza desaparezca
Así que pega un grito y sal de ahí y vuela

To Top
X