Audiencias

El festival de Sanremo cierra su edición cosechando audiencias históricas y grandes éxitos musicales

El Festival de Sanremo concluyó anoche su septuagésima edición. La RAI ha celebrado un año más la diversidad musical a través de la cultura italiana dando lugar a una nueva promoción de estrellas de la música italiana. El ganador tendrá la oportunidad de representar a Italia en el festival de Eurovisión si así lo desea.

Esta edición ha contado con un enfoque más actualizado y variado en cuanto a la variabilidad de estilos musicales, viajando desde la balada clásica italiana hasta los ritmos latinos del reggaeton, los sonidos urbanos del rap o diversas influencias electrónicas.

El festival ha sido presentado por  Amadeus  desde el teatro Ariston, uno de los lugares más prestigiosos de la música y la cultura italiana.

LOS FINALISTAS

El encargado de abrir la gala final ha sido Michele Zarrillo, el cual presentó su energética canción titulada “Nell’estasi O Nel Fango“ al festival de Sanremo. Michele demuestra que no importa la edad para presentar una propuesta energética y bailable.

Elodie con su canción “Andromeda” fue la segunda finalista en actuar, la patría como la gran favorita de las casas de apuestas para alzarse con la victoria en Sanremo. A pesar de ello, no ha conseguido ser la favorita en ninguna de las galas previas a la final. Su canción está compuesta por Mahmood, anterior ganador del festival apostando por una propuesta Urban-Dance que puso en pie a todo el público del Ariston y a la audiencia con sus ritmos y musicalidad. Elodie es una artista con gran carisma cuyo sueño siempre ha sido acudir al festival de Eurovisión.

Enrico Nigiotti presentó “Baciami adesso“ al festival de Sanremo, una propuesta de sentimientos encontrados. Por una parte dota de un instrumental tranquilo y relajado en las estrofas, mientras que explota durante el estribillo mediante un instrumental de guitarra eléctrica.

Irene Grandi presentaba una de las canciones con mayor esencia italiana titulada “Finalmente io“. La canción recuerda a aquella Italia que apostaba por canciones energéticas y dejaba atrás la melancolía de la balada. Irene tiene gran carisma y dinamismo sobre el escenario ya que continuamente se está moviendo y transmitiendo el mensaje y la fuerza de su canción a través del movimiento. Quizás su punto débil haya sido algún problema de afinación debido a su constante movilidad.

Alberto Urso con su balada “Il sole a est” apuestó por una canción tradicional y marcada por el tempo del estilo italiano. El gran punto destacado de Alberto es su prodigiosa voz capaz de alcanzar notas en género operístico. Quizás el público se espera una canción más lírica por su parte y por eso no ha destacado de la manera más exponencial.

Diodato participó en el festival de Sanremo con la balada “Fai rumore”, una de las propuestas más fuertes y emotivas de la presente edición. Diodato es un artista con grandes capacidades vocales que llena el escenario con su esencia y su expresividad. La candidatura dota de una puesta en escena sencilla pero eficaz, cargada de sentimientos donde el protagonista es la canción en su estado fundamental. La canción ha conseguido cosechar buenos resultados en cada una de las seratas previas a la final y tenía oportunidades de proclamarse como uno de los candidatos a la super-final del festival.

Marco Masini presentaba la balada titulada “Il confronto”. Una propuesta interpretada junto al piano cuya protagonista es la voz nasal del cantante, siendo fiel al estilo de la balada italiana por excelencia.

Piero Pelù y su canción “Gigante“ se postularon como uno de los claros candidatos a la victoria debido a que ha sido una de las propuestas mejor valoradas por el jurado, la orquesta y la prensa del festival. A pesar de ello no parecía contar con el apoyo popular como ganador del festival. Su candidatura es una propuesta pop-rock que sigue la formula radiofónica. Piero tiene gran energía sobre el escenario y muchos años de experiencia entre bambalinas.

Levante apuestaba por una de las canciones más urbanas y juveniles titulada “Tiki Bom Bom”. El tema cuenta con una evolución instrumental durante las estrofas hasta culminar en un estribillo potente y fácil de recordar. Su voz peculiar es sin duda su mayor fuerte junto al gran carisma de la artista. Además tiene un gran poder de convicción con las miradas y los gestos, ya que consigue transmitir todas las emociones y la fuerza que derrocha su canción. A pesar de todo, no obtuvo todo el apoyo que se esperaba durante la semana del festival, obteniendo un resultado flojo.

Achille Lauro ha demostrado ser el concursante más vanguardista y atrevido de la edición con su canción “Me ne frego”. En cada espectáculo ha defendido su canción de una manera diferente entre destapes, plumas y outfits inusuales y extravagantes. Además de defender la diversidad, ha dado la oportunidad a una mujer de poder ser directora de orquesta, algo poco habitual en el festival que de debería normalizar. Su punto más débil puede llegar a ser la afinación, la cual es irregular y penalizada por el panel de jurados y expertos.

Pinguini tattici nucleari interpretaron la canción “Ringo Starr”, una de las grandes favoritas para alzarse con el triunfo en el festival de Sanremo 2020. La canción irradia energía desde el mismo inicio con un instrumental de trompetas, evolucionando durante las estrofas y llegando a su mayor éxtasis en el estribillo. La interpretación es extrovertida y cargada de desparpajo y color, donde todos los integrantes del grupo muestran ilusión e interactuan tanto con el director de orquesta, como con el público del teatro Ariston. La canción podría llegar a ser un fenómeno de masas entre el público independientemente de la edad o el género.

Junior Cally fue uno de los artistas que presentaron una candidatura más arriesgada y diferente al corte habitual del Sanremo. Su canción “No grazie” no fue muy bien valorada por el equipo de la Rai, pero puede adaptarse muy bien a la visión desenfadada y a la crítica social que triunfa entre los sectores más juveniles del sur de Europa.

Tosca se presentó al festival de Sanremo con la canción “Ho Amato Tutto”, una de las baladas más melancólicas del año. La balada dota de gran emoción acompañada solamente por la orquesta y el protagonista instrumental, el piano. La candidatura recuerdaba en cuanto a estilo a grandes baladas de la historia italiana como ‘Rapsodia’, debido a su lenta evolución y a su voz con tendencia rasgada en una mujer. Tosca interpretó su candidatura con gran emoción en la mirada y con gran expresividad en la gesticulación anclada al pie de micrófono. Una escenografía con gran esencia italiana.

Le Vibrazioni se posicionó desde el primer momento como uno de los grandes favoritos para ganar el festival de Sanremo con la canción “Dov’è”. El grupo presentaba una balada italiana llevada a la actualidad, donde el mensaje es tan el verdadero protagonista y se llegaba a incorporar un traductor que interpretaba la canción en lenguaje de signos en la puesta en escena y siempre en un plano por detrás del propio artista. El estribillo es fácil de recordar y es fiel al gusto general del público italiano.

Raphael Gualazzi ha protagonizado otra de las sorpresas de la edición, dado a que su “Carioca” no corresponde al género musical habitual del artista. La canción no ha conseguido causar gran sensación en el festival, obteniendo puntuaciones intermedias a lo largo de las galas del concurso. Esto puede deberse a que es una canción demasiado energética y latina que desencaja al ser interpretada junto al piano, combinando la energía de la orquesta con la estaticidad del propio artista el cual carece de esta gran energía que precisa la canción. Durante la puesta en escena podemos ver a una pareja de niños desempeñando una gran coreografía de baile.

Francesco Gabbani protagonizó una de las mayores diásporas de la edición con su canción “Viceversa“. El artista se posicionó como uno de los favoritos con una balada cargada de emoción y sentimientos interpretada junto al piano en sus inicios y entre la orquesta en sus finales. Sin duda alguna era una candidatura sorpresiva dado que difería de todas sus anteriores candidaturas en cuanto a género musical y arriesgo, postulándose como un artista polifacético e innovador. La canción llevaba la esencia Gabbani en cada silbido que interpretan los coristas. El público ha bailado y aplaudido la actuación en todo momento. Francesco fue capaz de afrontar un gran reto, dado que hace tan solo tres años ganó el festival con la canción “Occidentali’s Karma“, una de las ganadoras más aclamadas y recordadas del festival de Sanremo la cual ha conseguido el record de visitas y reproducciones de la historia del festival.

Rita Pavone a los 74 años de edad se desafió presentando una de las canciones más potentes y energéticas de la edición titulada “Niente (Resilienza 74)”. Pavone tiene una carrera consagrada y llena de éxitos pero demuestra que la edad no es inconveniente para seguir cosechando logros y que la música es un pilar fundamental de la vida independientemente de la edad. Rita es una de las artistas con mayor presencia escénica y garra sobre el escenario del festival de Sanremo.

Anastasio fue otra de las grandes diásporas de la presente edición del festival, dado que se postulaba como uno de los artistas con más arraigo entre la juventud, pero sin embargo ha pasado desapercibido entre el jurado y el público conservador de las seratas previas. Su canción “Rosso di rabbia” era una propuesta rock con influencias rap cargada de energía y carisma sobre el escenario, donde el mensaje es el principal y único protagonista. El artista apareció solo sobre el escenario y envuelto en una explosión de luces y LED de colores rojos cargados de fuerza.

Riki cantó “Lo sappiamo entrambi”, otra de las baladas con mayor corte italiano de la edición. Considerada una de las candidaturas más robadas por el jurado del festival siendo una de las favoritas entre el público español. La canción evoluciona lentamente en un clima tranquilo y soñador de tonalidades azules. Todo un gentelman italiano que quizás peca de inocencia debida a su corta experiencia sobre el escenario del festival y las cámaras.

Giordana Angi presentó “Come mia madre“, una de las propuestas que más emoción congisuió causar en la presente edición de Sanremo. La balada comienza con una estrofa narrada como una historia dedicada a las madres del mundo, en particular a la suya. Tras romper el estribillo pudimos disfrutar de una balada clásica al estilo italiano rodeada por luces en tonalidades cálidas que incrementan la emotividad del espectador. No sería la primera vez que Italia dedica su candidatura de Eurovisión a las madres, dado que en 2016 Fiamma Boccia interpretó la canción ‘Cara Mamma‘ en Eurovisión Junior obteniendo la tercera posición.

Paolo Jannacci se emocionó mientras defendía su canción “Voglio parlarti adesso”. Se trata de una balada clásica del Sanremo italiano arropada por la emoción de la orquesta en directo y cantada con traje y pajarita, al más puro estilo italiano. A pesar de ser una canción tradicional, no ha conseguido impresionar al jurado ni al tele-voto, pero se ha llevado el reconocimiento y la emoción de los espectadores.

Elettra Lamborghini puso el ritmo latino en Sanremo con la canción “Musica (E il resto scompare)”, la cual contará con una versión en castellano en la reedición de su primer disco. La artista se atrevió a hacer tweerk delante de 10 millones de espectadores en la interpretación de su tema menos arriesgado a nivel escénico a pesar de mantener la seriedad que el festival de Sanremo impone. Elettra no fue bien valorada entre los profesionales del festival, pero cuenta con una de las propuestas con mayor número de streams y visualizaciones en plataformas digitales.

Rancore fue el encargado de cerrar la final con una de las candidaturas más arriesgadas y vanguardistas de este festival de Sanremo. Su canción “Eden“ comienza con un rap como estrofa que al llegar al estribillo estalla en un crescendo y presenta una gran evolución instrumental. El estribillo es pegadizo y dota de gran fuerza, podría desempeñar un buen papel en el festival de Eurovisión. La candidatura ha causado gran sensación entre el público del festival, pero un notable rechazo entre el jurado. Rancore finaliza su actuación fingiendo un desplome sobre el suelo a causa de la gran energía gastada, todo un final épico.

DESCALIFICACIÓN

Bugo e Morgan fueron descalificados en la cuarta y penúltima serata del festival de Sanremo debido al abandono repentino de uno de sus integrantes. Bugo decidió abandonar el escenario de Sanremo debido a que Morgan decidió cambiar la letra para criticar el sistema del festival al haber obtenido la última posición en la gala anterior. Tras incumplir las reglas del concurso por no actuar, fueron descalificados y abucheados por el público. Ambos formaban el único dueto vocal de la edición con su canción “Sincero”, la cual fue la peor valorada por el jurado de la primera, segunda y tercera serata.

RESULTADOS

Finalmente Diodato, Francesco Gabbani y I Pinguini Tattici Nucleari lograron ser las tres propuestas más votadas por el computo del jurado, la orquesta, la prensa y el tele-voto, dando lugar a una nueva votación de super-finalistas donde el grupo obtuvo la medalla de bronce, Francesco la de plata y Diodato el prestigioso triunfo en el festival de Sanremo 2020.

Además tuvieron lugar la entrega de cinco premios especiales del festival.

AUDIENCIAS

El festival de Sanremo cierra un año más como lider absoluto e indiscutible de la semana cosechando datos envidiables y asombrosos. Estas fueron sus audiencias a lo largo de la semana:

  • Prima Serata: 10,000,000 espectadores y 52,2% de share. Minuto de oro alcanzado a las 00:27 con el 59,6% de share durante la actuación de Emma Marrone.
  • Segunda serata: 9,700,000 espectadores y 53,3% de cuota de pantalla. Minuto de oro alcanzado a las 23:53 con la actuación de I Ricchi E Poveri y un 62,3% de share y casi 13 millones de espectadores.
  • Tercera serata: 9,800,000 espectadores y 54,5% de cuota de pantalla. minuto de oro con el 60,9% de share.
  • Cuarta serata: 15,200,000 espectadores y 54,2% de cuota de pantalla. Minuto de oro alcanzado a las 23:49 con el 61,8% de share.
  • Gala final: 11,400,000 espermatorreas y un 60,6% de cuota de pantalla.
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top
X