Crónica Música Giras

Maldita Nerea deslumbra en un Wizink Center de Madrid a reventar

El grupo murciano liderado por Jorge Ruiz comenzó este sábado la gira de su último disco

Con puntualidad británica, aunque en España, caían a las nueve y media de la noche, de este sábado 17 de febrero, las luces del Wizink Center de Madrid. Lo hacían para dar paso al recital del grupo Maldita Nerea y bajo la mirada de miles de personas que llenaron el recinto hasta prácticamente reventarlo. Entre ellos, muchas parejas que aprovecharon la cita musical para celebrar San Valentín, que había sido hacía tan solo tres días.

Con el, por algunos conocido, Palacio de los Deportes madrileño totalmente a oscuras, comenzaba una cuenta atrás que se visualizaba en la pantalla central ubicada en el escenario y que seguía el diseño gráfico de su anterior disco, “Un Planeta Llamado Nosotros”. Llegaba el momento en el que el grupo se subía al escenario y comenzaba el que sería un recital de algo más de dos horas en el que repasarían sus mayores éxitos, así como canciones que cantaban por primera vez sobre el escenario, como remarcó Jorge Ruiz, vocalista de la banda, en varias ocasiones.

La primera canción que sonó fue “Por el miedo a equivocarnos”. Se preveía una noche única y los asistentes al concierto no defraudaron coreando todas y cada una de las canciones a pleno pulmón. Detrás vinieron “Nunca Estarás Sola” o “¿No Podíamos Ser Agua?”.

Con ellas llegaron a “Extraordinario”. Uno de los momentos más especiales de la noche, ya que a Maldita Nerea se unió un coro de chicos y chicas con discapacidad intelectual de la Fundación A LA PAR, que fueron coreados y aplaudidos por todo el público y para los que Jorge pidió “el aplauso más grande del mundo”, demostrando de nuevo su simpatía y altruismo y dando voz y visibilidad a personas que, como él mismo ha dicho en más de una ocasión, son extraordinarias.

La ruta por la música de Maldita Nerea continuó con “Cosas Que Siempre Suenan A…”, “No Pide Tanto Idiota”, “Perdona Si Te Llamo Amor”, “Dos Besos Después”, “A Quién Quiera Escuchar”, “Estabas Conmigo” o “Mira Dentro”. Los presentes no dejaron de corear las canciones ni de darlo todo, pero otro momento en el que el Wizink se derrumbó, para deleite del grupo, fue con “Bailarina”, una de sus canciones más populares por haber sido la sintonía oficial de La Vuelta —el evento deportivo de ciclismo en España— del año 2017.

Las luces se volvieron a apagar completamente y a petición de Jorge Ruiz durante “El Mundo Genial De Las Cosas Que Dices”. Una de las imágenes más impactantes fue ver como miles de linternas de los móviles de todos los presentes, formaban la suficiente luz para iluminar todo el recinto, moviéndose al ritmo de la música.

El vocalista de Maldita Nerea había pedido en varias ocasiones “bajar las pulsaciones” a los asistentes para ir, poco a poco, metiéndose en las canciones más sentidas de sus discos, y que tienen un ritmo más lento. Llegó a “Madre”, canción del último disco, y siguió por “La Respuesta No Es la Huida”, “Siempre Estaré Ahí” o “La Canción Que No Termina”, para volver a subir las revoluciones con “Nosotros”, incluida, también, en su último disco.

Jorge, tan detallista como siempre, quiso hacer una petición especial a todos los que les acompañaban en este fantástico inicio de gira. Se acercaban las 12 de la noche del 18 de febrero, fecha en la que nació su hijo, Bruno, como hizo saber al público, quienes le cantaron un sonoro “Cumpleaños Feliz”.

La cosa no quedó ahí. Tras el emotivo momento, llegaba el turno de que sonara a todo volumen una de las canciones más románticas del grupo: “Un Planeta Llamado Nosotros”. El cantante comentaba que esa canción la escribió, dedicándosela, especialmente, a su mujer.

Todo parecía indicar que el recital de la noche llegaba hasta ahí, pero, los que ya hemos asistido a más de un concierto de Maldita Nerea, sabemos bien que tras varios “otra, otra” por parte del público llegan siempre las canciones más especiales del grupo. “Tu Mirada Me Hace Grande” abrió la puerta de los “bonus track” del concierto. Una de las canciones más pedidas por los fans de la banda, y que el propio Jorge reconoció que le pareció muy especial la primera vez que la cantó en la ciudad, a la que se hace referencia en el tema.

“Duele”, que también forma parte del último disco fue el siguiente “bonus track”. Después pidió un aplauso de agradecimiento a todo el equipo que le acompañaba y que hizo posible este “Wizink” y continuó por “El Secreto de las Tortugas”, himno de todos sus fans a los que apodan cariñosamente, precisamente, como a este animal.

Ya a las once y media de la noche se subía al escenario un coro de niños formado por alumnos del Colegio Arenales y el Colegio Madres Concepcionistas, ambos de Madrid, finalistas del Concurso Inevitable.

Jorge bromeaba diciendo que hay quienes dicen que no hace colaboraciones. E insistía: “A ver si algún artista de este país se uniera a alguna colaboración como esta o como la de antes” y pedía un aplauso para los pequeños artistas que le acompañaban.

Juntos cantaron “Inevitable”, single de su último disco, algo que le parecía “un atrevimiento después del ‘Secreto de las Tortugas”. Con ella pusieron el mejor broche posible a un gran concierto de dos horas por el que Maldita Nerea recibió una gran ovación del público en forma de despedida y que demostró que siguen teniendo una gran legión de “tortugas” que les acompaña en cada paso que dan.