Eurovisión

Benidorm Fest: los elegidos. Los fantasmas y los miedos que siempre vuelven

Una gala que en los años negros hubiéramos firmado pero que después de la expectación generada por el Benidorm Fest 2022 y el tercer puesto de Eurovisión sabe a muy poco. Bravo por la música en directo en prime time, mal por todo lo demás. Esos miedos que surgen con RTVE que no consigue librarse de ellos año tras año.

Aquí traigo mi opinión de la gala del sábado, Benidorm Fest: los elegidos, me tomé mi tiempo para reflexionar (el tiempo que debería de tomarse RTVE) de verla otra vez con calma, solo y con mis cascos para poder sacar mis opiniones y conclusiones al respecto. El mismo día de la gala me tocó una cena familiar de esas que uno valora beberse un vaso de detergente para no ir, pero bueno, al final preferí aguantar a mi cuñada la mentirosa compulsiva en vez de un lavado de estómago en el hospital. Choices al fin y al cabo.

Tenemos mucho que agradecer a RTVE, que un sábado en prime time tengamos un programa relacionado con Eurovisión con música en directo es una gran victoria (indiferentemente de la audiencia, en una televisión pública la audiencia no debería de ser lo más importe). La victoria de este sábado no solo es para los eurofans, sino para toda la industria musical y sobre todo para los artistas elegidos. Este año además con más razón aún, porque queramos o no, los 18 elegidos son poco conocidos, muy poco conocidos si sacamos los triunfitos. Este año no tenemos un “llena Wizinks” como lo fue Rayden, una figura revelación como lo era Rigoberta o un grupo que era cabeza de cartel en muchos festivales como Varry Brava.

Soy fiel defensor que ni una gran figura te augura una victoria, ni un desconocido un bottom, porque una de las claves, entre las muchas que existen para triunfar en el Benidorm Fest y en Eurovisión es la canción. Creo firmemente y de momento confío ciegamente en María, en Eva y en el bolso de españita. Saben que el Benidorm Fest es un filón al igual que Eurovisión. Es cierto que todos los años consigue arrasar en audiencia, pero este año, que aspirábamos a la victoria las votaciones son el evento más visto en televisión, por encima del fútbol. ¡Ojo cuidado! Y por qué este año tenemos mundial, si no hay estaba Chanel primera nunca, nunca secundary.

Por tanto, si tienes la gallina de los huevos de oro no vas a tirar piedras sobre tú propio tejado y nos presentarán temas que aspiren a todo en Liverpool, independientemente que algún nombre de los 18 pueda estar ahí por motivos varios (inserte rumor real o inventado). Si RTVE tira por tierra lo que más audiencia le da en el año, no es que tenga mucho más material para elegir y hundirse en el subsuelo con las audiencias no creo que beneficie a nadie, que ya bien tocada está.

Pero aquí entra un miedo y algo que me puede tirar por tierra todo lo hablado anteriormente, la gala del sábado. Igual que hay que agradecer un programa musical en vivo, también se debe de tirar de las orejas cuando es justo hacerlo. La gala el sonido fue malo, pistas que iban por encima de las voces, artistas quitándose los “in-ears” porque no escuchaban nada o incluso las caras de pánico de alguno cuando no iba la cosa bien. Por no hablar de las puestas en escena (error 404 not found), básicas, planas, nada trabajadas y con planos que parecía que ponían de una manera aleatoria sin sentido (un beso al reproductor de Windows 2000), por tanto, brillar nadie brilló. Quizás pudimos ver destellos de diamantes que necesitan de un buen pulido para brillar por sí mismos.

Sin embargo, lejos de hacer brillar a los 18 fue un castigo para aquellos con menos tablas, condenándoles al linchamiento NO JUSTICADO en Twitter. Además, metes a invitados con una dilatada experiencia (lo siento, pero solo entiendo que estuviera Pastora, los otros dos NO) y ya muchos acabaron a los pies de los caballos, pisados, embarrados y planteándose seriamente donde se han metido. Espero que se queden con lo bueno y la exposición que pueden hacer de su música.

Pero nuevamente aquí señalo a RTVE, el anuncio de los candidatos ha sido un verdadero cachondeo, de ahora sí, ahora no, ahora este día, ahora filtraciones ¿Qué hago Paco? ¿Me Mato? Pero una vez desvelados los nombres por Inés la gala del sábado no tenía sentido hacerla en tres días. Ya sabemos los candidatos, no vas a contar nada relevante, no hay un cebo para verla nada más que conocer a los artistas. RTVE mi ciela, dale una vuelta, permite más ensayos, prepara algo más fuerte visualmente y anuncia algo jugoso para atraer al público. Como idea rápida, tú haces la gala el 26 de noviembre y anuncias a bombo y platillo que vamos a tener los títulos de las canciones y que los artistas interpretarán algún verso de estas y tenemos 45% de share (tirando por lo bajo). Además, el plató de duos increíbles está ahí ya montado para que puedas ensayar y currártelo. Y das un “chow” maravilloso, con unos artistas mucho más tranquilos, asentados en un escenario y unas actuaciones de volar pelucas. (La de Sharonne costaría algo más).

Por tanto, confío en todo el equipo que está detrás de Eurovisión en la pública, creo que hemos avanzado mucho desde hace dos años, hay trabajo, hay ganas y hay ambición por ganar. Pero también seguimos teniendo cosas chapuceras, improvisadas y carencias que no se molestan en cambiar, de ahí mi miedo de cara al Benidorm Fest 2023. Pero es el resumen de mi vida eurovisiva con RTVE, una relación que va bien, pero cuando va demasiado bien esperas la ostia en cualquier momento… Vamos como mi vida diaria.

Pero RTVE tiene que reflexionar, pararse a pensar que ha podido fallar, no puede ser que vengamos con un subidón del Benidorm Fest 2022, del súper subidón del tercer puesto de Eurovisión y en el anuncio de candidatos sacar un 4% de audiencia y la gala un 6%. El hype sigue alto, pero veo más dudas con esta segunda edición que con la primera, cuando no debería de ser así.

Y para ser justos el eurofandom, más bien el talifandom bajar los puntos de intensidad, de critiqueo, de augurios y de filtraciones. Nadie puede decir que el Benidorm Fest está muerto, sin conocer los temas y sin ver la gala, queremos correr demasiado y parece que algunos disfrutan con una nueva etapa dorada fresca style. ¿Un puñado de fama en Twitter por un día justifica todo? Creo que no.

Y sin más (sin mucho para ser justos) procedo a repasar las actuaciones de los 18 candidatos, de los candidatos que quieres, los que tú quieres.

MELER “Que te vaya mal”

Pop radio friendly bien cantado, que te hace mover el pie cuando los escuchas y te ponen la sonrisa en la boca. Pero este tipo de música (que es algo habitual que escucho) necesita de mucho trabajo escénico o no deja de ser algo agradable que pasado tres canciones no recuerdas lo más mínimo. (3/5)

VICCO “Memoria de pez”

Esta chica tenía un directo muy bonito, pero más allá de ahí no hay más. Vale que no es la canción con la que se presentará, pero tienes una voz bonita pero muy genérica, no puedes ponerla ni un pero, pero tampoco sabrías diferénciala con el resto y este ejemplo lo podemos tener con miles y miles de cantantes. No solo es cantar bien, es saberte diferenciar y destacar. (3/5)

RAKKY RIPPER “donde estas?”

A diferencia de cierto satélite de la tierra sabe cantar en directo, sabe defender su canción. Se agradece algo marchoso y no un intento de demostrar lo bien que sabes cantar, algo que te defina como artista. Pero este tipo de género se potencia mucho más con el autotune, con las posibilidades que ofrece de distorsionar la voz y que forme parte del juego de la canción. Pero esta herramienta, para mí (llámame polla vieja) en un no en Eurovisión. Pero creo firmemente que su canción me gustará muchísimo en estudio, pero inevitablemente se me deshinchará en directo. (4/5)

ARITZ AREN “Arcade”

Creo firmemente que este chico le ha podido la presión de las redes, se le ha juzgado por que se dudaba de su directo y vio su oportunidad de resarcirse con “Arcade” una balada para demostrar que cantas. Pero volvemos al mismo problema de base, ¿Te representa como artista? Si eres un virtuoso del baile ¿Por qué presentarte con una balada? Personalmente me dejó super frío, la voz es correcta sin más, pero la emoción no estuvo en ningún momento. (2/5)

FAMOUS “Hoy ya no”

Famous es uno te tantos ganadores de talents con el mismo problema de base. Tiene un vozarrón, personalmente en los graves y cuando rompe su voz me chifla (ya me gustaba en OT) pero que es buenísimo cantando canciones famosas, pero que cuando llega el momento de brillar con sus propios temas todo se viene abajo. Le pasó cuando intentó ir a Eurovisión en OT o le pasó el sábado en la gala. Nos brindó uno de los mejores directos, con una canción que es la nada más absoluta. Ojalá de con la tecla esta vez. (4/5)

E’FEMME “Vroom, vroom”

Estas chicas las entrevistamos en ESCPlus y me parecieron súper simpáticas. Pero no sería justo si no dijera que fueron de lo peor de la noche, sus voces no empastaban, no se las entendía, cada una iba a su bola, miradas de pánico a cámara y directo muy muy flojo. Tienen mucho camino de aquí a enero, por qué pueden presentar un temazo, pero sin un buen directo no tienen nada que hacer. (1/5)

SHARONNE “Last dance”

Una de las grandes sorpresas de la noche, no conocía nada de ella, solo lo poquito que escuché en Spoti, pero su directo me sorprendió para muy bien. Un falsete perfectamente dominado. Pero poco más destacable, la parte de baile parecía coreografiada por el mismo Poty y más aún, si comparamos de dónde venimos. Además del concepto escénico le veo desfasado en Eurovisión, las lentejuelas, el cambio de vestuario, eso en 2014 podía sorprender, en 2023 puede oler a naftalina. En definitiva, veo una artista con mucho potencial, que si sabe huir de lo típico y de lo tópico puede dar guerra en el Benidorm Fest (3.5/5).

MEGARA “Hocus pocus”

Edición tras edición, todos tenemos unos protegidos y si no piensas lo mismo eres un ser sin corazón. Quería a Megara en el Benidorm Fest y verlos como candidatos me hace super feliz. Ahora bien, la actuación no fue una maravilla, el directo fue algo ahogado y los nervios eran palpables. Aún así, fueron de lo mejor de la noche, son diferenciables y si se lo curran escénica y vocalmente pueden ser un tiro, no solo en la preselección, si no en el Festival en sí. (4/5)

AGONEY “Cachito”

Jugaba en casa y se notaba. De las actuaciones más redondas de la noche, ofreciendo un pack muy solvente y completo. De cara a su propuesta espero que tire a estos sonidos, a esta actitud y no acabe pasado de vueltas, sobre actuado y con agudos imposibles. Lo que no puedo esconder, es que su voz no me acaba de gustar, aún así al César lo que es del César: 4/5

ALICE WONDER “Decir adiós”

Para mí, el gran descubrimiento de este Benidorm Fest. Son ese tipo de artistas que te atrapan, que tienen ese factor X, ese ángel tan especial, que no se puede conseguir ni con clases, ni ensayando, ya viene uno con él de casa. Canta absolutamente precioso, de pellizquito en el corazón y a mí con unos cascos, en mi soledad me emociona hasta la lágrima. De los grandes directazos de la noche y estoy muy ansioso de escuchar su canción. Eso sí, de cara al BF o a Eurovisión, la canción puede ser bonita, la voz acompañar, pero la puesta en escena no pueden ser cuatro planos mal montados y dos focos de “tu canción”, una puesta en escena tiene que ser impactante aun siendo una balada y ese será su gran reto. (5/5)

FUSA NOCTA “Luz bajita”

Uno de los temas para mí más conocidos de la noche de su propio autor. Ella impacta en escena con su presencia y es un estilo bastante diferente. Vocalmente estuvo muy floja, presa de los nervios que se notaban en las miradas a cámara. Este estilo ahora mismo puede ser de la música más consumida a nivel mundial, pero tengo mis reservas como funcionaría en Eurovisión. Pero otra artista que tiene mucho trabajo de aquí a enero. (2/5).

SIDERLAND “Només vull amor”

¡Qué maravilla poder ver la diversidad lingüística de España! Siderland tienen temazos, de esos que te llevan al verano, a la playa, a una noche de amigos y risas. Pero nuevamente, llevar esto de una manera competitiva a Eurovisión me parece una labor muy complicada. No puedes apostar por lo bizarro como le pasó a Miki, pero tampoco puedes presentarte con la nada porque te quedas en el olvido. Su canción sé que me gustará mucho, que entren en la lucha por el triunfo dependerá de lo que presenten en el escenario. (4/5)

ALFRED “De la tierra hasta Marte”

El Alfred comedido, sin excesos de nasalidad, de trajes que descentran, es un claro sí. Las tablas de OT se notan, su directo fue de lo mejorcito de la noche, sus miradas a cámara, el quererte contar una historia y empatizar con el espectador es tan clave para el éxito. Mención aparte lo bien que habló del Festival. Espero que sepa jugar con toda su experiencia en eurovisión y nos presente un temazo absoluto. (5/5)

TWIN MELODY “Ciao”

Sinceramente me imaginaba un directo mucho peor, pero lo salvaron bastante bien (una mejor que la otra). El problema que tengo con estas gemelas es que sus canciones están guays 30 segundos, para hacer un baile resultón en TikTok y chimpún, pero es que ni eso tuvimos el sábado. Porque realmente la actuación de ayer es gala 5 de OT. Bien, pero nada brillante. Veremos que presentan y como lo defienden las s!sters. (2.5/5)

BLANCA PALOMA “Nana”

El directo de la noche, nadie cantó como ella, con esa seguridad, con ese saber estar, con esa clase. ¡Viva Blanca Paloma! Esta chica en el escenario es brutal, el aplomo que tiene parece que lleva encima de los escenarios años y no es así. Nuevamente es de las apuestas que más ganas tengo de escuchar, porque si es elegida por segundo año consecutivo tiene que venir con algo muy gordo. El año pasado ya vimos de lo que es capaz, espero que en este 2023 al menos lo iguale, en cuanto a belleza, presencia y voz. (5/5)

SOFÍA MARTÍN “TÓXICA”

Esta chica cuando la escuche me pareció que hacía chicles con sus temas, es un pop que se pega y que no te puedes quitar de la cabeza. Letras sencillas, pero que estás trabajando y te bien el tóxicaaaaa a la cabeza. El problema que veo aquí es la presencia en escena sufro en el directo, la veo que está bordeando el desafine y sus movimientos son poco naturales, como muy medidos. Esto con mucho ensayo se puede corregir y presentar un auténtico pelotazo en enero. (3/5)

JOSE OTERO “Dancing on my way”

Este tipo de actuaciones me da mucha rabia. El chico cantó muy bien en directo, la puesta en escena del montón como la mayoría, pero que realmente me dejó sin más. Con un sentimiento de joder, me tiene que gustar más, pero que no lo hizo, me deja frío y realmente no me deja mucho más que decir de él y eso es muy peligroso. (3/5).

KARMENTO “Cri, cri”

Karmento viene a ser la revolución de este Benidorm Fest. Tiene un directo muy, muy bueno. Pero es verdad que no ofrece una voz diferente o personal, pero ahí lo suple con la presencia escénica sobresaliente. Es absolutamente arrolladora, es de las pocas propuestas que no me fijé en los fondos porque solo la podía mirar a ella. Sin ninguna duda, es la canción que más ganas tengo de escuchar, ese folk manchego ojalá arrase con todo (5/5)

Ajustándonos estrictamente a lo visto el sábado, los 18 elegidos que quieres, los que tú quieres parten en esta posición en la carrera eurovisiva:

  1. Alice Wonder
  2. Blanca Paloma
  3. Alfred
  4. Karmento
  5. Megara
  6. Siderland
  7. Rakky Ripper
  8. Famous
  9. Agoney
  10. Sharonne
  11. Sofía Martín
  12. Vicco
  13. Meler
  14. Jose Otero
  15. Twin Melody
  16. Fusa Nocta
  17. Aritz Aren
  18. E’Femme

La conclusión que saco de esta gala de presentación de los candidatos, desde el cariño más absoluto a los 18. Fichar un buen escenógrafo, no es un concierto, no es una actuación sin más, son 3 minutos para cantar un temazo, pero también 3 minutos para impactar visualmente y Chanel el Benidorm Fest se lo llevó por eso mismo.

Que se me entienda bien, no quiero un show de dance brake y otra parte de baile, quiero una actuación potente visualmente, una actuación de tres minutos que me mantenga pegada la mirada a la televisión. Que cuando se acabe, independientemente de si escucho ese género musical o no, en mi vida normal diga ¡Joder nena que bueno! y eso lo piense la abuela de República Checa o el niño de Dinamarca.

La fórmula de ganador de Eurovisión nunca se sabe, pero una buena canción, una buena voz, aplomo en el escenario y un buen espectáculo visual son ingredientes que te garantizan ir a por todo. Porque a Eurvisión se puede ir a vivir la experiencia, a enriquecerte cultural y musicalmente, pero a Eurovisión sobre todo se va con tres minutos diseñados para ganar.