Festivales nacionales Los40

Los40 Summer Live nos deja una noche cargada de música, baile y emociones en Simancas

Anoche el equipo de Los 40 Summer Live hizo parada en Simancas, un pueblo situado en la localidad de Valladolid para ofrecer un cartel repleto de artistas conocidos a nivel nacional en una calurosa noche de ensueño veraniego.

La gira de Los40 ha realizado su primera parada en tierras castellano-leonesas dentro de un tour que cuenta con un total de 21 paradas a lo largo del territorio peninsular. El concierto tuvo lugar en las Instalaciones Deportivas Los Pinos, a las afueras de la localización vallisoletana. El recinto tiene una capacidad de 10 000 personas y según informaciones recibidas por nuestro equipo, se estimó un aforo del 75%.

El evento contó con una triste noticia de apertura, la baja de Miki Núñez, uno de los cabeza del cartel. El cantante catalán tuvo que cancelar du cita debido a una afonía temporal, pero nos mandó un emotivo saludo. Esperamos verle muy pronto en nuevos conciertos.

Aquí puedes ver un vídeo resumen con todas las actuaciones de la noche:

DEPOL Y SAMURAÏ COMO ARTISTAS EMERGENTES

El cartel de Los 40 Summer Live contó tanto con artistas consagrados, como con artistas emergentes y revelación. Depol fue el encargado de inaugurar los conciertos durante la jornada de tarde, irradiando sonrisas e ilusión a un público que desde el primer momento conectó con el escenario y mostró su apoyo a artistas que suponen una nueva generación y un nuevo impacto en la sociedad más juvenil del pop español. El cantautor interpretó temas como ‘Roma no es amor’ o ‘Quién Diría’. Sus canciones tratan sobre el amor y los sentimientos del hombre, y por ello conectan y empatizan con su audiencia.

Otra de las artistas emergentes del cartel de Los40 Summer Live ha sido Samuraï. Energética, transparente y entregada al público, la joven promesa del indie y pop alternativo realizó una intervención interpretando tres temas. Canciones como ‘Tirando Balas’ o ‘Sin Frenos’ consiguieron conectar con un público que entre actuaciones y entre bambalinas mostraba su contento por haber descubierto a una artista que consiguió conquistarles y conquistarnos el corazón.

BELÉN AGUILERA, ACLAMADA EN LA PRIMERA TANDA DE CONCIERTOS

Sin duda alguna, la promesa del pop, Belén Aguilera, fue la artista más coreada y aclamada de la primera tanda de conciertos en Simancas. Ceñida en un jersey de lana y unos coloridos pantalones, la cantante dejó al público boquiabierto coreando su gran éxito ‘La Tirita’ (colaboración junto a Lola Índigo). Además, cantó ‘Camaleón’, uno de sus grandes hits contenidos en su último álbum ‘Superpop’.

Cada vez es más frecuente escuchar a la artista encabezando la lista de reproducciones españolas, y es por ello que el público se quedó con ganas de más durante su intervención en la gira de Los 40. ‘Antagonista’ o ‘Inteligencia Emocional’ fueron dos de las canciones que el público hubiese deseado escuchar anoche, pero que podrá disfrutar en cualquiera de su larga lista de conciertos comprendidos entre septiembre de 2022 y enero de 2023.

LÉRICA, NATALIA LACUNZA Y LEO RIZZI, VARIEDAD MUSICAL EN ESTADO PURO

Todo el evento estuvo marcado por la gran variedad musical de los conciertos que le conformaban. Lérica puso la vena flamenca y dicharachera cantando temas como ‘Flamenkito’, con los que el público alzo los brazos, palmeó y bajó hasta el suelo perreando todas y cada una de las canciones del dúo gaditano.

La riojana Natalia Lacunza fue una de las grandes sensaciones de la noche. Haciendo un guiño al amor y también al desamor y a las exparejas tóxicas, cantó tres de las canciones que componen su último álbum: ‘Muchas Cosas’, ‘Todo Lamento’ y ‘Cuestión de suerte’. Con una sonrisa, mucha actitud y unas coreografías cargadas de energía, Natalia consiguió poner en pie a todo el público asistente y dejar afónico a más de un grupo de fans que asistió al concierto con el objetivo de asistir a su concierto.

Si hiciésemos un sondeo a pie de pista preguntando cual fue el momento más mágico de la noche, estoy convencido de que mínimo tres de cada diez asistentes nos nombraría a Leo Rizzi. Su envolvente voz, la emotividad de sus canciones y la transparencia de sus interpretaciones consiguieron que más de 7 000 personas alzasen sus linternas para llorar con baladas como ‘Sanaló’ o cantar junto al artista a capella su conocido ‘Amapolas’. No me extrañaría en absoluto ver al artista balear en Benidorm Fest 2023.

WALLS, NIL MOLINER Y DANI FERNÁNDEZ, CABEZAS DE CARTEL EN SIMANCAS

El público enfervoreció con los tres últimos conciertos de la noche. Tal es así que la frecuencia y la intervención del DJ Dani Álvarez pasó de ser esporádica a aparecer entre medias de cada uno de estos artistas para seguir calentando motores de cara al próximo invitado.

Walls ofreció posiblemente el concierto más dinámico de todos. Camiseta de tirantes, pantalón vaquero y mullet como peinado definieron el outfit de uno de los cantantes más populares del cartel de anoche. El rapero ya suma más de 372K de seguidores en Instagram y supera las 800 000 reproducciones mensuales en Spotify. Canciones como ‘Malos Hábitos’ o ‘Los Niños del parque’ pusieron banda sonora a un concierto cargado de euforia, agradecimientos, entrega al público y carisma.

Nil Moliner ofreció una de las sorpresas más delicadas de la noche. Guitarra en mano y con el corazón en la piel interpretó dos de sus grandes éxitos en acústico, y un tercer tema aclamado tras un intenso bis exigido y coreado por todo el recinto. Fue muy bello visualizar y participar de temas como ‘Soldadito de hierro’ o ‘Libertad’ donde miles de teléfonos móviles se alzaron al vuelo con sus linternas encendidas.

El encargado de cerrar los conciertos fue Dani Fernández. El cantante manchego consiguió concluir por todo lo alto la idílica noche de verano. Con su guitarra y su dinamismo escénico consiguió no solo emocionarme a mí, sino que todo el público cantara a pleno pulmón y saltara durante sus tres canciones propias y el bis que los espectadores le pedimos. Escuchar ‘Dile a los demás’ en directo fue para mí un sueño hecho realidad, que pude culminar escuchando y bailando ‘Clima tropical’ y ‘Bailemos’.

UN FIN DE FIESTA AGRIDULCE PARA UNA VELADA CASI PERFECTA

El fin de fiesta fue tan corto como efímero, puesto que duró escasos veinte minutos desde la clausura del último concierto hasta que nos obligaron a desalojar las instalaciones. Media hora corta de discoteca donde bailamos temazos como ‘Despechá’ o ‘Quédate’, pero que supieron a poco para un público que esperaba una agradable noche de fiesta y desenfreno tras el sofoco de un agosto caluroso y la promesa de una noche cargada de baile y euforia (en plena semana cultural del pueblo) que no llegó a superar las doce y media de la madrugada.

Festivales nacionales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

X