Dinamarca

Reaccionando a Eurovisión 2020: Dinamarca

El festival de Eurovisión 2020 se ha cancelado, pero mi columna seguirá comentando y analizando cada una de las candidaturas propuestas por las diferentes delegaciones, puesto que sería injusto dejar a medias un trayecto tan bonito y con tanto valor como la pre-temporada de un festival que volverá con más fuerza que nunca en 2021.

Uno de los últimos países en escoger su candidatura fue Suecia, la cual volvió a optar por el Dansk Melodi Grand Prix para seleccionar la canción y los artistas que representasen al país en Eurovisión 2020. Este año la cadena danesa ha optado por hacer un proceso de selección más abierto, dando la oportunidad a artistas desconocidos de publicitar sus canciones en la radio y de llegar a ocupar hasta el 50% de las plazas de la final. Además, todos estos artistas desconocidos estaban divididos por regiones, de manera que cada región tenía al menos un representante en la gran final del DMGP 2020.

Me ha gustado mucho este nuevo proyecto en el proceso de selección nacional, dado que apuesta por una final más diversa, variada y con artistas de todo tipo ya sean famosos o no. Además, los ganadores resultaron ser Ben & Tan con la canción “Yes“, dos de los artistas que salieron del proceso de anónimos.

Dinamarca celebró la final nacional en un espacio cerrado y sin público, siendo los primeros en poner medidas a la crisis del Covid-19. La decisión fue un acierto dado a que frenaron la propagación de la pandemia, pero cierto es que la imagen de ver un estadio de 16.000 personas vacío y sin el público, fue desoladora. Además, me entristece ver como los artistas anónimos tuvieron la mala suerte de quedarse sin cantar ante todos esos espectadores físicos en su primer concierto en un estadio de semejantes dimensiones.

En primer lugar quiero comenzar destacando la labor de la televisión danesa, la cual tras cinco años ha decidido renovar en escenario de su preselección ofreciéndonos uno de los mejores escenarios de la pre-temporada, dotado de un gran equipo lumínico y de realización que podría estar a la altura del propio festival de Eurovisión. Además, han decidido incorporar una pequeña orquesta que arropaba a cada concursante y que dotó de emoción y fuerza cada una de las actuaciones finalistas.

La canción ‘Yes’ comienza de manera tranquila y relajada apoyándose solamente en la voz de los artistas y en el sonido de una guitarra española durante las estrofas, para así explotar en un éxtasis de musicalidad e instrumentación en un estribillo que rompe de la manera más energética posible, ofreciéndonos una parte de la canción que a mí personalmente me suena como un himno. Me emociona y siento que la población está unida y representada en una sola canción, la cual cabe recordar que obtuvo más del 60% del apoyo del público.

Ben & Tan desarrollaron un concepto escénico sencillo pero eficaz, donde su compenetración y su complicidad fueron el 100% de su escenografía, ofreciendo verdad y emoción. Además la aportación lumínica fue muy acertada dado que los colores eran vivos pero elegantes y el mensaje era enfatizado por ráfagas de luz y movimiento. Sinceramente veía muy probable su pase a la final de Eurovisión y una cercanía casi segura al Top10. No necesitaban cambiar nada.

Espero y deseo que Ben & Tan tengan una plaza asegurada en el Dansk Melodi Grand Prix 2021, dado que han sido los ganadores incondicionales de la presente edición y merecen tener la oportunidad de representar a Dinamarca en Eurovisión 2021.

To Top
X