Música

Morat ofrece un concierto en Madrid lleno de energía y luz

El Morat World Tour hizo parada ayer en el Wizink Center de Madrid. Los artistas han interpretado algunos de sus mayores éxitos delante de más de 17000 personas en el primero de sus dos conciertos de la gira en la capital.

El concierto forma parte de un tour de 31 fechas que recorrerá sitios de España, resto de Europa y América en la cuál llevan ya varias fechas sold out, entre ellas el concierto de ayer.

La setlist del concierto tuvo espacio para los mayores éxitos del grupo además de para sus temas más recientes brindando la oportunidad para que disfrutaran de su música fans y acompañantes.

El concierto dio comienzo con un show de luces y visuales que acompañaba a la música. Todo estaba muy bien pensado para resaltar a los miembros de la banda. Tuvo momentos de pirotecnia y serpentinas muy bien usadas para dar golpes de efecto.

Tras un primer saludo dónde hicieron un alegato a la música en directo y a los discos físicos, continuaron con un cambio de iluminación pasando del blanco y negro al color para dar paso a la interpretación de “Aprender a Quererte”.

Tras varias canciones jugando con diversas tonalidades e involucrando al público de diversas formas, llegó el turno de uno de los mayores éxitos de la banda. La arena se vino abajo con “Mi Nuevo Vicio” acompañados por un gran despliegue visual y pirotécnico.

Después se lanzaron a cantar una canción de su próximo disco para alegría de los asistentes. Una canción que habla sobre los amigos en común, “Si La Ves”. Una bonita interpretación a piano con sonido de lluvia de fondo que capturó la atención de los móviles de los asistentes. En el medio de la canción, de repente, cortaron la música y nos contaron la historia de la canción. Trata sobre el egoísmo de las personas cuando buscan información sobre la expareja al amigo en común de ambos, el proceso de olvidar a una persona y cómo no se habla de que es muy importante ser un buen exnovio. Y de repente, nos sorprendieron subiendo al escenario B, pequeña plataforma situada al final de la pista pegada a la grada.

Image

En este escenario B continuaron la interpretación con otra sorpresa. Acompañando a la banda, Inés Manzano, ganadora de la tercera edición de La Voz, cantó con el grupo. La artista se mostró muy emocionada y se fundió en un cálido abrazo con Juan Pablo. Finalmente Inés finalizó su actuación con el Wizink coreando su nombre.

Para continuar con el concierto, el grupo volvió al escenario principal y tocó, entre otras, su nueva canción “506”. El tema es una colaboración con Juanes que recuerda al primer amor de verano.

Finalmente, concluyendo las dos horas de concierto, hicieron un bloque final con sus mayores éxitos. D e este modo, pusieron el broche a un concierto lleno de energía y espectáculo, no sólo musical sino también de luz y efectos.