Eurovisión

Reaccionando a Eurovisión 2020: Rumanía

La temporada de preselecciones y anuncios oficiales para el festival de Eurovisión 2020 continúa y es el momento en el de que cada país participante va publicando sus candidaturas para el certamen musical más seguido de Europa.

Uno de los últimos países en seleccionar su candidatura ha sido Rumanía, la cual ha decidido modificar todo el proceso de final nacional, escogiendo de manera interna a Roxen y trabajando de primera mano con la artista para la composición de temas en un campamento de compositores. En mi opinión ha sido una decisión muy acertada dado que el Seleçtia Nationala había decaído mucho en cuanto a calidad de sus canciones y en cuanto a la fiabilidad de los espectadores hacia su televisión pública. De este modo se ha trabajado partiendo de las facultades y capacidades de la artista en cinco candidaturas que gustasen o no gustasen tenían un nivel de producción impecable y una gran variedad en cuento a estilos musicales conservando en todas ellas la esencia y la manera de interpretar de la artista.

La televisión rumana ha demostrado tener mucha ilusión y respeto hacia el festival logrando llenar todo un estadio para escoger la candidatura que les represente en Eurovisión, con una gala con multitud de estrellas de la música rumana y rostros eurovisivos como Loreen homenajeando la trayectoria del país y de su cultura musical en el festival. También se dio la oportunidad a diversos artistas de la presente edición del festival para promocionarse como fue el caso de los representantes de Chipre, Moldavia o Noruega.

Otro punto positivo de la presente edición de la final nacional rumana es que el público y el jurado han tenido pesos equitativos en la decisión final, puesto que el año pasado hubo una gran desproporcionalidad considerando el tele-voto como un miembro del jurado más, lo cual alentó multitud de quejas por parte de los espectadores y seguidores del concurso, algo lógico y normal dado que prácticamente les silenciaron sin tener en cuenta sus preferencias.

La candidatura ganadora resultó ser ‘Alcohol You‘, canción con la cual Roxen volará hasta Róterdam para abanderar a Rumanía en el festival de Eurovisión 2020.

He de decir que pienso que Roxen tenía una favorita clara para ganar, que era ‘Alcohol You’ y que por ello tuvo bastantes diferencias a la hora de interpretar sus canciones aparentemente más rivales como es el caso de ‘Cherry Red’. Es cierto que no esperaba que desarrollase una coreografía, pero sí percibí como las dos primeras actuaciones tuvieron menos emoción que el resto de la gala.

Considero que ganó la mejor de las cinco candidaturas como conjunto y la canción que a mí más me gustaba (junto a Cherry Red). ‘Alcohol You’ es una potente balada cargada de evolución y emotividad. El estribillo se diferencia en cuanto a estructura y musicalidad del resto de baladas y del corte tradicional convirtiéndola en una balada fría cargada de emociones y estableciendo un contraste que a los seguidores de Eurovisión les ha gustado mucho en las últimas candidaturas de otros países como Bulgaria. Además creo que es la canción que más representaba la esencia y la personalidad de la cantante, a la vista está que se encuentra conforme interpretándola y segura de sí misma en todo momento.

La balada no necesita ningún elemento escénico que la potencie, simplemente poniendo la voz peculiar de Roxen y el carisma que la artista desprende en su interpretación le bastará para conquistar a la audiencia, rodeada de tonalidades frías para contrastar toda esta emoción de una manera diferente y personal. Sí es cierto que podría incorporar algún efecto visual como hologramas en pantalla que interactuasen un poco más con la realización y el espectador, los cuales sumarían bastante a una candidatura que se ha convertido en una de las favoritas en las casas de apuestas para ganar el festival.

Espero que la delegación rumana trabaje de manera clara y concisa en un juego de luces efectista y en una realización donde los planos cercanos sean fundamentales y los cambios de plano vayan acorde a unas luces cargadas de luminosidad en colores celestes, puesto que será uno de los factores que más puntos adicionales podrían sumarle a la candidatura para engancharnos a su actuación durante los tres minutos de intervención en Eurovisión, lo demás lo tienen todo bastante fijado de antemano.

Uno de los puntos clave de la candidatura es la peculiar voz de Roxen, la cual sin forzar las notas ni hacer grandes giros entre graves y agudos es capaz de transmitir fuerza e irradiar inspiración con sus cuerdas vocales, aportando uno de los mejores directos de la temporada pre-eurovisiva.

Aprovechando que se comenta que habrá pequeñas modificaciones en la versión final del tema, quizás potenciaría un poco más el instrumental con mayor aporte sinfónico en los violines, pero a rasgos generales está muy cuidada y mimada para ser demandada y emocionar al espectador.

Deseo la mejor de las suertes a la delegación rumana y espero que continúen por este mismo camino y mecanismo de selección para futuras ediciones independientemente del resultado en Róterdam, puesto que solo con la constancia se llegará a alcanzar y mantener el éxito.

To Top
X