Eurovisión

Arde Bogotá: «La aventura de ir a Benidorm estaría bien, aunque habría que esperar»

Nuestro compañero Cristhian Solano ha tenido el placer de entrevistar a Arde Bogotá, un grupo rock fundado en Cartagena en 2017. Sus cuatro integrantes: Antonio García (vocalista y guitarrista), Jose Ángel Mercader (batería), Daniel Sánchez (guitarrista) y Pepe Esteban (bajista).

P: Buenos días chicos, tengo entendido el lugar donde os conocisteis y formasteis la banda tiene un significado especial, ¿Podríais contarnos como fue el proceso de crear ‘Arde Bogotá’? ¿De dónde proviene el nombre de la banda?

Antonio: Bueno, la banda se formó a partir de una noche de fiesta. Me presentaron a Dani y ahí comenzamos a hablar de música. Al día siguiente nos metimos en un local a tocar conJota y con Pepe. Esto dio lugar a un proyecto que no tenía nombre hasta que un día me voy de viaje a Bogotá y al volver del viaje les conté Bogotá había sido el primer sitio donde había sonado nuestra música a parte de Cartagena. Me había llevado las grabaciones y de esa historia se propuso ‘Arde Bogotá’ como un nombre.

P: En ese mismo pub comenzasteis a componer juntos y surgió vuestro primer sencillo “Antiaéreo”, que junto a otras cuatro canciones (‘Quiero Casarme Contigo’, ‘Big Bang’, ‘Virtud y Castigo’ y ‘Te van a hacer cambiar’) está incluida en vuestro álbum debut (El tiempo y la actitud). ¿Cómo fue el proceso para llegar a conseguir publicar un álbum musical en medio de una pandemia donde la distancia y era un handycap y la incertidumbre una manera de sobrevivir?

Antonio: Había mucha incertidumbre, miedo y sensación de que todo era raro. Era el primer disco que sacamos como banda y no teníamos claro que esperar de la salida de un disco. Desde luego no lo que estábamos viviendo, puesto que, como todo el mundo, el confinamiento y la distancia nos llevaba a hacer las cosas de una forma rara. La sensación fue de impotencia, de querer estar haciendo otras cosas con este disco. Habíamos soñado que nos llevaría a hacer otras cosas que no estábamos haciendo.

P: El principal vínculo que unen a vuestras canciones con el público (o al menos esta es mi impresión) puede ser la normalidad con la que se tratan temas y sucesos de la vida cotidiana, con la que nosotros podemos sentirnos identificados. ¿Es este el objetivo que queréis transmitir a través de vuestra música?

Antonio: Es un poco pretencioso intentar que la gente se identifique con algo que tú haces. Cada uno es un mundo y es muy difícil ponerte en la cabeza de la gente que te viene a ver, saber que les está pasando y ponerle voz a eso. El ejercicio es al revés, hablar de cosas que nos gusten a nosotros, donde los cuatro estemos cómodos y que a los cuatro nos represente. Con eso el mensaje ya es honesto y tiene la facilidad de que, si eso nos ha pasado a nosotros, que somos cuatro chavales corrientes, le pueda haber pasado a otro chaval o chavala que venga a verlo. Eso es bonito y especial. No pretendido, sino fortuita.

P: Vuestro primer disco tenía reflexiones que pese a contar la misma esencia dotaban de una perspectiva quizás más melancólicas que daba la sensación de desnudez delante del público. Y cito textualmente fragmentos como:

«En la batalla que mantengo en mis recuerdos

Con esto vas a flipar

Pero ya todo igual

Si te quiero más, me arruinarás»

Arde Bogotá – «Virtud y Castigo»

Sin embargo, en vuestras últimas canciones promocionales se puede notar una visión más rebelde y con desparpajo, y vuelvo a citar textualmente:

«Hoy voy a verte por fín, y en el Uber siento que al llegar allí voy a poder morir»

Arde Bogotá – «Abajo»

«Ven a bailar carió, una canción de mierda.

Ven a bailar cariño, nuestra canción de mierda»

Arde Bogotá – «Cariño»

Antonio: A nosotros nos gusta también que haya espacio para letras menos profundas. Las letras son un elemento más dentro de una canción y cuando la guitarra o la batería está proponiendo una cosa movida, divertida y energética, no hay espacio para ponerse metafórico y excesivamente poético, sino buscar una serie de palabras que cuenten lo mismo que ello. ‘La noche’ es un disco donde hay espacio para canciones más diversas. Hay letras más profundas y más energéticas.

Daniel: La composición de ‘La Noche’ fue diverso. Las letras nos sugerían algo para hacer la música, o la música que hacíamos en el local de forma improvisada nos pedían letras. En este disco había un factor común que era el sonido a nocturnidad, queríamos orientarlo de esta forma. Queríamos hacer un disco que cuente una historia a lo largo de la noche. Queríamos ver que canciones teníamos y a qué momento de la noche correspondían (el comienzo, el baile, el beso… etc) y a partir de ahí completar canciones.

P: Quiero que me vendáis este nuevo disco para que la gente mañana después de ver esta entrevista nuestros espectadores abran Spotify y lo escuchen, o vaya a comprarlo, y si aún no os conocen descubran a Arde Bogotá.

José Ángel: Este disco te gustará si te gusta vivir y compartir tus experiencias independientemente de la generación a la que pertenezcas. Si te gusta bailar, pelearte, llorar con rabia o cualquiera de estos sentimientos completan al ser humano y se pueden encontrar de principio a fin en nuestra música.

P: Quiero hablar de algo que me hace mucha ilusión. Sois artistas que comenzaron su carrera tocando en pequeñas salas de conciertos, pubs o cafeterías. Sin embargo, después de años de trabajo tocáis en salas como La Riviera (Madrid) con aforos muy grandes. ¿Cómo se vive el calor del público cuando das este cambio?

Antonio: Es muy especial. Ahí hay un factor importantísimo en el hecho de actuar en espacios donde hay mucha gente y cual es la respuesta del público. Donde se puede medir de verdad el éxito de un proyecto o la repercusión que está teniendo es cómo responda la gente que te venga a ver. La respuesta en sitios grandes está siendo magnífica, pero también en espacios pequeños donde la respuesta es muy buena se siente una cosa maravillosa para alguien que ha tocado en sitios muy chiquititos y con muy poca gente. Ir a un lugar donde la gente cante las canciones y se entregue a ellas, significa que lo que estás haciendo avanza y es lo más importante.

P: La semana pasada habéis estado en el FIB (Catellón). ¿Cómo os sentisteis al llegar allí y ver que a las seis de la tarde teníais al público esperando con ese calor y recibiendo su cariño?

Daniel: Es el primer año que tocamos en festivales y tenemos horas muy tempranas. Nosotros hacemos apuestas sobre las personas que van a ir y a veces se nos va de las manos y tenemos muchísimo público. (José Ángel afirma que Daniel es el más pesimista con las cifras, entre risas). A la gente que le gustamos, les da igual la hora, vienen, saltan y lo dan todo con nosotros.

Antonio: El concierto que dimos hace unos días en León es un ejemplo donde la clave es la respuesta del público. Donde se entregan de una forma que no te esperas. No haber estado en León en mi vida y que haya 300 personas que quieran cantar contigo.

P: ¿Alguna vez en algún concierto os ha pasado algo extraño digno de contar como anécdota?

Antonio, David y Jóse Ángel: En todos, hay muchos conciertos con problemas técnicos que hacen las cosas difíciles. Por ejemplo, en León se rompieron dos micrófonos. En Puerto de Lumbreras comenzamos a tocar y alguien de la organización se había dejado puesta en los in ears la música de ambiente. Fuera estaba sonando nuestra música, pero nosotros estábamos cantando escuchando a Shakira. Nadie se dio cuenta y nosotros tocando ‘Cariño’ escuchando a David Bisbal (entre risas).

David: Lo pasamos muy mal. Creo que se solucionó como en el cuarto o quinto tema. Hasta entonces nosotros teníamos otra canción mientras tocábamos. Estás incómodo y tienes que disimularlo porque a la gente al final le da igual lo que te esté pasando, ellos han venido a ver una canción y tienes que tocarla. Era flipante que la gente no se enteró de lo que sucedía.

P: Vuestro último lanzamiento ha sido ‘Sin vergüenza’, una colaboración junto a mi querido Dani Fernández. ¿Cómo ha sido trabajar con Dani (bajo mi punto de vista una bestia escénica), y que ha significado este single para vosotros?

José Ángel: Ya pudimos comprobar lo bestia escénica que es en otro concierto y luego nosotros le invitamos a tocar en un concierto nuestro en Cartagena. Poquito a poco se va haciendo una amistad más grande y componer con él es otra historia. Dani tiene muchas ideas y energía, es super proactivo. A la hora de grabar el single en el estudio es super echado para adelante y sugiere cosas todo el rato. Eso mola. Parece que Dani viene del mainstream pero esa etiqueta no le acaba de pegar, es muy artista y es un tío 360.

David: Se volcó mucho con nosotros. Ha habido muchas quedadas para hacer este tema. (solo con la guitarra, con toda la banda, en el estudio, etc). Hemos pasado por muchas fases y nunca nos hemos rendido haciendo el tema. Llevamos hablando esto desde hace dos años para hacer un tema juntos. La perseverancia y la constancia de Dani es muy característico.

P: ¿Sois aventureros chicos? Os quiero hacer, como fan del concurso, una pregunta con total seriedad y también con total deseo. ¿Se os ha pasado por la cabeza participar en Benidorm Fest?

Antonio: La aventura de ir a Benidorm estaría bien. Yo tengo una opinión muy firme. Estando tan reciente la victoria de Maneskin, que no deja de ser una banda rock de la que cogemos inspiración, no le vendría bien a España llevar una banda rock a Eurovisión. Habría que esperar cinco años por lo menos. Es el momento para que brillen otras propuestas distintas de bandas de rock.

P: Ojalá de aquí en adelante podamos ver alguna representación rock en el festival y ojalá algún año yo allí desde Benidorm, os vea y os digo ‘Estamos aquí’.

Antonio: Sería buena señal.

RECUERDA QUE PUEDES VER LA ENTREVISTA COMPLETA EN VÍDEO AQUÍ:

X