Eurovisión

Reino Unido, tu sede de confianza

Lo que está pasando este año no es nuevo, ha pasado ya cinco veces, eso sí son poquitas veces respecto a 66 años eurovisivos. En esta pequeña columna repasaré los «eurodramas» que hubo detrás de estas decisiones y aunque mis fuentes están, algunas a la altura de las de Lydia Lozano, que tire la primera piedra al que no le guste un buen «eurochisme».

Como todes sabemos el primer Eurovisión se celebró en 1956 y si no lo sabes ojo cuidado no llame a tu puerta la asociación del buen eurofán y te quite tú carnet de eurofana de pura cepa. Pues bien, ese año se celebró en Suiza, ¿Por qué? básicamente la UER tiene hay la sede de su chiringuito, concretamente en la ciudad de Lugano, no sé mataron mucho la cabeza estos europeos. Y sorpresa para todos, el Festival organizado en Suiza, lo ganó… Suiza. Lys Assia se convertía en la primera «eurodiva» aún sin ella saberlo, ella anduvo para que Carola pudiera correr; pero los dramitas empezaron pronto y Suiza se negó a organizar Eurovisión al año siguiente, y lo cogió la televisión alemana. Aquí la UER vio un problemita que se podía montar todos los años y entonces fue en 1958 cuando se implanta la regla que rige hoy en día, si ganas Eurovisión tienes por derecho se ser la primera opción para albergar el Festival al año siguiente y diría que casi, casi la obligación.

Pero bueno, como la regla es posterior, este caso lo consideramos una mera anécdota y vamos con los siguientes años donde esto pasó con el reglamento en mano:

1960 – GANADORA PAÍSES BAJOS, SEDE REINO UNIDO

En 1957, como hemos dicho Alemania albergaba Eurovisión en Alemania Occidental y la represente de Países Bajos: Corry Brokken con «Net als toen» se alzaba con la victoria. Por tanto, la NOS, televisión pública holandesa, decidió organizar la edición de 1958 en la ciudad de Hilversum, se trata la primera vez en la historia del Festival (solo llevábamos tres ediciones) que el ganador es el anfitrión del año siguiente.

Se ve que se gastaron el presupuesto de varios años llenando todo los estudios de la NOS de tulipanes y cuando en 1959 volvieron a ganar con Teddy Scholten y su «Een Beetje» en tierras francesas decidieron rechazar organizar Eurovisión de nuevo.

Y entonces se empezaron a forjar ciertas «tradiciones» sin saberlo:

  • La BBC sería la anfitriona, siendo el inicio de su andadura como la sede comodín.
  • El año anterior los ingleses quedaron segundos, como iba a ser la tónica durante bastantes años.
  • Y por primera vez en la historia, el ganador del año anterior entregaba el trofeo al ganador de la edición.

1963 – GANADORA FRANCIA, REINO UNIDO VUELVE A SER LA SEDE

Este caso es muy parecido al anterior, Francia ganaba Eurovisión 1962 con la preciosa «Un primier amour» y tenía la posibilidad de ser la sede, pero claro, Francia llevaba un camino muy glorioso y con esta victoria era la tercera en siete años (igualito a su racha actual). Y los dos años anteriores 1959 y 1961 ya había albergado el Festival en Cannes y esta vez se negó, básicamente no todo el mundo puede ser como Chanel porque para Francia su problema «sí que era monetary».

Pero esta vez, la elección de la sede estuvo muchísimo más entretenida. Se ofreció el evento al segundo clasificado: Mónaco, pero claro, siendo un país tan diminuto no se veía capaz de hacerlo bien y declinó la invitación por no garantizar una estructura solvente. La pelota pasó al tercer clasificado: Luxemburgo. Pero claro, estos no tenían el dinero para hacer dos ediciones seguidas por lo que también rechazaron ser la sede por segundo año consecutivo, por lo tanto ¿Adivináis quién acaba siendo el comodín? ¡Exacto! La BBC vuelve a ser la sede de Eurovisión como cuarto clasificado (ojo, empatado con Yugoslavia y a ellos ni ofrecérselo… ahí lo dejo).

Este año la BBC tiró de originalidad y separó al público y a los artistas en dos estudios diferentes. El de los artistas se modificaba en cada actuación, para dotar de una personalidad única a cada actuación, pero todo se hacía «misteriosamente» muy deprisa y la duda de que si las actuaciones eran pregrabadas surgió. La BBC obviamente dijo que no y la UER les apoyó… Y luego nos escandalizamos con la negación de los play backs del junior, en el 63 ya apuntaban maneras.

Y como bonus track de «eurocuriosidades», el momento votaciones fue un tanto «eurodrama» al cuadrado. Llegó el momento de votar de Noruega y el pobre presidente del jurado, el buen hombre no había sumado aún los puntos de los 20 miembros del jurado, entonces no se le ocurrió otra salida que decir los votos que llevaba recontados hasta el momento y que luego decía el resto. ¡Olé tú choch* moreno!

Votan todos los países y nos encontramos a Suiza primera con un punto de diferencia sobre Dinamarca, Noruega termina de votar dando un resultado bastante dispar a lo ya anunciado y acababa ganado Dinamarca. Esto pasa actualmente y tenemos suicidios colectivos y las redes colapsan en un bucle espacio temporal.

1972 – MÓNACO ES DEMASIADO PEQUEÑO, REINO UNIDO VUELVE A SER LA ALTERNATIVA

Mónaco con 202 hectáreas es un micro país, más de la mitad de su población es rica, tienes mansiones que las cortinas están hechas con billetes, organizan una carrera de F1, pero el Festival de Eurovisión no se puede hacer en la calle y no tenían ningún recinto que pudiera albergar el evento. Por lo que la victoria conseguida por Séverine y su «Un blanc, un arbre, une rue», la única ganadora monegasca, se quedaría sin poder cantar en Mónaco, ella era francesa, por lo que triste pero no mucho.

Siguiendo la lógica seguida por la UER años anteriores, se tenía que ofrecer al segundo clasificado de 1971 y ¡Alerta spoiler! era España, nuestra amada y querida Karina quedó segunda absolutamente para nada, porque la UER fue a lo seguro y la dijo a la BBC «cariña, ¿te encargas tú de esto como siempre no? A pesar de que fueron el año anterior cuartos. Pero aquí tenemos mucha rumorología, se cuenta, se dice se comenta, que Mónaco ofreció celebrar el festival a bordo de un portaviones o en la explanada del casino de Montecarlo, es decir todo al aire libre y en junio, pero la dijeron «ni ningún portaviones, ni ningún casino, aquí se celebra en un sitio techado».

Dentro de estos «eurorumores» se valoró Barcelona e incluso Canarias, pero nosotros ya teníamos lo que teníamos y dinero precisamente no era. Por lo que la BBC, ofreció Edimburgo, primera vez que no sería Londres la sede y ante la buena experiencia demostrada (cuatro festivales en 13 años) la UER dudó poco.

En ese año tenemos el primer intento de boicot, Irlanda y Reino Unido estaban un poquito en tensión, el país anfitrión había matado a civiles irlandeses. Por lo que al finalizar la actuación de Irlanda se tiraron petardos a los pies del teatro, un pequeño revuelo que pasó cuando España y Jaime Morey salían al escenario.

1974 ESPAÑA NUEVAMENTE SEGUNDA, REINO UNIDO NUEVAMENTE SEDE

Luxemburgo vivía su época dorada, había ganado Eurovisión en 1972 y en 1973, acumulando 4 victorias a sus espaldas para este pequeño país. Los tres años anteriores había sido siempre sede del Festival, pero la victoria en casa de Anne- Marie David y su archiconocido «Tu te reconnaitras» suponía mucho esfuerzo económico para la televisión pública de Luxemburgo quien acabó declinando ser sede por segundo año consecutivo.

Como sucediera en 1972, España el año anterior había quedado segunda, Mocedades y «Eres tú» eran historia del mundo, pero no tanto como para conseguir ser la sede de Erovisión. Pero como Reino Unido sabe lo que toca cuando no hay sede de Eurovisión directamente se ofreció voluntaria al más puro estilo Katniss Everdeen, ofreciendo Brighton esta vez como ciudad anfitriona.

1974 estuvo repleta de estrellas de la música, Reino Unido llevaba a Olivia Newton-Jhon, con momento Lucía Pérez incluido porque fue con la canción «Long live love», canción elegida por el voto postal del Reino Unido, cuando ella quería otra, finalmente quedó cuarta por lo que ni tan mal. La super estrella italiana Gigliola Cinquetti, que quedó segunda con «sí» después de su victoria diez años antes.

Pero si alguien brilló con luz propia fue ABBA, el grupo sueco ganaba Eurovisión, su primera parada antes de conquistar el mundo entero. Pero sorprendentemente, ellos no eran los favoritos, el francés Dani con su tema «La vie à vingt-cinq ans» era la super favorita de la edición, pero la muerte del presidente francés en la semana de ensayos acabó con su retirada. ¿Qué hubiera pasado?

1980 ISRAEL SE RETIRA Y REINO UNIDO DICE NO

Acabamos con el «eurodrama» por todo lo alto, por primera vez en la historia eurovisiva el ganador del año anterior se retira del concurso, y también por primera vez Reino Unido no es el comodín perfecto de la UER. El dramita y el caos se apoderó del Festival porque la sede se ofreció literalmente a todos los países y ninguno estaba por la labor de recoger el testigo, por diferentes motivos. Es más, el palacio de Congresos de Torremolinos estuvo como una opción, una absoluta lastima perdernos esta fantasía. Finalmente, la NOS, televisión neerlandesa se ofreció para ser sede, casi sin tiempo y reciclando los elementos de 1976 cuando fue sede.

Sobre Israel hay mucha rumorología, la versión oficial es que se retiraron por coincidir con la fecha en la que se recuerda el Holocausto judío, pero la duda de sus problemas de dinero sobrevuela esa opción de retirada. Por lo que, salvo Irlanda, ningún país ha sido sede dos veces seguidas, es más siendo estrictos Irlanda lo fue tres, no dos y descontando el caso extraño de Países Bajos con la suspensión del festival por covid.

Esta ausencia de Israel propició la única participación de Marruecos en el Festival de Eurovisión, además este año como novedad cada país llevaba a su propio presentador para presentar en su propio idioma a su representante. En España fue Mari Cruz Soriano (no, aún no estaba Anne Igartiburu) y presentó al grupo Trigo Limpio.

2023 EL SECRETO A VOCES DE REINO UNIDO

Desde la misma noche del 14 de mayo se empezó a rumorear que Reino Unido sería la sede de la próxima edición de Eurovisión, por pura tradición de ser comodín cuatro de las cinco veces que no se celebró en el país campeón, además de ser el segundo clasificado en la edición de 2022.

De momento, la UER admite esas conversaciones con el país anglosajón y medio país se ha ofrecido para albergar el Certamen musical, pero sin nada claro, sin nada en firme y todo eurofán viajero reservando a ciegas de fechas y de ciudad, con el rumor de que puede acabar Eurovisión 2023 en Bruselas. Como siempre digo, ser eurofán no es fácil.

X