Eurovisión

Reaccionando a Eurovisión 2021: Suecia

Una de las televisiones que ha esperado hasta marzo para hacer pública su candidatura eurovisiva ha sido la emisora sueca, quien estará representada en Róterdam por Tusse y la canción ‘Voices’.

SOBRE EL PROCESO DE SELECCIÓN

El Melodifestivalen lleva décadas siendo una de las finales nacionales con mayor expectación al rededor de Europa, pero actualmente se encuentra en una etapa en la que ha conseguido consolidarse como la preselección más seguida a nivel internacional, debido a un trabajo bien realizado y una campaña de expectación casi imperceptible en cualquier otro procedimiento nacional. Cada año es mayor el hype generado tanto por artistas consolidados y repetidores en el formato, como por las nuevas estrellas que debutan en el mismo.

La SVT basa el concurso en la celebración de 4 semifinales, una repesca y una gran final, en la que este año hemos podido contar con influencias pop, rock, electrónicas, ochenteras, indie y una larga lista de etcéteras.

Las galas son amenas y no se hacen pesadas, debido a la fluidez de la mecánica, la carencia de monólogos y tiempos de votación cortos pero eficientes creando expectación en un público tanto juvenil como adulto. Además, el factor de que la gente pueda votar desde sus casas de manera gratuita (o de pago si se quiere) y ver el resultado de manera simultanea mediante los corazones y latidos de votación resulta visual y efectivo para que los artistas consigan mayor apoyo social.

No obstante, considero injusto el sistema de votación por grupos de edad, dado que muchas veces las canciones reciben una cantidad de votos abrumadora que no se corresponden de manera equitativa puesto que no consiguen ganar en los diferentes sectores de edad, a pesar de sumar una diferencia de puntos muy superior a los vencedores. En muchas ocasiones da lugar a la estrategia.

Algo positivo que no quiero dejar en el olvido ha sido la buena gestión llevada a cabo por la directiva del Melodifestivalen en cuanto a la crisis sanitaria se refiere. Han llevado con rigor una conducta intachable, cancelando temporalmente la gira nacional y centrando todas sus galas en la capital. Estas se han protagonizado por la ausencia de público en los estudios y por la adaptación escénica mediante planos y realizaciones más cortas que evitaban planos generales hacia un estadio vacío. Además, han llevado con exactitud el análisis de pruebas PCR, llegando a grabar sus ensayos para poder ser emitidos en caso de algún positivo en la plantilla o equipos de alguna candidatura; por suerte, no se han tenido que llegar a utilizar. En resumidas cuentas, las decisiones se han llevado a cabo con conciencia cívica y no por la ambición. Mi mas sincera enhorabuena.

Es evidente que la delegación sueca se puede considerar una de las grandes potencias en el festival actual, dado que ha conseguido ser el segundo país con mayor incidencia de victoria y con mejores resultados durante las últimas décadas, aportando el dato de que tan solo se han quedado fuera de la gran final en 2010. Son capaces de sacar el mayor rendimiento a sus candidaturas a través de puestas en escena visuales y competitivas.

SOBRE EL RESULTADO

Siendo sinceros, mi predicción sobre los cuatro primeros clasificados era exactamente la que tuvimos en la gran final, se veía venir el duelo final entre Tusse y Eric Saade (cierto es que veía más probable la posible victoria de Eric), así como el apoyo hacia The Mamas y Dotter (quienes volvieron a distanciarse por tan solo un punto, otra vez).

La victoria de Tusse fue más que justificada, dado que no solo logró ganar la votación del jurado con 79 puntos (10 más que el segundo clasificado de dicha votación, Eric Saade), sino que además recibió 2.964.269 votos del público, superando en 1.318.071 votos al segundo clasificado de la audiencia (The Mamas) y logrando sumar 176 puntos en el tablón de puntuaciones, sacando 57 puntos de diferencia al segundo candidato (Eric Saade), logrando una de las victorias más claras de las últimas ediciones del certamen sueco.

SVT
SVT

Estoy muy contento de que un artista revelación en el Melodifestivalen se haya alzado con la victoria en su primera participación en el concurso. No es muy frecuente de suceder, aunque tampoco es la primera vez que sucede.

Sin embargo, la final también contó con alguna que otra sorpresa, como fue el sexto puesto de Klara Hammarström, del cual estoy completamente orgulloso. No esperaba que la supiesen valorar tanto como se merecía y menos viendo su eliminatoria en 2020. Me hizo muy feliz verle en la primera mitad de la tabla de votaciones.

SOBRE LA CANCIÓN

Estamos ante una de las canciones más criticadas de la edición, posiblemente por la aparición de fandom consolidados y la negación a aceptar un ganador diferente al que cada individuo tenía estipulado en la final nacional más seguida del año. Tusse no era mi ganador del Melodifestivalen, pero si me parece un justo ganador, añadiendo que posee una de las canciones más emotivas de la última edición del festival sueco.

La propuesta dota de una elevada carga emocional que se suma a la humildad y a la sencillez mostrada por el propio intérprete durante sus actos, siendo uno de los perfiles más sinceros y agradables de cara a la prensa de la presente edición de Eurovisión.

La canción dota de una melodía muy identificativa y común en las producciones de origen sueco, posee una introducción inductiva donde podemos ver al artista caminando solo sobre el escenario (como hemos visto en otras muchas candidaturas tales como ‘Fuego’ o ‘1944’) y desemboca en una estrofa limpia y evolutiva, dando lugar a unos estribillos fáciles de recordar y amenizados por fondos en tonalidades azules y blancas, recreando un entorno celestial en conexión directa con los sentimientos del espectador.

El problema que le puedo ver a la candidatura es la carencia de novedad por parte de la delegación sueca, puesto que lleva mandando el mismo corte de canciones desde hace casi una década, y esto les ha pasado factura de cara al tele-voto, el cual ya les ha demostrado falta de sorpresa en las dos últimas ediciones del concurso, a pesar de obtener un resultado final envidiable gracias a los puntos del jurado.

La puesta en escena desborda simplicidad y resulta efectiva, centrándose en un camino directo hacia la afección de las emociones, y jugando con pequeños detalles como los planos laterales y la aparición de los coros de una forma épica similar a la aparición de The Mamamas en ‘Too Late For Love’.

LETRA

There’s fire in the rain
But we’ll get up again
We’re thousand miles apart
But we’ll overcome
I’ll never let you down
World is turning us around
But I feel it in my heart
Let’s make a brand new start

Can’t stop us now, forget the haters
Get up and live and make it matter
There’s more to life so go ahead and sing it out

Can you hear a million voices
Calling out in the rain?
You know we got a million choices
So go get out and let it rain

A million voices, voices
A million voices, voices
A million voices, voices
A million voices

There’s fire in the rain
And I can feel your pain
Painting all the scars in
The colors of change
Don’t let them hold you down
Don’t let them hold you down
Go shooting like a star
The star you are

Can’t stop us now, forget the haters
Get up and live and make it matter
There’s more to life so go ahead and sing it out

Can you hear a million voices
Calling out in the rain?
You know we got a million choices
So go get out and let it rain

Can you hear them?
A million voices, voices
Can you hear them?
A million voices, voices
Can you hear them?
A million voices, voices
Can you hear them?
A million voices

Can you hear them? (Can you hear them?)
Can you hear them?

Can you hear a million voices
Calling out in the rain?
You know we got a million choices
So go get out and let it rain

Can you hear them?
A million voices, voices
Can you hear them?
A million voices, voices
Can you hear them?
A million voices, voices
Can you hear them?
A million voices

La letra me transmite el mensaje de la sanación del alma, escuchando a las propias voces de su corazón y guiándose por los sentimientos del ser humano.

Suecia ocupa la sexta plaza en las casas de apuestas hacia la victoria del certamen europeo, posiblemente influenciada por los buenos resultados obtenidos durante la última década en el concurso. Además, consta de un 88% de probabilidad de clasificación para la gran final. Yo no tengo la más mínima duda en que Suecia logrará pasar la etapa de semifinales y posiblemente lograrán alcanzar el top10 en la gran final.

Concluido mi artículo de opinión solo me queda desearle suerte a la delegación sueca (al igual que lo haré con el resto de participantes). Ojalá su rendimiento en la presente edición coseche buenos resultados y consiga clasificarse para la gran final del certamen.

To Top
X