Columna de Opinión Eurovisión 2024

El análisis de la final de Eurovisión 2024: El primer país ganador de Eurovisión salvó Eurovisión

En la final más politizada de la historia de Eurovisión Nemo se alza como campeone, Nebulossa con España hacen vibrar al estadio entero, pero no se traduce en una buena posición

El final de Eurovisión trae un sentimiento de resaca emocional, de vacío, de alegría y tristeza por diferentes resultados, porque un eurofan no solo va con España va con otros tres o cuatro países. Y este año la sensación es diferente, es una sensación de alivio.

El día de ayer fue una locura de principio a fin, de comunicados, de falsa información, de rumores… El caos más absoluto y con el regusto de que estábamos viviendo las últimas horas de Eurovisión, de nuestro Festival. Ayer lo escuché mucho, pero es verdad, Eurovisión es familia, es un lugar de sentirte parte de algo, un lugar seguro. Eurovisión es mucho más que el mejor festival de música mundial.

Y ayer me arrancaron, nos arrancaron, la felicidad de nuestro día, sin que pudiéramos hacer nada por evitarlo. Ayer todo era miedo por el resultado, pesimismo de que una final de Eurovisión con un nivel bestial acabara de las peores maneras posibles.

Porque lo que vivimos (y voy a ser duro con la comparativa) fue esquivar una bala, una bala que nos pasó rozando y silbando el oído. Pero, sin embargo, con un final muchísimo mejor de lo que esperamos. Los jurados nacionales no la auparon (el tema no lo merecía) y el televoto, adulterado de forma clara, no consiguió ni siquiera ganarlo. Lo tengo claro y espero que les quede claro al no país:

A pesar de esta batalla ganada, queda mucho por cambiar, muchas explicaciones que dar por parte de la UER. Cerrar el micrófono a los artistas al acabar las actuaciones tiene nombre y es CENSURA. Lo de no poner la actuación en el canal oficial de YouTube de Portugal por unas uñas es de vergüenza.

Por no hablar del sufrimiento de los artistas, hemos visto declaraciones muy duras, lo han pasado mal, han sufrido y no lo merecen. Ellos vienen a ofrecer su arte, no pueden estar cohibidos, no pueden estar acosados por una delegación buscando vender una imagen distorsionada de la realidad que les beneficie. Que se pidan explicaciones y no se den.

El espectáculo bochornoso que ha dado la UER, las concesiones que ha dado, lo tibia que ha sido y en muchos casos laxa. Porque se ha acosado a muchos periodistas por parte de periodistas de cierto país y su acreditación seguía colgada del cuello. Todo esto tiene un primer responsable y espero que en los próximos días se haga justicia y Martin Österdahl dimita de su cargo, en una nefasta gestión de la situación.

España con «Zorra»

El puesto de España me parece decepcionante, muy decepcionante. La canción es uno de los temazos de esta edición. Vale que la puesta en escena fuera algo genérica y no explotara todas las posibilidades del escenario, que se abusara de planos largos, pero aun así Mery estuvo diva, estupenda y con un directo más que decente.

¿Y el estadio? Pelos de punta de principio a fin. Parecía el Benidorm Fest coreando «Zorra» durante los tres minutos de actuación El estadio fue una locura, si no fue la más coreada, cerca estuvo de ello. ¿Y el beso en el desfile de banderas? El beso de nuestros padres.

España ha dejado una actuación memorable, histórica y que perdurará en el tiempo. El Benidorm Fest nos ha dejado tres actuaciones redondas, relevantes y de calidad. Los resultados no han brillado como deberían, pero el camino es el bueno realmente estamos a años luz de la época oscura de España.

Pero tenemos que dar una vueltecita, no sé como o de que manera, quizás metiendo más personas relacionadas con la música en el comité de selección, arriesgando con propuestas menos genéricas… No lo sé, pero España tiene intención de traerse el micrófono de cristal y tenemos que seguir trabajando en ello. Tarde o temprano llegará la victoria en Eurovisión.

Los resultados de Eurovisión 2024

Necesito analizarlos con detenimiento, porque mi mayor preocupación ayer era que no ganara el país Geno. Pero tenemos una clasificación llena de injusticias, votaciones que no acabo de entender y cosas que necesito asumir y procesar. (Amenazo con otra columna)

Pero estos detalles es el verdadero Eurovisión, analizar todo al detalle, buscar explicaciones a determinados puestos que se te escapan, de dar vueltas y vueltas. ¿Algo tenemos que hacer hasta que tengamos noticias de Eurovisión 2025 no? Todos sabemos que #SerEurofanNoEsFacil y más ahora en esta época de secano.

Suiza organizó (y ganó) el primer Eurovisión y tiene la misión de reorganizar esta nueva era de Eurovisión. En el certamen más politizado de la historia, ganó el país neutral por antonomasia. Pero no solo eso, al acabar Nemo su actuación se rompió el micrófono de cristal (estaba frágil todo anoche), pero como dijo en la rueda de prensa “Si un trofeo se puede reparar, Eurovisión también”.

Nemo rompió el código, pero reparó Eurovisión